Motorola Defy: el regreso a la senda de los móviles 'indestructibles' con un Android resistente a casi todo

Motorola Defy: el regreso a la senda de los móviles 'indestructibles' con un Android resistente a casi todo
7 comentarios

El Motorola Defy que hoy presenta su fabricante es un teléfono nuevo pero no lo es su línea. Ya hubo un Defy en el año 2010 que ha tardado once largos años (si no contamos los modelos Pro y Plus) en tener una merecida renovación y se ha logrado el objetivo merced a un acuerdo entre Motorola y Bullit, los responsables de los teléfonos CAT para la industria más exigente.

El teléfono ofrece características de gama media pero la clave de su existencia radica en su construcción. Hablamos de un todoterreno capaz de soportar las exigentes propias de certificaciones militares para asegurar durabilidad ante accidentes cotidianos, y algunos no tanto, y que se convierte en un nuevo móvil reforzado del catálogo de Motorola.

Ficha técnica del Motorola Defy

Motorola Defy

Pantalla

LCD de 6,5 pulgadas
Resolución HD+
Cristal Corning Gorilla Victus

Procesador

Snapdragon 662

Versiones

4GB/64GB
MicroSD

Cámaras traseras

Principal: 48 megapíxeles f/1.8
Macro: 2 megapíxeles
Blanco y negro: 2 megapíxeles

Cámara frontal

Principal: 8 megapíxeles

Batería

5.000 mAh
Carga rápida de 20W

Sistema operativo

Android 10
My UX

Conectividad

4G
WiFi
Bluetooth 5.0
NFC
Conector de auriculares
USB tipo C

Otros

Certificación militar MIL-SPEC 810H
Certificación IP68
Tecla de acceso directo programable

Precio

329 euros

Una línea media bastante clásica

Defy

Llega el nuevo Motorola Defy al catálogo del fabricante chino portando una pantalla HD+ de 6,5 pulgadas, una LCD perforada para dejar hueco a la cámara frontal y que además está reforzada con un cristal Gorilla Glass Victus de 0,7 milímetros de grosor. En el lateral, Motorola coloca un botón programable y el lector de huellas viaja a la espalda, al logotipo de la marca.

Para el procesador se ha optado por el Snapdragon 662 de Qualcomm corriendo a 2GHz, un chip que se acompaña por 4GB de RAM y por 64GB de memoria interna en un único modelo disponible pero ampliable. Porque sí, tenemos una bandeja para añadir una microSD extra. Y bajo todo este equipamiento, una batería de 5.000 mAh con carga rápida TurboPower marca de la casa a 20W que se alimenta a través del puerto USB tipo C. Dice Motorola que el teléfono aguanta dos días encendido sin problemas.

Llegamos a las cámaras y aquí nos topamos con una cámara trasera de 48 megapíxeles con lente f/1.8 y con una pareja de cámaras de 2 megapíxeles adicionales, una de ellas con enfoque macro y la otra para tomar lecturas de profundidad. En el frontal, ocupando el hueco de la perforación de la pantalla, tenemos 8 megapíxeles para selfies.

Este Motorola Defy aterriza con Android 10 y la promesa de actualizarse a Android 11 además de tres años de actualizaciones de seguridad. El sistema se oculta tras MyUX, la capa propietaria de la marca que ofrece un sistema prácticamente limpio, muy similar a la experiencia de los teléfonos Android AOSP. El Motorola Defy llega con 4G, WiFi, Bluetooth 5.0, GPS, chip NFC para pagos móviles, conector para auriculares y el ya citado puerto USB tipo C.

Con un refuerzo fuera de serie

Pero lo más llamativo de este Motorola Defy no está en su interior sino en su propia construcción. Hablamos de un teléfono que, entre otras cosas, ha obtenido la certificación militar MIL-SPEC 810H, lo que hace que resista tanto a altas como a bajas temperaturas además de pruebas tan exigentes como la humedad, chorro de arena, caídas desde 1,8 metros, torsiones y demás "torturas".

El Defy obtiene la IP68 contra polvo y agua pero también la MIL-SPEC-810H militar contra todo tipo de percances

Motorola lo ha certificado también contra polvo y agua con la IP68 y garantiza una alta resistencia gracias a dos capas estancas, una sobre la otra. La firma cuenta que así se garantiza que el teléfono siga resistiendo al agua gracias a que si se deteriora la capa externa por golpes, caídas o erosiones, aún resta una capa inferior que sigue estando tan certificada como la otra.

Motorola cuenta, además, que hacerse con un teléfono así reduce el presupuesto de los compradores al evitar roturas y, por tanto, el paso por los servicios técnicos para reparaciones o sustitución de piezas. No en vano, este Motorola Defy es capaz de aguantar 35 minutos sumergido a 1,5 metros y soporta caídas desde 1,8 metros de altura, lo que lo hace excepcionalmente durable. Un dispositivo para aguantar mucho tiempo encendido y funcionando correctamente.

Versiones y precios del Motorola Defy

Defy

El nuevo Motorola Defy regresa al catálogo de su fabricante después de 11 años sin modelos de su línea y lo hace en una única opción de RAM y almacenamiento interno. El teléfono, con 4GB de RAM y 64GB de memoria interna, puede ser nuestro a un precio de 329 euros.

  • Motorola Defy con 4GB/64GB: 329 euros
Temas
Inicio