Publicidad

Cargar varios móviles a varios metros de distancia: así funciona la Mi Air Charge de Xiaomi

Cargar varios móviles a varios metros de distancia: así funciona la Mi Air Charge de Xiaomi
3 comentarios

Siempre que aparece un avance tecnológico en el mercado, la repercusión más importante se suele recoger en su propio terreno pero hay otros que se benefician de su llegada. No queremos decir con esto que el 5G haya sido el responsable de la invención de las ondas milimétricas, pero desde luego sí ha contribuido en gran medida a que se pongan de moda, y en Xiaomi ya han encontrado una forma de sacarle mucho provecho.

Las ondas milimétricas, amén de otros mecanismos internos, se convierten así en la base del nuevo cargador inalámbrico de Xiaomi. Uno que dista mucho de la serie de cargadores Qi que llevamos tiempo viendo llegar al mercado pues con él se acaba la carga por contacto (que no es exactamente así) y llega auténtica carga inalámbrica a distancia. Y cuando decimos "a distancia" nos referimos a varios metros, y varios dispositivos a la vez.

Qué son las ondas milimétricas, la base del 5G

Onda Milimetrica

Hemos dicho que la onda milimétrica se pone de moda con el 5G y es así, pues son dos las tecnologías asociadas con la quinta generación de comunicaciones móviles. La primera es la famosa banda sub-6GHz, presente tanto en el 5G nativo como en el que opera con infraestructura 4G, y la segunda es la onda milimétrica o mmwave, ésta sí exclusiva del equipamiento nativo para el 5G.

De entrada, con la onda milimétrica tenemos ondas electromagnéticas que operan en torno a los 26GHz, una banda actualmente en desuso tanto en el hogar como en multitud de exteriores. Esto la hace ideal para convivir con nuestras redes WiFi debido a que éstas se mueven (por ahora) por debajo de la banda de los 6GHz (WiFi 6E). Así pues, no se producirían interferencias entre nuestra conexión de datos habitual y esta nueva carga inalámbrica empleada por Xiaomi para aportar energía a auténtica distancia.

La onda milimétrica puede transferir una gran cantidad de información debido a su alta frecuencia

La onda milimétrica tiene dos características fundamentales que arrastran dos cualidades clave. La primera es que operan a una frecuencia muy elevada, lo que le confiere una gran capacidad para transmitir información, y la segunda es que tiene una longitud de onda hiper-reducida, algo que le da una capacidad de penetración muy corta y se atenúa muy rápido. Pero dado que opera en frecuencias prácticamente en desuso, se puede usar mucho espectro. Es decir, la onda es débil pero se pueden agrupar multitud de ondas entre sí para compensar, por lo que se salva esta "debilidad" de la onda milimétrica.

Así que como tenemos una gran capacidad para transmitir información y podemos agrupar una gran cantidad de carriles a la autopista para tapar en cierta medida su volatilidad, el 5G la está empleando para elevar todo lo posible la velocidad de transferencia de datos. Y dado que los datos son, en última instancia, convertibles en energía, Xiaomi emplea esta onda milimétrica en su nuevo sistema de carga.

Los 5W de la Mi Air Charge, 144 antenas direccionales

Una vez sabemos qué son las ondas milimétricas, es más fácil comprender por qué Xiaomi las ha elegido para su nuevo sistema de carga. Un sistema que emplea un cargador situado en la pared y que no tiene cables pero tampoco soporte para el teléfono móvil, como sí ocurre con los cargadores Qi. Cuenta Xiaomi que su nueva Mi Air Charge, como ha denominado a su carga inalámbrica, puede alimentar dispositivos a varios metros de distancia. Y además, lógicamente, puede hacerlo con varios a la vez.

Para lograrlo, el cargador inalámbrico Mi Air Charge de Xiaomi emplea un sistema compuesto por nada más y nada menos que 144 antenas que, entre otras cosas, pueden emitir energía en múltiples direcciones debido a su orientación. Así, Xiaomi puede saber dónde están situados los dispositivos en el momento de la carga (culpa del teléfono) y ahorrar energía. La transferencia energética se hace direccional pero variable, por lo que podemos movernos por la habitación y el cargador seguirá enviando ondas al teléfono móvil y no en otras direcciones.

Pero estas ondas no contienen información, son simplemente ondas con una frecuencia muy concreta para ser recogidas por el teléfono móvil. No servirá cualquier teléfono, lógicamente, sino uno que contenga la tecnología Mi Air Charge. Y esta tecnología del lado del teléfono consiste en una antena emisora que en todo momento está informando de la situación del teléfono, además de un grupo de antenas para recibir esta onda milimétrica procedente del cargador.

El móvil indica dónde está y el cargador envía ondas únicamente hacia su dirección gracias a su matriz de antenas direccionales

Así que el móvil dice constamente dónde está gracias a su antena emisora, y el cargador emite ondas en línea recta hacia su dirección, ondas que son recibidas por las antenas receptoras del teléfono. ¿Qué hace entonces el teléfono con dichas ondas? En lugar de convertirlas en información, como se hace habitualmente, las transforma en energía que envía directamente a la batería del teléfono. No olvidemos que las ondas electromagnéticas son, en su defecto, impulsos y Xiaomi reconfigura los emisores y receptores para que no naveguen datos, sino sólo energía.

Cuenta Xiaomi que su Mi Air Charge, al menos este modelo primigenio y recién presentado, es capaz de generar hasta 5W de carga para el teléfono. Hablaríamos de velocidades de carga que ya ni siquiera se ven en el mercado de los cargadores con cable (al menos no en los nuevos) y que producirían una carga lenta. Una carga que es supuestamente más beneficiosa para las baterías, por otro lado. Así pues, Xiaomi ha logrado una carga inalámbrica real de 5W que nos sigue incluso cuando nos movemos. Imagina una habitación en la que todo lo que esté en el interior se cargue sin necesidad de hacer nada. Xiaomi lo ha logrado. Veremos qué otros fabricantes siguen este mismo camino.

Más información | Xiaomi

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio