Compartir
Publicidad
Publicidad
Blitz Brigade: Rival Tactics contra Clash Royale, parecidos razonables entre los títulos de Gameloft y Supercell
Juegos Android

Blitz Brigade: Rival Tactics contra Clash Royale, parecidos razonables entre los títulos de Gameloft y Supercell

Publicidad
Publicidad

Clash Royale es el juego por excelencia para partidas entre varios jugadores en las que las decisiones a tomar en cuestión de segundos, pueden significar la diferencia entre la victoria y la derrota. Un título diseñado y publicado por Supercell que ha conseguido que vayan apareciendo algunas 'copias' con mayor o menor éxito.

Gameloft se ha atado los machos y se ha puesto en la tesitura de lanzar su apuesta, Blitz Brigade: Rival Tactics, para combatir en un cara a cara con Clash Royale. Una árdua tarea la que tiene por delante, pero que, con la base puesta en la primera versión lanzada a la Google Play Store, y con nuevas actualizaciones periódicas, posiblemente pueda ser uno de los que sí se lo ponga difícil a la megaestrella de Supercell.

Los tres factores diferenciadores

El primer factor diferenciador es la temática usada. Rival Tactics se acerca a un conflicto bélico más actual con esa serie de guerrilleros, tropas especiales e incluso jeeps a montar. Clash Royale toca una temática medieval en la que los hechizos y extrañas criaturas pululan por los campos de batalla.

El segundo factor que los distingue es la perspectiva usada. Clash Royale juega con la vista cenital, mientras que el título de Gameloft se centra en una isométrica. Es cuestión de gustos, pero la cenital como que deja ver mejor el área que tenemos para desplegar unidades, mientras la isométrica exige un poco más de imaginación por nuestra parte para idear dónde soltaremos a las distintas tropas. De todas formas, tanto una como otra son perfectas para idear una estrategia en concreto.

Cenital

La tercera diferencia más llamativa es la ausencia de las reacciones en Rival Tactics, por lo que no podrás 'mofarte' del contrario, al humillarle en una gran partida jugada por tu parte, o simplemente realizar un caballeroso 'saludo'. Un punto que sí tiene el juego de Supercell y que ha llegado a irritar a muchos jugadores ocasionando su abandono. De todas formas, Clash Royale ofrece la opción de desactivar las reacciones, aunque hay que hacerlo cada vez que se inicia un combate.

Reacciones

Sus similitudes

Son muchas y llegan a sopesar bastante en el juego de Gameloft al llegar a darnos la sensación de que están copiando una fórmula que funciona muy bien.

Gameloft

Cuatro cartas a usar, recompensas, divisiones, tienda, siguiente carta a ser desvelada, el conocido 'piedra, papel y tijera' para contrarrestar unas unidades a otras, clanes, desafíos diarios y tablas de líderes son los principales parecidos. Incluso los mapas que jugarás siguen la misma pauta en Rival Tactics para que según los puntos de victoria conseguidos, puedas acceder a uno u otro de las distintas divisiones.

Clash

Por lo que respecta a las facciones, o lo que son los clanes en Clash Royale, en Rival Tactics también se puede solicitar donaciones y participar en batallas de desafío. Lo que nos lleva directamente a estar ante un videojuego que calca al título de Supercell en la mayoría de sus elementos.

Las tropas de uno y otro

Si en muchos aspectos el título de Gameloft copia al de Supercell, qué podemos esperar de la variedad de tropas que tendremos en nuestro poder en Rival Tactics. Algunas de esas cartas son los paracaidistas que imitan a los goblins que son lanzados en el barril, jeeps que se asemejan al 'Príncipe' con ese ataque como embestida o los distintos drones que sobrevuelan los cielos para sustituir a esos bichejos azules con alas de Clash Royale.

Tropas

Queda bien claro que Clash Royale se distancia mucho de Rival Tactics en esta categoría. No tener tanta variedad de cartas consigue que lleguemos a cansarnos un poco de las mismas estrategias a llevar a cabo. La alternativa de Gameloft a Clash Royal pide a gritos nuevas unidades que originen más diversidad en el combate.

La capacidad para idear nuevas estrategias

Clash Royale tiene una gran cualidad y la capacidad que brinda para combinar unas tropas con otras para crear nuevas formas de batir al jugador enemigo. Juega a su favor que tenga un enorme repertorio de distintas unidades o cartas para ser desplegadas en el campo de batalla, por lo que es más fácil realizar combinaciones ganadoras para dejar al contrincante, como se diría, comiendo tierra.

Las pocas unidades con las que cuenta el título de Gameloft es un hándicap a la hora de crear otro tipo de estrategias en combate.
Cartas

Rival Tactics tiene una cantidad inferior de unidades para usar, y esto se debe a que ha llegado hace bien poco, así que tiene un largo camino por delante para poder ofrecer mayor variedad en las estrategias que veremos en las distintas partidas que echaremos.

El peligro de no llegar a la altura de lo esperado

Un grave problema al que se puede enfrentar Blitz Brigade: Rival Tactics, es que se quede a poco de poder enganchar a una legión de jugadores que se han quedado desencantados de Clash Royale por varios motivos, como puede ser la imposibilidad de subir rápido de nivel o estar hastiados de las "ballenas" (aquellos jugadores tiran de tarjeta para dejarse miles de euros).

Game

El no llegar a superar a Clash Royale en algunas características puede ser contraproducente, como mismamente me ha pasado en lo personal, al conseguir que te entre la curiosidad de probar de nuevo el título de Supercell. O sea, que en vez de ser el antídoto a Clash Royale, puede propulsar que un buen número de jugadores vuelvan a enfrentarse a esas partidas 1v1 o incluso 2v2 en las batallas de clanes.

Le queda bastante tiempo a Rival Tactics para superar al Clash Royale que tenemos actualmente. Necesitará muchos esfuerzos por parte de Gameloft para que esto cambie.

Lo que sí que hay que resaltar es que a nivel técnico está muy bien logrado para ponerse a la altura de las mejores animaciones de Clash Royale, sus efectos de sonido y el excelente rendimiento que se obtiene a nivel general. Sí que es achacable las interrupciones en la conexión en algún momento, aunque el título de Supercell en sus primeras semanas también tuvo este tipo de problema.

Le queda mucho tiempo para superar al Clash Royale actual que tenemos entre manos. Otra cosa será que empuje con fuerza con actualizaciones periódicas y Supercell pierda fuelle al no integrar novedades interesantes, aunque esto parece bastante difícil después de ver la gran evolución que ha tenido este juego en el más de año que lleva en la Play Store.

En Xataka Android | Siete juegos que puedes probar si te gusta Clash Royale

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos