Compartir
Publicidad

Los riesgos de usar apps obsoletas y cómo Android Q quiere solucionar el problema

Los riesgos de usar apps obsoletas y cómo Android Q quiere solucionar el problema
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque la mayoría de desarrolladores se esmeran en tener sus apps al día, no todas las apps que se pueden encontrar en Google Play están actualizadas. De acuerdo a un estudio de Appthority, el 5% de las apps que hay en la tienda de apps de Android han sido abandonadas y están obsoletas. Puede parecer poco, pero estamos hablando de unas 142.000 aplicaciones.

Google, de cara a mejorar la seguridad de sus dispositivos, parece querer tomar cartas en el asunto con su próxima versión de Android. Cuando todavía estamos con algo de resaca del lanzamiento de Android 9 Pie, se ha descubierto una nueva función en Android Q que pretende ayudar al usuario a ser consciente de que está usando una app antigua.

Android Q avisará a los usuarios de que están usando una app antigua

El pasado mes de diciembre, Google cambió su política de publicación de apps para obligar a los desarrolladores a compilar sus aplicaciones con las APIs de Android 8.0 Oreo, es decir, la versión 26 o superior. Eso garantiza, en cierto modo, que las apps funcionen correctamente en todos los dispositivos posibles. Si bien este cambio de política se anunció en diciembre del año pasado, no ha sido hasta el 1 de agosto que ha empezado a ser efectiva.

Android Pie Target Sdk Warning

El siguiente paso natural es avisar al usuario de que una app está obsoleta. De esa forma, tal y como han descubierto los chicos de XDA, Android Q lanzará una notificación cada vez que el usuario abra una aplicación que apunte a Android Lollipop (API 23). En dicha notificación puede leerse "Esta app fue desarrollada para una versión de Android antigua y puede no funcionar correctamente. Comprueba si hay una actualización o contacta al desarrollador".

El aviso, aparentemente, no evitaría que el usuario pueda seguir usando la app

El aviso, aparentemente, no evitaría que el usuario pueda seguir usando la app. Bastaría con pulsar OK para cerrar la ventana e iniciar la aplicación. Puede que, en un primer momento, esta medida no suponga un cambio radical, pero a largo plazo, cuando el usuario se haya cansado de ver el aviso cada vez que abra una app obsoleta, sí ayude a que este opte por buscar alguna alternativa.

Los riesgos de usar apps obsoletas

 Apps obsoletas Esta aplicación, por ejemplo, lleva sin recibir una actualización desde 2012.

Cuando las aplicaciones reciben una actualización con el clásico changelog "Minor bug fixes" (correcciones de fallos menores) es porque, de verdad, han arreglado fallos y bugs. Estos pueden ser explotados por terceros para inyectar malware en el terminal, mostrar anuncios o recabar información personal.

Además, si una aplicación muy popular es abandonada por su desarrollador, nada impide que alguien publique una aplicación falsa usando su imagen para intentar infectar una buena cantidad de dispositivos. Es verdad que Google Play analiza todas las apps en busca de vulnerabilidades, pero no es un sistema perfecto ni el único lugar desde el que instalar apps.

Actualiza las aplicaciones de tu móvil siempre que puedas. No solo se añaden funciones y mejoras en la estabilidad, sino que arreglan agujeros de seguridad que podrían jugarte una mala pasada. Para comprobar si una app apunta a las últimas APIs de Android puedes usar AppChecker. La puedes descargar gratis desde Google Play.

En Xataka Android | Google quiere parches de seguridad mensuales, pero se conforma con que sean trimestrales

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio