Publicidad

Así detecta Google que estás cerca del Nest Hub: con ultrasonidos

Así detecta Google que estás cerca del Nest Hub: con ultrasonidos
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El Nest Hub es uno de los productos que Google tiene a la venta dentro de su línea de hogar conectado, uno de los que cayó bajo la marca que compraron hace años y a la que empiezan a adaptarse otros viejos conocidos. Como los Google Home, que ya son Google Nest aunque los de la primera generación sigan vendiéndose como en sus orígenes.

Lo curioso es que este Google Nest Hub personaliza la información en pantalla en función de dónde nos encontremos con respecto a él, pero no cuenta con ninguna cámara en su configuración. Ni siquiera con una oculta que la marca no nos cuente. Aquí todo funciona con ultrasonidos, y Google ha explicado cómo es exactamente el procedimiento.

El Nest Hub sabe dónde estamos sin necesidad de cámaras

Google ya había anunciado que tanto el Nest Hub como el Nest Hub Max iban a implementar tecnología de ultrasonidos dentro de sus configuraciones. Una tecnología que nos puede resultar más familiar si tenemos en cuenta que su funcionamiento es muy parecido al de un radar convencional. como el empleado por los Pixel 4 y Pixel 4 XL gracias a Project Soli, aunque más económico a la hora de implementarlo.

Gracias a este sistema por ultrasonidos, el Nest Hub emite ondas de sonido cuya única función es la de medir la distancia a la que se encuentra de los objetos que le rodean, y gracias a la movilidad de los mismos puede distinguir a las personas de los muebles de la habitación, aunque no sabe exactamente si son o no personas pues se trata de una detección en baja resolución.

Es esta medición la que se emplea para saber qué colocar en pantalla en cada momento. Así, cuando estamos lejos del Google Nest Hub el aparato lo detecta y muestra en pantalla información poco importante y fácilmente consultable desde la distancia. Como información meteorológica, por ejemplo, pues gracias a las imágenes podemos observarla sin problemas desde lejos.

Pero conforme nos acercamos al Nest Hub, su pantalla va cambiando y se muestran nuestras próximas citas, distintos recordatorios y las alertas que tengamos programadas en el dispositivo. No sólo cambia la pantalla sino que el Nest Hub también controla la iluminación de los botones capacitivos: apagados cuando estamos lejos, iluminados cuando estamos cerca y podemos necesitar interactuar con ellos.

Se trata, por tanto, de un sistema bastante útil para que el Nest Hub personalice su apariencia y contenido en función de si le necesitamos o no. Algo que también hacen los Nest Mini de segunda generación, por cierto, aunque éstos únicamente iluminan los botones al carecer de pantalla. Curiosa forma de recopilar la información de su entorno sin necesidad de cámaras.

Vía | Google

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios