Compartir
Publicidad
Publicidad
Essential Phone: el flagship ambicioso que acabó en el pasillo de ofertas
Móviles Android

Essential Phone: el flagship ambicioso que acabó en el pasillo de ofertas

Publicidad
Publicidad

De vez en cuando la industria de la telefonía móvil nos deja historias singulares: el romanticismo que había detrás del primer OnePlus o las innovaciones curiosas como las del ZTE Axon M por coger un ejemplo reciente. Estos relatos nos hablar de cosas únicas y que nos sacan de la monotonía de la gama media o de la lucha intensa, y eterna, que mantienen los flagships cada año. El Essential Phone aspiraba a eso, hablo en pretérito porque su presente está demostrando que el camino que está recorriendo es muy escarpado.

Los elementos narrativos del Essential Phone son buenos: tiene una historia de amor por Android y su búsqueda de lo básico, ese "Android puro" que tanto nos gusta. También cuenta con un buen protagonista, Andy Rubin al frente (uno de los padres de Android) hacía que la cosa prometía y su terminal era atractivo. Lo que apuntaba a ser una gran historia, será un relato tímido. Al menos este año.

La startup de los 1.000 millones de dólares

Finales de mayo. Andy Rubin ya había calentado el ambiente para que la recepción en medios del Essential Phone fuera lo más ruidosa, en el buen sentido, posible. Fue suficiente con enseñar el marco superior de la pantalla y lo pequeño que iban a ser los márgenes para atraer nuestra atención. Lo consiguieron, la presentación nos dejó con un terminal con un diseño curioso, buenas especificaciones y un precio que si bien no era rompedor, 699 euros, estaba por debajo de lo que pedía Samsung por su S8 y los precios posteriores del Note 8, el LG V30, etc.

Essential Smartphone

Fueron atrevidos con ese diseño donde la cámara hacía un marco un poco extraño pero que servía para separar los dos módulos de iconos en la parte superior. La premisa de los módulos magnéticos era interesante pero tras ver lo que ocurrió con el LG G5 y el Moto Z había mucho escepticismo sobre si el consumidor iba a utilizarlos no.

El PH-1, el nombre oficial del terminal, era competitivo pero punto por punto no era mejor que otros terminales de su rango de precio. Cuando el teléfono por fin estuvo disponible, las críticas del teléfono fueron muy duras. No, no hubo calificaciones negativas hubo un comentario común que, desde una perspectiva comercial, fue demoledor: está bien, pero hay mejores opciones.

Essential Phone tiene músculo financiero para aguantar que su primer terminal no sea un éxito. Sus mil millones de cotización nos hacen pensar que el año que viene volverán, con más fuerza esperamos.

Essential con su diseño y presentación logró captar la esencia, nunca mejor dicho, de una idea que ronda mucho en el mundo Android: construir teléfonos futuristas. Terminales que van más allá de lo convencional y buscan el minimalismo con ideas de diseño que en muchos casos chocan de frente con el pragmatismo con el que un ingeniero diseña las tripas, encontrando siempre un equilibrio difícil entre buenas especificaciones y un diseño atractivo y resistente. Todo este concepto es genial y el gancho de Andy Rubin es potente dentro de la comunidad más entusiasta de Android pero un total desconocido para el gran público.

Essential Phone

Hay que reconocerle mucho mérito al equipo de Essential Products: fundaron la empresa hace dos años, lanzaron el terminal hace unos meses, están trabajando en otro producto más y apenas tienen 100 empleados. En agosto lograron una cotización de más de mil millones de dólares (un unicornio, como se dice en la jerga del mundo del emprendimiento). Una hazaña teniendo en cuenta que todavía no habían comercializado el terminal, el tiempo dirá si se trata de una burbuja o no.

De momento, su primer lanzamiento está siendo complicado y las constantes ofertas y algunas noticias sueltas hablan de que el PH-1 no ha terminado de convencer ni al público más experto ni tampoco a los consumidores menos informados pero con ganas de tener un terminal muy potente.

300 dólares de descuento no están siendo suficientes

Tras varios retrasos, Essential comienza a finales de agosto a distribuir el terminal a los primeros compradores. Su primer lanzamiento fue tímido: solo en Estados Unidos y con la opción de Sprint como teleoperadora, cuarta por cuota de mercado. Un escenario complicado pero teniendo en cuenta que el público objetivo de este terminal eran fans de Android no iban mal encaminados.

Essential Phone

Un par de meses más tarde, Essential decide rebajar el precio de su terminal 200 dólares. De 699 a 499 hacían que el terminal fuera mucho más atractivo. Recordemos que en ambos casos hay que sumarle impuestos, en Estados Unidos son muy propensos a comunicar todo sin IVA porque la cifra en porcentaje varía según el estado. Sea como sea, ese corte hacía que aquello de "es un buen teléfono pero hay mejores opciones" se convirtiera en "es un buen teléfono y además es barato".

Tres rebajas en cuestión de 30 días dan a entender que las ventas no han ido tan bien como esperaban.

Públicamente no hubo una respuesta oficial para explicar esa bajada tan importante. De manera oficiosa había una noticia dura: Essential Phone en septiembre (es decir, en un plazo de un mes) sólo había vendido 5.000 unidades a través de Sprint. 5.000 puede parecer una cantidad decente pero teniendo en cuenta que en Estados Unidos es un mercado con más de 200 millones de personas, saben a poco.

Se ve que el descuento no fue suficiente para animar el mercado porque unos días más tarde era posible comprar el terminal por 50 dólares menos. Es decir, 449. En este punto era difícil discutir porque otros tope de gama de este año no habían llegado ni se habían acercado a estas cifras. Llega Cyber Monday y el listón baja de nuevo.

El Essential Phone ha llegado a los 399 dólares. Vale, son unidades limitadas, un día en concreto de promociones pero visto en perspectiva y de manera objetiva significa 300 dólares menos que hace dos meses. ¿Servirá para que las ventas se animen? Es pronto para averiguarlo pero seguro que en los próximos días tendremos noticias. Si son buenas, igual hasta tenemos una comunicación oficial.

La segunda parte puede (y debe) ser mejor

Voy a tirar de la frase manida de "segundas partes nunca fueron buenas" pero confío que en el caso de Essential Phone puede no cumplirse. Ha tenido un inicio difícil, con resultados (hasta donde sabemos) discretos pero eso no significa que la compañía se vaya a pique de un día para otros. Recordemos que hay fuertes inversiones detrás y que esa valoración de 1.000 millones de dólares no son baladí.

Camara

El PH-1 ha tenido un lanzamiento raro pero nos ha gustado mucho su historia. Es amarga pero como piedra de toque para hacerlo mejor en 2018 no ha estado mal. Esperemos que las inyecciones económicas que ha tenido sirvan para tener un mejor producto, menos problemas de producción y también sirva para dar alas a la distribución y que no se quede en un nicho muy específico.

Veremos si su siguiente parte no pasa tan desapercibida y logra enamorar. Hay segundas oportunidades, lo hemos visto con Nokia, y ojalá Essential Phone el año que viene vuelva con una propuesta más redonda, convincente y también con todo ese romanticismo e innovación para ser una bonita historia.

En Xataka Android | Essential Phone, comparativa: así queda el móvil de Andy Rubin frente al Xiaomi Mi Mix, Galaxy S8, LG G6 y más

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos