Compartir
Publicidad
Publicidad
Cuatro deseos que le pido a Sony y sus Xperia para que vuelvan a ser relevantes en 2018
Móviles Android

Cuatro deseos que le pido a Sony y sus Xperia para que vuelvan a ser relevantes en 2018

Publicidad
Publicidad

Parece mentira que una compañía como Sony Mobile, que siempre se ha caracterizado por ser puntera e innovadora en la telefonía móvil, esté pasando por un bloqueo creativo donde además la ventas no están acompañando. Ya hemos visto en más de una ocasión que el mercado no perdona y cualquier tropiezo puede salir muy caro. El 2017 de Sony ha pasado sin pena ni gloria pero los primeros rumores del año que viene apuntan a que la compañía nipona va a volver con fuerza.

Aprovechando precisamente estas informaciones por confirmar, es hora de hablar sobre lo que nos gustaría ver nuevo y diferente en Sony Mobile el año que viene. Han perdido la vanguardia en aspectos clave y si el año que viene quieren mirar de tú a tú a Samsung y LG en la gama alta y competir con garantías entre los terminales más modestos, estos son mis deseos para que en 2018 vuelvan a ser una compañía admirada y temida por su competencia.

Los mejores sensores fotográficos peor aprovechados

1366 2000 8

Nadie cuestiona la calidad de un sensor fotográfico móvil si está firmado por Sony. Lo usa el LG V30 (IMX 351), el Note 8 (IMX 333 en la versión de Qualcomm), el HTC U11 (IMX 362).. incluso el iPhone X usa tecnología de los japoneses en sus cámaras. ¿Cómo es posible entonces que un smartphone Xperia ofrezca un rendimiento por debajo de sus competidores?

Nadie cuestiona la calidad de un sensor fotográfico hecho por Sony. Son los mejores en el hardware, pero no en la ejecución final que ve el consumidor.

Es cierto que Sony Mobile y Sony Semicon (la empresa que produce los sensores de las cámaras) son dos compañías que actúan con independencia aunque compartan el apellido pero desde hace ya unos años hemos visto cómo se han convertido en proveedores de la mejor tecnología y que los demás fabricantes son los que le han sacado más provecho.

Entiendo que esto pueda pasar un año pero cuando ya se convierte en la tónica, hace que el problema sea grave. Sí, los Xperia XZ de este año graban a cámara lenta con 960 fotogramas por segundo pero no es una experiencia a la que vayamos a darle mucho provecho. En muchos casos lo que la gente quiere es hacer fotos rápidas, que se vean bien y tener las opciones manuales a mano para cuando queremos ese toque de ajustes necesario para que se vean mejor.

¿Qué esperamos que haga Sony en 2018? Que sigan produciendo grandes sensores fotográficos pero que sean los que tengan el mejor software. Hay algunas cosas en las que va ser difícil competir, como la inteligencia artificial del Pixel 2 XL pero necesitan volver a ser referentes en esta categoría. Veremos si saben enfocar el problema.

A dieta con los marcos frontales

Sony Xperia XZ1

Otro punto que nos sorprende de Sony. Cuando lanzaron el Xperia Z a comienzos de 2013 vimos que habían logrado conseguir ese toque icónico que en más de una ocasión los nipones han logrado con otros productos. A raíz del Z fueron construyendo y haciendo pequeños cambios, dejaron el cristal para pasarse al cuerpo de aluminio pero se llevaron encima los marcos frontales.

Apostar por los altavoces frontales les ha hecho alejarse de otras tendencias que han tenido más tirón.

Este año la tendencia ha sido reducirlos al máximo y apostar por pantallas más verticales. Una tendencia que no sólo ha llegado a los flagship sino también a móviles más modestos. ¿Sony se apunta? No, siguen con esos marcos frontales que agrandan el tamaño del terminal. Sí, el XZ Premium tiene un panel 4K con 800 píxeles por pulgada pero con tan poco tamaño, es un punto que sabe a poco.

Los primeros rumores del XZ2 apuntan a que los marcos adelgazarán y que Sony se pondrá al día con esta tendencia. No llegan tarde porque todo apunta a que en 2018 veremos más terminales de este estilo. Además, su estratégico posicionamiento del lector de huellas en el marco lateral les ayudará a reducir milímetros y ofrecer un mejor ratio de pantalla en el frontal.

¿Por qué Sony no lo ha hecho antes? Si vemos la tendencia de otros móviles flagship, podemos observar que los 18:9 vienen de varios años reduciendo marcos poco a poco, no ha sido un cambio repentino. Los nipones apostaron por los altavoces frontales, algo que dificultad la reducción y eso les ha hecho quedarse atrás pero parece que en los próximos meses se pondrán al día.

Menos ruido, más software

1366 2000 9

Pantalla 4K en un móvil, aplicaciones adicionales que no aportan valor, un modo de cámara 3D para escanear objetos... Seguro que ninguna de estas ediciones son el capricho de algún responsable de la compañía y todo ello obedece a estudios con consumidores. Todo está muy bien estudiado pero nos da la sensación de que no terminan de acertar.

Hay que reconocerles que con las actualizaciones de software se están moviendo rápido y se agradece que Oreo incluso venga ya da fábrica en algunos móviles como el Xperia XZ1. La sensación que me dan es que buscan más el efecto wow que por ofrecer apps y funciones que, en el día a día, son útiles.

Mi deseo aquí es que hagan pequeños cambios y se centren en funciones que la gente está demandando: más modos de fotografía, poder clonar aplicaciones para usar dos sesiones diferentes, dejar de lado la guerra por la resolución y ofrecer más hertzios o un panel de mayor calidad... No creo que sea el apartado donde más cambios tengan que hacer pero un repaso para ir hacia herramientas más útiles sería muy agradecido.

Una gama media más atractiva

En 2017 Sony Mobile ha lanzado nueve modelos diferentes de Xperia, una cifra contenida donde han intentado cubrir todo tipo de tamaños (Compact, Ultra) y gamas por precio y uso (XZ1, A1, L1, R1). Si hablamos de la tabla media en concreto, vemos que ninguno de sus terminales ha llegado a despuntar ni por precio ni por especificaciones.

Sony parece más centrada en ofrecer un producto aspiracional incluso en su gama media. El problema es que el conjunto no ha sido lo suficientemente atractivo para ser lo mejor del año.

El Xperia A1, competidor natural en esta gama, se quedaba algo corto de hardware y con un precio superior al de otros teléfonos como el Motorola G5S o el Xiaomi Mi A1 que este año han peleado de manera muy reñida por ser el mejor del año. La propuesta de Sony Mobile, ojo, está muy bien pero habiendo móviles con un precio de base inferior, con mejores especificaciones y un Android menos cargado y con mayores probabilidades de actualizarse, es difícil luchar.

Veremos si en 2018 logran tener un buen competidor en esta liga, es cierto que nunca ha sido la especialidad de Sony pero sí que han tenido contendientes muy interesantes en una línea algo más alta de precio para quienes busquen algo mejor. El problema para los nipones es que este año han estado huérfanos ahí y que, en muchos mercados, la pela es la pela y la gente prefiere gastar menos o directamente irse a por flagship de cientos de euros más caros.

Queremos un Sony Mobile fuerte

Sony Xperia XZ1

El fin de año es un buen momento para hacer listas de propósitos y deseos, especialmente para los fabricantes de móviles. Los Xperia han estado desposicionados este año y aunque han tenido algunos aciertos, como traer de serie Oreo, se han alejado del interés mediático y del consumidor por no ser capaces de estar a la altura de un listón que ellos y nosotros hemos puesto muy alto.

Como decíamos antes, el mercado de los móviles no perdona a quienes se duermen y el punto de innovación e icónico que han tenido siempre es necesario. Esperemos que en 2018 les vuelva la chispa y que esos primeros rumores que estamos viendo no sólo sean ciertos sino que confirmen que los nipones están de vueltas y que la innovación no depende de chinos y coreanos.

En Xataka | Sony Xperia XZ1, análisis: las bestias no necesitan pantalla 4K, pero queremos algo más que capturar el mundo en 3D

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos