Publicidad

He pasado 10 días con un smartphone Android de hace 5 años y esta  ha sido mi experiencia
Móviles Android

He pasado 10 días con un smartphone Android de hace 5 años y esta ha sido mi experiencia

Publicidad

Publicidad

Hablando entre los compañeros de Xatakandroid comentamos a menudo que los smartphones más básicos son válidos para el uso que le da la mayoría de gente.

También hemos comentado que el ritmo de actualizaciones de móviles está desbocado con un chorreo de modelos y más modelos que llegan incluso a ser inferior al año de una generación a la siguiente.

Es por ello que nos planteamos de manera conjunta con esos dos conceptos en mente si podríamos sobrevivir utilizando un móvil antiguo a día de hoy y he pasado 10 días con un smartphone Nexus S, anunciado en 2010, y comparto mi experiencia.

Preparación mental

Antes de hacer el cambio de móvil como principal, es decir, con las aplicaciones que uso a diario y mi tarjeta SIM intenté mentalizarme, haciéndome a la idea de que se trata un móvil que llegó al mercado junto con Android 2.3.

157679 Blog Nexus S

Todo el mundo de la telefonía móvil ha dado un gran vuelco en estos años. Hablamos de una gran evolución en la que se ha pasado a utilizar chips multinúcleo, con menor consumo, más memoria RAM, memorias internas más rápidas, mejores cámaras, baterías de mayor capacidad y pantallas con una mejor calidad de imagen, resolución, protección, etc.

Es decir, es un mundo nuevo como ya analizó Xataka en enero de 2011.

Nexus S (Samsung) - 19 dic 2010
Dimensiones físicas 123,9 x 63 x 10,88 mm, 129 gramos
Pantalla SuperAMOLED 4 pulgadas
Resolución 800 x 480 píxeles
Procesador Samsung Exynos 3110 a 1 GHz
RAM 512 MB
Memoria 16 GB (ampliable con tarjetas microSD)
Versión Android Original 2.3
Última actualización oficial 4.1.2
Conectividad Wi-Fi (802.11b/g/n), Bluetooth 2.1, USB 2.0, DLNA, NFC
Cámaras Trasera de 5 Mpx con autofocus y flash
Frontal VGA
Batería 1.500 mAh (extraíble)
ExtrasParte frontal curva

Como se puede ver hay características como los 16 GB de memoria interna que son lo común, aunque tenemos que comentar que tienes 1 GB para aplicaciones y el resto como unidad de almacenamiento aparte.

Sin embargo en otros apartados... se queda muy atrás. El procesador mononúcleo o la pantalla que si bien es SuperAMOLED, es de las primeras generaciones de Samsung y todavía no estaba fina la tecnología.

650 1200

Este smartphone era el buque insignia Android de la época y trataba de tú a tú al iPhone 3GS / iPhone 4, contemporáneos del mismo.

Así que sí, uno se prepara mentalmente a la hora de hacer el cambio ya que los cambios a peor son más duros de asumir que en el otro sentido.

Primer día, paciencia y desesperación

Nexus S era un gran terminal para 2010 / 2011, sin embargo a día de hoy es un smartphone cuyo software dejó de actualizarse con la versión 4.1.2 de Android Jelly Bean.

El cambio de tarjeta pasando de nanoSIM a tarjeta SIM se lleva a cabo mediante dos adaptadores sin mucho problema, el terminal reconoce la SIM y configura automáticamente el punto de acceso a Internet y eso que utilizo la OMV Jazztel.

Primeros minutos de uso, morriña producida por los cuatro botones de Android que en Nexus S son capacitivos.

Android 4 4 Kitkat Nexus S 5190312

Pese a estar preparado mentalmente y hartarme de paciencia para enfrentarme a la instalación de las aplicaciones que utilizo con más frecuencia y configuración de la cuenta Google, etc. En resumen, me lleva más de media hora la instalación de WhatsApp, Slack, Asana y actualización de las aplicaciones Google y sincronización de mi cuenta.

En este periodo la batería ya se ha consumido notablemente aunque no lo achacas a nada en particular, lo tienes con pantalla encendida, instalando cosas y hace tiempo que no se usa y la batería tendría que recalibrarse.

Sin embargo al pasar las horas te das cuenta de que a ese ritmo de entre 8 - 10% de sangría de batería incluso en reposo no llegas a 9 horas de autonomía.

El uso del terminal es todo menos fluido, hay un lag notable a la hora de abrir cualquier aplicación y mejor no hablamos de usar varias aplicaciones a la vez. Empieza la desesperación.

Suficiente para el primer día, y con la lección aprendida me aprovisiono de una batería externa pensando que o bien la batería con esos años ya no es la que era o que tiene que recalibrarse.

Segundo día, haciéndote a la nueva realidad

La escasa cantidad de RAM disponible en el terminal para las aplicaciones de hoy día hace que la experiencia de uso sea en el mejor de los casos tortuosa. Unos 4 segundos en abrir WhatsApp sin ninguna tarea abierta, olvídate de bajar la persiana de notificaciones y abrir un correo que acabas de recibir si no quieres esperar otros 5 segundos. Está claro que Samsung / Google metieron la pata con la última actualización y dejaron a los usuarios vendidos.

Viendo que el consumo de batería viene siendo el mismo, muy muy elevado incluso en reposo (sin usarlo) empieza la labor de investigación, echando un ojo a qué aplicaciones son las que más batería consume, si hay wakelocks y habría sido gracioso hacerme un selfie con la cara que se me quedó cuando vi que eran los Servicios de Google los que más consumían incluso superando con creces la pantalla.

El smartphone en standby baja la frecuencia del procesador pero no podía entrar en modo deep sleep lo que hacía que aún con pantalla apagada el terminal consumiese esa cantidad de energía incluso sin uso.

Tras navegar un poco por la web, desde un ordenador, desde el smartphone es algo que hay que sufrir en silencio, te das cuenta de que es algo que muchos usuarios reportaron en su día y es un bug sin solución.

Y para más inri no hay solución oficial ya que Nexus S dejó de ser actualizado con esa versión. Bien por Google/Samsung, léase la ironía. De hecho el Nexus S que he utilizado es de un amigo que acabó dejándolo en un cajón en su día y pasándose al lado de la manzana tras la actualización a 4.1.2 y todos estos problemas.

Así que tras un día que requiere cargar a mediodía para llegar a la noche empiezo a pensar en ROMs alternativas, kernels y todo lo que la scene ofrece para el terminal. Antes de consultarlo profundamente con la almohada vuelvo a conectar al cargador el móvil para empezar el día siguiente con fuerzas.

Kernels y custom ROMs, 5 años después: ¡la scene sigue viva!

Este es uno de los puntos con los que más cómodo te sientes cuando eres usuario Android. Si adquieres un smartphone medianamente popular, queda patente con esta experiencia, que el desarrollo alternativo de ROMs tiene vida propia y sigue su curso haya soporte oficial o no del terminal y es algo que si te gusta trastear no encontrarás en otra plataforma como Windows Phone ni mucho menos iOS.

Bootkoader

Así que en los días siguientes me lié la manta a la cabeza y comencé con el procedimiento habitual de liberar bootloader, instalación de custom recovery y probando distintas ROMs actualizadas durante este año 2015 y que prometen características actuales. Algunas de las ROMs que pruebo están basadas en 4.4.2 (SlimKat) y otras en 4.4.4 (CrazyCM, DayDream).

A ello se suma el flasheo de distintos kernels como son Marmite 10.6 o bien el último Matrix disponible.

Para ello hago uso de XDA-Developers y su apartado para el terminal. Entre las ROMs disponibles destacan principalmente dos vertientes, las basadas en AOSP y las basadas en CyanogenMod M12.

En el proceso de flasheo y prueba me doy cuenta de que la fluidez es una de las cosas con las que te topas a la hora de dejar de lado la 4.1.2 oficial.

Hay siempre cierta pelea a la hora de flashear y tienes que ser cuidadoso ya que unas ROMs requieren CWM otras sólo se flashean bien si lo haces desde TWRP así que, recomiendo encarecidamente leer, antes de ponerte manos a la obra.

650x300x2013 05 03 154057 Jpg Pagespeed Ic Grsczpobmp

Mis pruebas iniciales concluyen con unas ROMs que funcionaban realmente bien, sueltas, fluidas y sin bugs aparentes o funcionalidades sin implementar, aptas para el día a día si no fuera porque seguían arrastrando el bug de no dejar que entrase en modo deep sleep. Ni con soluciones software como GServiceFix o parches que prometían funcionar conseguía que el smartphone dejase su insomnio de lado.

Probadas distintas ROMs, combinaciones de distintos kernels con opciones de overclock y undervolt, y recordando aquellos tiempos en los que eso era ley de vida como buen poweruser Android, llegué a la conclusión de que era complicado dar con la combinación correcta y dado que es un terminal tan antiguo los foros no están lo actualizados que uno querría.

Así que uno que ya tiene años de experiencia en este campo decidí tirar a lo seguro, y cyanogenmod sigue actualizando semana a semana sus nightlies para el Nexus S (nombre en clave:Crespo) y aposté por la última versión de CyanogenMod M12 (basada en 4.4.4).

Kk

Instalarlo y mano de santo, es cierto que alguna de las ROMs que probé anteriormente eran algo más fluidas o permitían un cambio entre aplicaciones más instantáneo pero con la versión oficial de CyanogenMod el smartphone empezaba a ser usable como para andar lejos de un enchufe durante toda la jornada.

Así es la experiencia del día a día hoy

Con CyanogenMod M12 el smartphone es usable, con la ROM oficial no. Ahora usarlo para recibir y responder emails desde Gmail sin sufrir esos lags iniciales. También puedo cambiar entre aplicaciones con cierta soltura, algo antes impensable.

Tanto es así que a la hora de devolver el smartphone tras la aventura, mi amigo se ha sorprendido gratamente de lo fluido que va en comparación con antes.

¿Es usable? La respuesta es sí. Aunque depende de lo que entiendas por usable. Estás limitado en gran medida por la RAM disponible por el sistema que de los 512MB originales se queda con 386MB y eso para Android 4.4.4 ya es muy justo. Rondan los 50-70MB libres sin aplicaciones en uso. Incluso probando otros kernels que estiran la RAM disponible hasta 409MB estamos limitados y aquí empieza a fallar la cámara de manera aleatoria.

Conlusion

¿Con qué limitaciones nos encontramos? Pues principalmente a la hora de ejecutar aplicaciones exigentes como juegos, la mayoría no son compatibles por utilizar estándar OpenGL ES posterior a la GPU PowerVR SGX540 de este terminal y Google Play no nos deja ni instalarlos.

Cuando instalas un juego que sí, en ocasiones se cierra, no acaba de cargar y en otras carga, ejemplo: Candy Crush Saga, Angry Birds o Cut The Rope. No podrás ir más allá de juegos de aquella época debido a la poca RAM disponible que hace que el sistema libere y cierre aplicaciones para poder seguir ejecutando Android 4.4.4 correctamente.

Otro caso es el navegador web, algo tan interiorizado en móviles actuales, cuando usas Chrome aquí y ves lo que tardan en cargar las webs se te cae el alma a los pies, pero acaban cargando.

Así que resumiendo, ¿he sobrevivido con un móvil de hace 5 años? Sí, con limitaciones pero sí. Para un uso básico de WhatsApp, email push, navegación esporádica, escuchar música o incluso Youtube es un smartphone capaz y consigue una autonomía de unas 18 - 20 horas con 3 horas de pantalla encendida.

Y tras esta aventura me enfrascaré en otra con la que pasaré 10 días con un smartphone Android actual de los más baratos del mercado.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir