Compartir
Publicidad
Nexus 5X, o cómo Google intenta nadar entre las aguas de la gama media y la alta
Móviles Android

Nexus 5X, o cómo Google intenta nadar entre las aguas de la gama media y la alta

Publicidad
Publicidad

Ha llegado el día, y después de habernos tirados prácticamente todo el verano hablando de rumores y filtraciones, el nuevo Nexus 5X por fin se ha convertido en una realidad. Con él Google no sólo ha vuelto a las cinco pulgadas, sino que lo ha hecho intentando recuperar la vieja filosofía de hacer un móvil potente pero con buen precio que tanto éxito le diera en el pasado.

Y decimos que lo ha intentado porque no podemos decir que lo haya conseguido. Muchos nos esperábamos que el Nexus 5X volviese a ser un buen gama alta como el Nexus 4 o 5, pero Google tenía otros planes para él, y quienes quieran comprárselo tendrán que conformarse con un buen gama media a un precio demasiado elevado para lo que ofrece.

Intentando volver a los orígenes

650 1200

Google ha ido probando con diferentes fabricantes a la hora de desarrollar sus Nexus, pero el que más veces ha repetido esta misión ha sido sin duda LG. Ellos fueron los artífices del equilibrio casi perfecto que vimos primero en el Nexus 4 y en el Nexus 5 después, y no es de extrañar que la empresa del buscador los haya vuelto a elegir para intentar volver a los orígenes.

Y es que después del éxito cosechado por estos móviles, la apuesta del Nexus 6 el año pasado no les salió tan bien como cabría esperar. El móvil no sólo subió al mismo precio que la mayoría de la gama alta, sino que lo hizo sin unas especificaciones suficientes para que la gente apostase por él. En este caso, jugárselo todo a la carta del "siempre actualizado" parece que no les salió del todo bien.

Ahora Google intentado volver sobre sus pasos y volver a confiarle a LG la misión de conseguir un buen móvil a un mejor precio. Pero en esta ocasión no le faltará competencia, ya que OnePlus encabezó el año pasado la lista de varios fabricantes que, ante la ausencia de un sustituto para el Nexus 5, han intentado ocupar su trono en los últimos tiempos.

Al hecho de tener esta filosofía algo más poblada de lo normal también se le une el que el Nexus 5X en esta ocasión no ha nacido para encabezar la gama. Ese lugar se lo cede al Nexus 6P, sucesor del móvil de casi 6 pulgadas del año pasado, mientras que él se tendrá que conformar con asentarse en lo más alto de la gama media.

No le faltan aciertos

Nexus 5x Colores

Por muy negativos que nos pongamos con este Nexus 5X, es innegable que tiene unos cuantos aciertos. El primero es el de conformarse con una resolución Full HD para su pantalla. Cada vez somos más los que creemos que apostar por más de eso es derrochar batería en una diferencia apenas perceptible, y además con una pantalla 2K seguro que la autonomía de sus 2.700 mAh se hubiera resentido considerablemente.

Teniendo en cuenta que la mayoría de personas con las que nos cruzamos por la calle tiene siempre algún tipo de funda con la que proteger el móvil, el no haber querido derrochar demasiado con el diseño también se me antoja como otro buen acierto, sobre todo teniendo en cuenta que todo el dinero que se ahorran con eso lo han podido invertir en otros aspectos más importantes.

Uno de estos aspectos es sin duda el lector de huellas dactilares. Además, también podremos disfrutar de los beneficios de un USB 3.1 Type-C, enfoque láser y un procesador Snapdragon 808. Pese a que casi en todo lo demás este móvil podría ser considerado un gama media, por lo menos estos componentes sí que parecen sacados de la alta.

Las cámaras de 12,3 y 5 megapíxeles también prometen poner al Nexus muy por encima de la gama media en cuanto a calidad fotográfica, e incluso tampoco debería quedarse mal si se le compara con la alta. Pero teniendo en cuenta que este es un aspecto en el que Google siempre ha cojeado, será mejor que esperemos hasta nuestro análisis antes de lanzar las campanas al vuelo.

Unos desaciertos que lo empañan todo

Lo admito, llevo tanto esperando este Nexus 5X que ya me había hecho a la idea de que sería mi próximo móvil. Pero hay unas cuantas cosas que me preocupan, e incluso hacen que me replantee la idea de comprármelo. Y no, no me refiero únicamente a que tiene un diseño feo o que su tamaño no sea todo lo ajustado que podría haber sido.

Uno de los pecados capitales que ha cometido Google con este móvil es el de utilizar únicamente 2 GB de memoria RAM, que es exactamente la misma que tuvo el primer Nexus 5 hace dos años. No me cabe en la cabeza que Google haya lanzado este móvil con una carencia tan notable en el mismo año en el que muchos gama alta están empezando a equipar el doble.

Tampoco me caben en la cabeza que estando en pleno 2015 Google quiera lanzarle al mundo un nuevo Nexus cuyo almacenamiento interno empiece en 16 GB y acabe en 32 GB. Me parece una broma de mal gusto, sobre todo si tenemos en cuenta que el precio del móvil con esta configuración empieza en casi 400 euros.

Nexus 5x
De la misma manera, tampoco le encuentro una explicación a que se haya prescindido de tecnologías que venían utilizándose desde modelos anteriores como el estabilizador óptico de imagen (OIS) o incluso una carga inalámbrica que se estrenó hace tres años con el Nexus 4. Es una lástima que el buen trabajo que ha hecho Google con algunos aspectos de su próximo Nexus de cinco pulgadas vayan a quedar empañados por unos desaciertos que le condenan a la gama media.

Google también ha desaprovechado un par de oportunidades para hacer que su Nexus 5X sobresaliese entre la competencia. El primero de ellos está relacionado con el tamaño, ya que con la excusa de poner unos altavoces frontales bastante prescindibles, sobre todo teniendo en cuenta la calidad de sonido que se puede esperar de ellos, vayamos a tener que tragar con unos marcos que podrían haber sido mucho menos acusados para disminuir el tamaño general del dispositivo.

Y terminamos con sus 2.700 mAh de batería. Es verdad que el conformarse con FullHD va a hacer que no sean tan insuficientes como en otros móviles de alta gama, pero me parece una oportunidad perdida por parte de Google y LG el no haber intentado redondear la cifra y compensarnos el que no sea un digno sucesor del Nexus 5 con que por lo menos tenga una autonomía que sobresalga.

Nadando entre dos aguas

Por lo tanto podemos resumir diciendo que estamos ante un móvil que podría haber sido un digno sucesor para el Nexus 5 si Google hubiera puesto un poco de interés en él. Pero en cambio se encontrará intentando nadar entre las aguas de la gama media y alta con un precio excesivo si tenemos en cuenta algunas de sus características, lo que podría hacer que acabase ahogándose y desterrado en el cajón de los fracasos de Google.

En cualquier caso, todas estas conclusiones las he sacado basándome en las especificaciones que Google nos muestra sobre el papel. Habrá que esperar a tenerlo entre nuestras manos para poder darle la oportunidad de demostrar lo que es capaz de hacer, y será entonces cuando valoremos de una vez por todas si Google ha acertado o no con su arriesgada apuesta.

En Xataka | Nexus 5X: ya está aquí el esperado relevo del Nexus 5

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio