Compartir
Publicidad

La milonga del pirata y el programador

La milonga del pirata y el programador
Guardar
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya hemos visto, leído y oído mucho sobre malware en Android, como Google se ponía seria con el tema, e incluso noticias alarmistas que partían de las propias compañías antivirus, que finalmente son las que sacan tajada de estos temas en forma de licencias antivirus.

La historia que os traemos hoy parte también de una compañía antivirus, Symantec en este caso, pero es más bien una divertida historia de lo mal que lo puedes pasar si pirateas aplicaciones. ¿Que pensarías si te sucede todo esto?

La historia

Todo comienza con una aplicación para Android llamada Walk & Text, una simple aplicación que cuesta 1,09€ y que hace uso de la cámara de tu smartphone para ponerte un teclado superpuesto en las imágenes que capta la cámara, para así poder ver lo que tienes en frente y seguir caminando mientras escribes con tu teléfono.

Un hacker usó su tiempo libre para introducir un malware en la aplicación pirateada, así que la gente se descargó masivamente la aplicación “crackeada” y aceptó todos los permisos que pedía en su instalación, aún sabiendo la cantidad de avisos que se han dado de todas partes para que se vean qué permisos aceptamos y cuales no queremos aceptar.

El caso es que las consecuencias para toda esa gente han sido desastrosas, ya que el software pirateado venía preparado para, en primera instancia, obtener toda la información de tu terminal y enviársela al hacker al tiempo que mostraba por pantalla una amenazadora palabra “Cracking” en el centro.

La milonga del pirata y el programador

Tras esto, la aplicación se dedicaba a enviar un SMS a toda la libreta de direcciones con el texto que vemos en la imagen, que traducido viene a ser un “Hey, acabo de descargar una App pirateada de Internet, Walk & Text para Android. Soy estúpido y tacaño, sólo costaba 1 dólar. No robes como hice yo.”

La milonga del pirata y el programador

Finalmente, y para regocijo del hacker, se mostraba otro mensaje mofándose de los pobres infectados que, traducido, significa: “Esperamos de verdad que hayas aprendido algo de esto. Ahora comprueba tu factura de teléfono ;) Oh, y no te olvides de comprar la aplicación desde el Market.”

Moraleja

Sin entrar a valorar si la piratería está bien o mal, sabemos que cuando pirateamos una aplicación, nos exponemos a este tipo de riesgos. Evidentemente, hay maneras y maneras de hacernos ver que estamos equivocados, y aquí se ha usado un método pasivo-agresivo que puede gustar más o menos. A mi este tipo de “iniciativas” en realidad no me gustan, pero todos estamos en nuestro derecho de expresarnos como queramos, y el hacker en cuestión ha dado una lección a más de uno haciendo que gaste bastante más dinero que el dólar que costaba la aplicación.

Por otro lado, ya hemos dicho montones de veces que echéis siempre un ojo a los permisos, y que dudéis de aplicaciones de orígenes desconocidos y que solicitan permisos raros y poco acordes con el uso de la aplicación.

Por último, quiero poneros a todos en la piel del programador, y decir que evidentemente, si una aplicación cuesta un dólar y nos gusta, lo mejor es darle soporte al creador de la aplicación para que siga con el proyecto. ¿Os parecería bien que por tan poco dinero la gente piratease vuestras aplicaciones?

Fuente Original | Symantec

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos