Compartir
Publicidad

bq Aquaris X5, toma de contacto con el primer smartphone metálico de bq

bq Aquaris X5, toma de contacto con el primer smartphone metálico de bq
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llega la era del metal a bq. Hasta ahora el fabricantes español ha realizado todos sus móviles con cuerpo de plástico. Nada que objetar pero el mercado demanda más y su siguiente paso es demostrar que también saben manejar este material. Esta mañana hemos conocido el Aquaris X5. Un smartphone Android que apuesta por un ligero rediseño y mantener la mayoría de las claves que definen su gama para este 2015.

Hemos tenido oportunidad de probarlo y ver si esta nueva familia es capaz de ofrecer algo más a su portfolio actual. Pierden un poco de potencia bruta y dan más protagonismo a un diseño muy atractivo aunque con algunos detalles que personalmente no me han gustado. Tras estar un rato con él, estas son nuestras primeras impresiones.

Misma esencia, distinto cuerpo

Nada ha cambiado en la estrategia de bq este año y buena parte de las líneas maestras que hemos visto en los últimos meses siguen ahí. Repiten por una pantalla de calidad, tecnología Quantum y resolución Full HD con un panel muy luminoso donde la única pega siguen siendo unos colores algo saturados, demasiado vibrantes y poco naturales en mi opinión.

Mantiene la apuesta por Qualcomm con un procesador que da un paso atrás respecto a la serie M para montar un Snapdragon 415. Procesador que rinde bien pero que le aleja por la lucha de los mejores gama media. En cámaras siguen fuertes y montan un sensor que vimos el año pasado en algunos gama alta como el Ascend Mate 7 o en terminales ambiciosos como el OnePlus One.

X5 2

Sobre el SoC nos hemos encontrado con una buena experiencia de uso durante esta demo: ágil con las animaciones, lag inapreciable en las pulsaciones, rápido a la hora de saltar de una aplicación a otra... Nos quedamos con la duda de si será suficiente para aguantar aplicaciones y juegos más pesados. En los benchmark el 415 de Qualcomm sigue habiendo una distancia sustancial.

Con la cámara resulta pronto para sacar conclusiones pero lo que hemos visto nos ha gustado. bq ha prometido que habrá una nueva aplicación para la cámara pero en la unidad que hemos probado no estaba disponible, seguía con la misma apk que encontraréis en cualquier otro móvil de la marca para este año.

El enfoque es lento y en interiores, con mucha luz artificial, le ha costado un poco. Eso sí, acierta la mayoría de las veces tanto cuando hacemos una pulsación manual como cuando le dejamos que lo haga por su cuenta. Por lo demás, buena definición, un software de procesado cuidado para que no haga aberraciones con los detalles... Será uno de sus puntos fuertes, sin duda.

X5 1

Marco metálico, tapa de plástico

Hablemos ahora del plato fuerte de este Aquaris X5: el diseño. Como hemos dicho, este terminal es el primero de bq en montar un marco metálico. Cabe destacar que es solo marco pues la parte trasera sigue siendo de plástico. Para que nos hagamos una idea es algo que hace también Samsung con su serie A por ejemplo.

Habrá quienes crean que han tardado en lanzar un móvil así pero tras tenerlo en mano (con un sistema de seguridad que lo tenían más que bien atado, ejem) hay que reconocerles que ha merecido la pena. Agradable al tacto, no es nada frío y la construcción es muy buena. El altavoz (mono) va en la parte inferior junto al conector USB. El botón de encendido es más pequeño que en otros terminales pero sobresale lo suficiente para que la pulsación sea cómoda.

X5 4

Las bandejas de SIM y microSD se extraen con una aguja y el conector jack se coloca en la parte superior. Buen trabajo, lástima que al menos en el color antracita (el que estaba expuesto) no lucía mucho pero al tenerlo en mano se nota que bq ha cuidado mucho. La tapa trasera de plástico puede que no acompañe pero al ser ligeramente sedosa mejora el agarre.

Algo que no me ha gustado en este rediseño es que la tapa trasera sobresalga un poco, tiene un ligero relieve (apreciable en el marco) que hace que destaque un poco. Le da un extra de volumen que entiendo será necesario para algún detalle de diseño de los componentes internos pero el resultado nos ha terminado de convencerme. Un pequeño matiz que no resulta grave.

Continuista pero ¿es suficiente?

Termino la toma de contacto y mientras vuelvo a casa repaso las notas y me pregunto ¿es suficiente lo que ha presentado bq? Este año la gama media está muy competida: muchísimos terminales, algunos de ellos con prestaciones interesantes. El fabricante español ha decidido dar un paso adelante en diseño, como en su día hizo una Samsung que tuvo que lanzar un Galaxy Alpha para demostrar que podían hacer terminales atractivos y con materiales más caros.

X5 3

No hay dudas de que por algo más de 200 euros nos llevamos un buen terminal que es competidor directo por precio con el Moto G de este año en su configuración más alta de RAM y memoria interna. Mi duda es si otros terminales como el Aquaris M5 no acabarán canibalizando las ventas del X. La diferencia de precio está más que justificada porque aunque perdamos el metal, ganamos en especificaciones.

bq ha sido continuista porque en realidad no necesitaba ningún gran cambio para cerrar el año pero ante tanto terminal de gama media, queda por ver si un elemento que tiende a perder presencia cuando se le coloca una funda de silicona es suficiente para atraer al gran público. A mí, a falta de probarlo a fondo, me atrae más el Aquaris M.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio