Compartir
Publicidad

Samsung ha entendido, por fin, lo que tiene que hacer para que su reloj triunfe: abrirse

Samsung ha entendido, por fin, lo que tiene que hacer para que su reloj triunfe: abrirse
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Samsung con sus relojes conectados Gear fue pionera a lo que un poco más tarde llegó con Android Wear. Dispositivos interesantes pero con un problema en común: era necesario tener un móvil Galaxy para poder utilizarlo. Algo que además se complicaba cuando comprobábamos que no todos los modelos eran compatibles.

Tras dos años haciendo smartwatches, esta vez por fin han entendido que si quieren que nos fijemos en ellos, van a tener que a abrirse a que más gente lo pueda utilizar. Gear S2 es el primer reloj compatible con el resto de móviles Android y eso es una buena noticia para todos.

Tizen y la frustración con Android Wear

Si en móviles o tablets tenemos un espectro de dispositivos muy diferentes, en Android Wear las diferencias entre unos relojes y otros se reducen al diseño, la pantalla y la batería así como la introducción o no de determinados sensores. Google no está permitiendo personalización a los fabricantes y eso hace que la experiencia de uso entre los diferentes modelos sea muy parecida.

Que Samsung siga manteniendo Tizen sigue poniendo de manifiesto que no están contentos con Android Wear. Los coreanos quieren tener un dispositivo diferente y la plataforma de Google se convierte en un corsé. Una comodidad para los fabricantes de hardware, cierto, pero a día de hoy una cortapisa a la experiencia.

Gear S2 2

A Samsung le ha costado pero por fin ha entendido (y materializado) que si quieren que la gente lo compre, tiene que ser compatible con otros móviles. No se ha tratado de un esfuerzo titánico de ingeniería para hacerlo compatible (la comunidad lo ha conseguido) y solo ha sido necesario quitarle los grilletes a Tizen para que expanda sus fronteras.

No es el único acierto del Gear S2: apostar por un formato más convencional en el diseño y no por un cacharro futurista hacen que el reloj sea más atractivo. Además, introduce un elemento de diseño que es tremendamente funcional. Lo decía en la toma de contacto en Xataka: la mejor decisión de diseño que ha hecho Samsung en los últimos años.

Gear S2 3

Con el Apple Watch en el mercado, Samsung quiere ser la referencia en Android. Lo que se ha visto en IFA este año ha sido atractivo pero todo nos ha dejado un sabor algo descafeinado. Buenas ideas pero, de nuevo, limitados por Android Wear. Tizen sabe cómo diferenciarse y lo que hemos visto en Berlín nos ha gustado.

Algo más para triunfar: ecosistema

No me canso de decirlo pero cuando en las presentaciones de IFA salía Android Wear todas recalcaban la importancia de la cantidad de aplicaciones que hay. Más de 4.000, no es sinónimo de calidad pero no se puede decir que no hay opciones.

Tizen, por otra parte, hasta ahora había tenido una comunidad de desarrolladores muy tímida. Con una compatibilidad más amplia, deberíamos ver más aplicaciones pero tampoco es una garantía. Habrá qué ver que tal es la recepción pero, de momento, la principal barrera apunta al precio.

Gear S2 4

349 euros, según Samsung España, por el modelo más asequible se antoja algo caro cuando en Android Wear podemos tener un buen reloj por menos de la mitad. Ojo, hay que ser justos con los coreanos: ellos han hecho una inversión en su propio software, el resto simplemente han cogido lo que ya había creado Google.

Probablemente Gear S2 venda mejor que sus antecesores pero no tengo del todo claro que vaya a ser la referencia en Android. De hecho, dudo mucho que de aquí a que termine el año el número de usuarios crezca de forma sustancial. Sigue apuntando a producto de nicho, de momento.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio