Publicidad

¿Está Android Wear perdiendo la batalla de los relojes inteligentes?

¿Está Android Wear perdiendo la batalla de los relojes inteligentes?
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

Android Wear estaba llamada a ser la revolución que esperaban los relojes inteligentes. Pero viendo el CES 2015 esto puede que no sea así. Quizá Android Wear está perdiendo la batalla de los relojes inteligentes.

Analicemos un poco los datos que tenemos del mercado de los relojes inteligentes. El fabricante que más terminales Android vende, Samsung, se ha decantado por otro sistema operativo, Tizen. Pero lo peor es que hay lanzamientos en el CES que no llevan Android Wear.

Los que no llevan Android Wear

Aparte de Samsung, que ha hecho una apuesta individual, sigue habiendo fabricantes que no acaban de decantarse por Android Wear. El primero es Alcatel, que ha presentado sus OneTouch Watch pero con un sistema propio basado en Android... pero que no es Android Wear. Es un reloj que está pensado para ser actractivo en precio y en diseño, una buena combinación.

Otro que se atreve con su propio sistema operativo es Garmin, que hasta ahora no había dado el salto de los cuantificadores a los relojes inteligentes y que lo intenta con una opción atractiva llena de sensores.

No todo es negativo desde el lado de Android Wear, Sony ha lanzado su tercer Smartwatch y sigue apostando por Android Wear, lo cual es una buena noticia para Google, pero ya era un fabricante convencido, luego no hay novedades en este aspecto.

¿Por qué sigue sin triunfar?

Creo que hay varios motivos para que Android Wear siga sin triunfar entre los principales fabricantes. Algunos de ellos tienen fácil solución, otras no tanto.

Lo primero, Android Wear lleva poco tiempo en el mercado, se anunció hace menos de un año. Los ciclos de desarrollo de productos a veces son más largos y a lo mejor el anuncio no dejó mucho margen a algunos fabricantes para modificar su producto. El próximo año si seguimos viendo lanzamientos sin Android Wear estaríamos ante una apuesta clara, hoy quizá no tanto.

Segundo, Android Wear está verde. No aporta todavía mucho ante un Android modificado. Y pegarte a Android Wear tiene algunas consecuencias, como que no puedes modificar el aspecto que tiene, no puedes diferenciarte de la competencia en software, sólo en diseño y hardware. Una guerra que algunos no quieren librar.

Tercero, la batería. Por lo que vemos los Android Wear llegan al día o día y medio de autonomía. Casi todos están basados en un Qualcomm Snapdragon 400. ¿No se puede usar un procesador más ligero, con menos consumo? ¿Algo adaptado a un smartwatch y no a un smartphone? El reloj de Alcatel promete una duración de la batería de entre dos y cinco días y el Garmin de tres semanas. ¿Será el motivo que no llevan Android Wear?

En definitiva, todavía no todos los fabricantes se animan con Android Wear y esto puede significar que hay nubarrones en el horizonte. Tendremos que esperar para ver si es algo circunstancial o no.

Imagen | Janitors

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir