Compartir
Publicidad

LG G Watch R y Samsung Gear S: dos formas de entender el smartwatch

LG G Watch R y Samsung Gear S: dos formas de entender el smartwatch
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son compatriotas y rivales, aunque en el fondo Samsung y LG se complementan y necesitan en un mercado tan complicado como el de la electrónica de consumo, donde ambos son auténticos gigantes.

Sus estrategias suelen ser parecidas, no en vano es el propio mercado quien muchas veces marca el ritmo, tal y como ha pasado en este 2014 con los wearables. Sin embargo, sí se diferencian en la filosofía, y es que Samsung y LG saben bien que para obtener resultados distintos no pueden hacer siempre lo mismo.

Así es como hemos conocido a los LG G Watch R y Samsung Gear S, las dos nuevas apuestas de las dos firma coreanas para el mercado de los relojes inteligentes.

Ambos fabricantes estrenaron Android Wear con sus G Watch y Gear Live, y ambos apuestan de nuevo a la vez por presentar dispositivos de nueva hornada que conoceremos con todo lujo de detalles la próxima semana, en la feria IFA de Berlín.

moto360.jpg

El mercado smartwatch, todavía inmaduro

No es ningún secreto que los relojes inteligentes han llegado para quedarse, y podemos sentirnos privilegiados por asistir en primera fila al nacimiento de un nuevo mercado, a su asentamiento y - ahora - a su crecimiento.

El Samsung Gear S supone para Samsung la tercera iteración de sus relojes inteligentes en menos de dos años, obviando claro está al Gear Live, un hermano casi gemelo de los Gear 2 lanzado para poner su granito de arena entre los Android Wear.

Para LG, el G Watch R será su segunda incursión en poco más de tres meses tras el G Watch, el primer reloj que conocimos oficialmente con Android Wear, sistema operativo que repetirá dando vida a la nueva creación de LG.

Que el mercado smartwatch está todavía inmaduro lo indican muchos factores, pero el principal quizás sea la premura en lanzar actualizaciones y nuevos dispositivos que puedan atraer todavía más usuarios. Sin embargo, son mucho más notables las diferencias que hay entre las apuestas de cada fabricante, y es que nadie sabe a ciencia cierta todavía qué es lo que demanda el mercado de un smartwatch.

Es por ello que todos tienen su forma de entender el reloj inteligente, y aunque se ha establecido que su uso como notificador y cuantificador es un estándar, la filosofía de cada uno se hace patente en los diseños.

650_1000_650_1000_lg-g-watch-r-0220140828094943425-1-1.jpg

Samsung y LG, dos filosofías para asaltar un mercado al alza

Samsung fue pionero al lanzar un reloj como el Galaxy Gear, dispositivo que sirvió poco más que para sondear un nuevo mercado en el que las prioridades no estaban ni siquiera definidas, y donde sólo Pebble había conseguido con su sencillez y funcionalidad un éxito relevante.

Luego llegaron más, pero hasta el pasado Mobile World Congress la mayoría no nos tomábamos muy en serio este tipo de dispositivos. La gran feria de las telecomunicaciones sirvió como presentación de infinidad de wearables, y la posterior llegada oficial de Android Wear ha terminado por animar definitivamente el mercado.

Todo el mundo espera impaciente al Moto 360, el primer reloj inteligente que apostará por un diseño más clásico y cuidado, y no sólo por la funcionalidad desmesurada que Samsung ha buscado integrando hasta cámaras fotográficas.

Eso es lo que ha visto LG, que ha querido poner en el mercado un pieza más clásica, con pantalla circular y diseño tradicional, que mejore el hardware también pero sin obviar que un reloj no deja de ser eso, un reloj que llevaremos siempre en la muñeca.

650_1000_650_1000_samsung-gear-s-1.jpg

Además, LG apuesta de nuevo por Android Wear, y no se ha salido de la línea de reloj notificador y cuantificador, integrando monitor cardíaco, barómetro, giroscopio, acelerómetro y brújula digital.

Esta apuesta por el diseño contrasta con la de Samsung, que ha buscado mejorar sus Gear 2 pero sin variar mucho la línea de diseño, con pantalla cuadrada y hardware continuísta, pero haciendo por primera vez independiente al smartwatch.

Esto es gracias a la conectividad 3G y al puerto SIM incluido en el Gear S, que ha terminado por confirmar los rumores. Además, Samsung hace crecer la pantalla hasta las 2 pulgadas y la dota de un diseño curvado más atractivo, sin olvidar la integración de S Health y el compendio de sensores que también ha integrado LG.

¿Habrá todavía más sorpresas entre los smartwatches?

Es muy probable que las haya, y es que ni siquiera conocemos todos los detalles del Moto 360, el más esperado de todos ellos. Asus también ha confirmado su reloj inteligente, y Samsung y LG ya han anunciado estos dos dispositivos que se conocerán oficialmente en IFA.

Que puedan aparecer más es simplemente una certeza, y es que Sony no habló de smartwatches en todo este año, curioso teniendo en cuenta que su Sony SmartWatch fue el primero que conocímos hace más de dos años.

Veremos las apuestas y donde quieren posicionarse cada uno, pero queda claro que en el mercado wearable hay todavía mucho por decir y mucha leña por cortar.

En Xataka Android | Nueva hornada de smartwatchs lista para IFA 2014: LG G Watch R y Samsung Gear S

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio