Google, tú ganas: voy a acabar pagando por Google Fotos porque no encuentro nada mejor

Google, tú ganas: voy a acabar pagando por Google Fotos porque no encuentro nada mejor
36 comentarios

La cuenta atrás se va agotando. Queda un mes exacto para que Google Fotos pase de ofrecer almacenamiento ilimitado gratis a ser un servicio de pago y yo no sé qué hacer con mi vida. Literalmente. En el momento de escribir estas líneas tengo 138.587 fotos y vídeos almacenados. La primera data de diciembre del año 2000, 20 años de recuerdos, que se dice pronto. Pero si os digo la verdad, tengo tantas fotos como pereza me da moverlas a otro servicio, y no hablemos de comprar un NAS y montarme mi propia nube.

Google nos la jugó cuando anunció que Google Fotos iba a ser de pago y quienes, como yo, hemos almacenado toda nuestra vida en su servicio nos enfrentamos a la encrucijada: ¿pagamos o buscamos alternativas? Llevo meses pensando cuál será el destino de mis fotos a partir del 1 de junio y conforme se acerca la fecha lo veo más claro: voy a acabar pagando.

Google, esto no se hace

No creo que a nadie le parezca bien que Google Fotos pase a ser de pago. Lo que ha hecho Google es prometer un servicio de por vida, dejar que lo llenemos con nuestros recuerdos para después quitárnoslo. Un golpe bajo en toda regla.

Por lo visto, no tenían del todo previsto que la gente fuera a usar en masa un servicio gratuito, ilimitado y que además viene preinstalado en todos los móviles Android. No se podía saber.

En su comunicado, aseguraban que se suben 28.000 millones de fotos y vídeos a la semana y que "con el fin de dar la bienvenida a más recuerdos y construir Google Fotos para el futuro, estamos cambiando nuestra política de almacenamiento ilimitado de alta calidad". Por lo visto, no tenían del todo previsto que la gente fuera a usar en masa un servicio gratuito, ilimitado y que además viene preinstalado en todos los móviles Android. No se podía saber.

Podemos lamentarnos todo lo que queramos (yo lo he hecho y lo sigo haciendo), pero la realidad es que en un mes Google cierra el grifo y eso ni yo ni nadie lo va a cambiar. ¿Y ahora qué?

Valorando opciones: todo mal

Como decía al principio, desde aquel fatídico anuncio llevo dándole vueltas a qué voy a hacer a partir del día 1 de junio. Una cosa tengo clara y es que no voy a guardar las fotos que tengo subidas en discos físicos. Recuerdo con horror las interminables listas carpetas y subcarpetas en las que era imposible encontrar nada. No quiero ni saber las horas que me habré pasado organizando fotos. Ahora lo que quiero es olvidarme de todo eso y que lo hagan por mí, algo que con Google Fotos había conseguido.

La única alternativa de almacenamiento ilimitado y gratuito la da Amazon. El problema es que solamente funciona con fotos, con vídeos sólo hasta 5 GB, y yo grabo bastantes vídeos. Lo de los vídeos no me preocupa tanto como que ni el buscador y ni app no son tan potentes como los que tenemos en Google. No es (sólo) una cuestión de dinero, es una cuestión de funcionalidades y con Amazon estaría dando un paso atrás.

Meme google fotos

Montarme un almacenamiento en red es una de las alternativas que más me seduce (o mejor dicho, me seducía). Sí, son discos físicos, pero hay fabricantes como Synology que ofrecen su propio software de organización de imágenes con etiquetado de caras y mucho más, por lo que esta idea empezó a cobrar cierto protagonismo en mi mente. Problema: no es barato. El modelo que más me han recomendado es el Synology DS220+ y cuesta 362 euros a los que hay que sumarle lo que cuestan los discos duros. Por ejemplo este Seagate de 4 TB sube a 175 euros y tendría que comprar dos. El total se va a más de 700 euros. Que sí, ya sé que acabaría amortizándolos, pero siguen siendo 700 euros para evitar pagar una cantidad mucho menor si decido quedarme en Google.

Luego está el tema de descargar todas las fotos y vídeos y subirlos al NAS. Aquí tengo que hacer una aclaración, y es que aunque tengo todo subido a Google Fotos, también conservo los originales de muchas de mis fotos en discos físicos (sí, esos a los que tanta manía les tengo). En los discos tengo fotos tiradas con réflex, la mayoría en RAW, de viajes y proyectos fotográficos que quiero tener en original. Cuento esto porque el proceso no sería tan sencillo como descargar de aquí y subir allí, sino que tendría que combinarlo todo. Podéis llamarme vaga y desastre y seguramente tendréis razón, pero de verdad que se me ocurren pocas cosas que me den más pereza que ésta. No sé cuánto pesa todo el contenido que tengo en Google Fotos, pero en los discos tengo cerca de 800 GB. No iba a ser un proceso rápido.

Irme a otro servicio como OneDrive o Dropbox ni me lo planteo. Perdería el potencial de Google Fotos y seguiría pagando. Si me voy a quedar en la nube, para eso me quedo en la de Google. Y aquí llegamos al punto en el que la idea de pagar empieza a sonar bien.

¿Y si me quedo?

Actualmente tengo contratado el plan de 200GB de Google One por 29,99 euros al año, pero claramente esto se me quedaría corto (de hecho, ya lo tengo al 82% de capacidad). La mejor opción sería contratar el plan de 2 TB, con la cual pasaría a pagar 99,99 euros al año. Esto son 8,33 euros al mes, más o menos el triple de lo que estoy pagando actualmente, pero no son 700 euros. Estaría bien que Google ofreciera algún plan intermedio, pero no lo hay; o 200 GB o 2 TB, punto.

Google Fotos

Si me pongo a pensar en el largo plazo hay un problema y es que esos 2 TB no son infinitos. Si sigo almacenando fotos (algo que obviamente lo voy a hacer), puede que un día necesite 10 TB y eso ya se va a 50 euros al mes. ¿Cuánto tardará en llenarse? Se supone que en con esta herramienta lo puedes saber, pero en mi caso Google dice que no lo puede calcular.

Google almacenamiento fotos
Ninguna solución es ideal. Lo ideal sería que Google cumpliera con lo que prometió en 2015 cuando lanzó el servicio, pero eso no va a pasar así que aquí estoy, sin saber qué hacer.

Ninguna solución es ideal. Lo ideal sería que Google cumpliera con lo que prometió en 2015 cuando lanzó el servicio, pero eso no va a pasar así que aquí estoy, sin saber qué hacer. Lo que sí sé es que cada vez que entro en Google Fotos a buscar algo y lo encuentro a la primera siento una punzada en el corazón. El servicio funciona tan exageradamente bien y me he acostumbrado tanto a él, que cambiar, sea a donde sea, se me hace una montaña.

La respuesta que se merece una jugada como esta es que todos nos vayamos y Google Fotos acabe siendo el desierto que en su día fue Google+, pero seamos realistas, aunque haya un éxodo de usuarios muchos se van a quedar, y puede que yo sea una de ellas. ¿Qué vais a hacer el 1 de junio?

Temas
Inicio