Compartir
Publicidad
VR lowcost, probamos Cardboard y las gafas de realidad virtual de Lakento
Gadgets Android

VR lowcost, probamos Cardboard y las gafas de realidad virtual de Lakento

Publicidad
Publicidad

Durante el pasado I/O Google daba una curiosa sorpresa a los asistentes. Además del regalo 'habitual' valorado en unos cuantos cientos de dólares enseñaban Cardboard, un pequeño soporte VR que asienta los mínimos de la realidad virtual basada en tu móvil. Liberaban además su diseño e invitaban a la comunidad de desarrolladores a trabajar sobre ellos.

Multitud de dispositivos más o menos sofisticados inundan ahora el mercado, que van desde las Carboard más económicas por un par de euros a soportes más avanzados. En ese intervalo vemos las Carboard de I am Cardboard y las Lakento MVR, un soporte algo más avanzado de origen español. Esta es nuestra experiencia probándolas.

Google Cardboard

Cardboard Medieval

Las Google Cardboard no son nuevas, aunque siguen estableciendo una buena barrera de entrada para quien sienta curiosidad por el estado de la realidad virtual basada en móviles. Como decía, desde apenas un par de euros se puede disfrutar de ellas e incluso son un buen punto de partida para regalos y ocasiones en familia.

No es más que un soporte (que no es trivial de montar, eso sí) con un par de lentes que enfocan a la pantalla de nuestro smartphone. Si buscas una buena experiencia vas a necesitar un teléfono relativamente grande, de 5 pulgadas o más de pantalla (preferiblemente 5.5), y una resolución de partida en el Full HD.

Google Cardboard

En nuestro caso las pruebas se han realizado con un Galaxy Note 3, que monta precisamente el mismo panel que las Oculus VR DK2, en 1080p. Eso sí, con PenTile. ¿Todavía se nota? Sí. De hecho es una de las explicaciones a la mayor resolución Quad HD que vemos en teléfonos como el Note 4 y su Gear VR, que probamos en Xataka y que se sale de esta selección low cost, con sensores y paneles táctiles añadidos.

Imcardboard

Pero Cardboard se queda en lo básico, desde su página web nos encontramos con cuatro fabricantes 'abanderados', todas ellas muy similares entre sí pero con pequeñas diferencias en forma de versiones o añadidos de cada marca.

  • I Am Cardboard.
  • DODOcase.
  • Knox Labs.
  • Unofficial Cardboard.
Unofficial Cardboard

Las Cardboard de I Am Cardboard sobrepasan este diseño ligeramente en su versión 'bigger', que incluye el tag NFC para que el teléfono sepa cuándo está dentro del soporte, y una cinta con la que podemos sujetarnoslo a la cabeza y poder soltarlo.

No son cómodas, ni resistentes. Esto es importante. Las Cardboard son a fin de cuentas un carton bien doblado y ensamblado con unos velcros. En el caso de las nuestras, de unos 26 dólares (gastos gratis), el poder liberar las manos te asegura unas buenas marcas en la cara si las usas un rato.

En cuanto al uso de aplicaciones, el ecosistema no parece estar muy rodado todavía. Si bien hay visores de vídeos normales a VR, como VR Cinema o I Am Cinema de la propia I Am Cardboard; juegos bastante logrados como Caaaaardboard! (desarrolladora que conoceréis del título AaaaaAAaaaAAAaaAAAAaAAAAA!!!) o Proton Pulse; o visores de experiencias como VRSE (con vídeos geniales para hacer ver a la familia), Roller Coaster VR o Cosmic Roller (de los mejores simuladores espaciales que encontramos, los hay a patadas); también es cierto que la sensación que nos dejan muchas de las aplicaciones es la de un entorno algo verde, con usuarios pidiendo correcciones de errores por doquier.

Imcardboard2

Para encontrar aplicaciones disponibles no hace más falta que bajarse Cardboard, la aplicación de Google que 'cura' contenido de realidad virtual en Google Play (casi se trata de una lanzadera a una sección a su tienda de aplicaciones), pero que además nos muestra un entorno visual con el que podemos manejar ciertas aplicaciones como Youtube, Google Earth y pequeñas demos de visualización de objetos y entornos en 3D.

Sin duda lo que podemos explorar es, todavía, un principio de la realidad virtual en un estado de prematurez más que evidente. Pero como digo, hay una selección de aplicaciones (tanto gratuitas como de pago), que merece la pena probar. En cuanto a las de pago, muchas de ellas

Cardboard

Cardboard

Más información | Google Cardboard | I am Cardboard

Lakento MVR

Lakento Mvr3

Las Lakento MVR —de Mobile VR- dan unos cuantos pasos sobre la base de Cardboard. Se trata del mismo concepto que la versión en cartón, aunque con alguna diferencia. Básicamente, lo que tenemos es un soporte basado en plástico con una almohadilla para apoyarlo en la cara, una cinta elástica ajustable para el pelo y tres puntos interesantes.

  • Para distintos tamaños de móvil. Lakento pensó el dispostivo para ser lo más adaptable posible. Se incluyen varios filtros para distintos tipos de teléfono, de 4 a 6 pulgadas de pantalla (donde entran hasta los iPhone). Eso sí, se necesita un móvil con giroscopio, como nos apuntan más abajo.

  • Con controles tengas el dispositivo que tengas. Las Lakento incorporan un par de botones con unas patillas 'táctiles' que tocan la pantalla del smartphone cuando los pulsamos. Este sencillo mecanismo nos permite interactuar con algunos de los juegos que propone la marca.

  • Cómodas y para cualquiera. Tanto si las gafas van destinadas a adultos como si no, Lakento ha pensado en los tamaños. Podemos variar la distancia entre lentes para adaptarlas a la separación de ojos de cada una y ajustar la cinta elástica mediante velcros. La goma que se incluye hace que, al menos, no sean incómodas y queden firmemente fijadas.

Bueno, las aplicaciones...

Lo que parece una apuesta redonda con las Cardboard por unos cuantos euros, en las Lakento se traduce a que, bueno, también lo es. Si bien los juegos y aplicaciones son esencialmente los mismos —más sobre esto más adelante— que para un soporte de cartón, las experiencias se disfrutan mucho más. Además, las Lakento están bien construidas: son rígidas y 'a prueba de niños', por lo que pueden ser el regalo perfecto y más después de su bajada de precio.

Realmente lo que obtenemos por 59 euros es un buen punto intermedio entre el cartón y los 249 euros que cuestan las Gear VR de Samsung —solo compatibles con el Note 4—, aunque obviamente también se pierde integración, calidad y sensores respecto a este.

Lo que obtenemos por 59 euros es un buen punto intermedio entre el cartón y los 249 euros de las Gear VR de Samsung
Lakento Mvr

Y es que al ser tan amplias en su configuración tendremos que lidiar con una difícil colocación del teléfono. A pesar de que se incluyen almohadillas adhesivas para fijarlo correctamente, en mi caso nos hemos visto obligados a incluir algo de relleno en el soporte, especialmente si el teléfono es fino. Al introducir el teléfono hay que llevar cierto cuidado para que se quede en el hueco que le toca.

Cardboard Apps
Como decía, el gran apartado pendiente de este sistema - y de la realidad virtual en general - es su falta de aplicaciones de calidad. Lakento dispone de un par de juegos en los que nos podemos mover con sus controles. Sharks VR es gratuito, donde tenemos que cazar tiburones con arpones antes de que nos coman (con un botón nos movemos en la dirección que miramos, con otro disparamos); mientras que House of Terror cuesta 4.99 euros y nos trae una experiencia inmersiva con sustos asegurados. Lakento está desarrollando un tercer juego, Cyborgs, un FPS futurista que no pinta mal en sus primeras imágenes.

Al margen de estos dos juegos, Lakento tiene una sección en su página web en la que recogen juegos y utilidades programadas con Cardboard en mente pero compatibles con estas gafas. Por supuesto, incluiría aquí todas las mencionadas más arriba, cuando hablaba de Cardboard. Eso sí, yo me andaría con ojo pues algunas de las aplicaciones recomendadas, e incluso de pago (como Invasion VR) no tienen soporte desde hace varios meses.

Esto revela que, al margen de su aparente explosión, el terreno de la realidad virtual está todavía algo verde y que no son suficientes unos cuantos cientos de descargas (o pocos miles en el mejor de los casos) de pago para motivar a los desarrolladores a mejorar el producto. Mi recomendación aquí es que compréis lo interesante, y si bien no os gusta o no es compatible con vuestro teléfono (por lo que he visto, también pasa) hagáis uso de la política de devoluciones de Google. Y de paso, al menos, ponéis vuestro granito de arena con esos desarrolladores en tierra nueva que no van a vivir del aire.

Más información | Lakento
En Xataka | Samsung Gear VR, análisis: esperanzador comienzo de la realidad virtual
En Xataka Android | ¿Cómo convertir tu Android en un dispositivo de realidad virtual?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio