Compartir
Publicidad

OnePlus 6 y la carga no inalámbrica, o el absurdo de hacer un móvil de cristal y desaprovecharlo

OnePlus 6 y la carga no inalámbrica, o el absurdo de hacer un móvil de cristal y desaprovecharlo
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El OnePlus 6 lleva sólo unos días entre nosotros, y por tanto el recuerdo de la presentación aún está en la memoria de muchos redactores de tecnología, y de no pocos usuarios. El fabricante de origen chino desveló, durante dicha presentación, que OnePlus daba un paso adelante en cuanto a construcción, en cuanto a materiales. El OnePlus 6 se convertía así en el primer móvil con trasera de cristal del catálogo de la compañía.

La decepción llegó, no obstante, cuando se habló de las bondades de su batería. Se hablo de la autonomía, de los tiempos de carga gracia a Dash Charge y de otras bondades de la pila interna, pero no se mencionó en ningún momento que contase con carga inalámbrica, uno de los pocos motivos lógicos por los que construir un móvil de cristal. Ahora, cuestionado por esta carencia, OnePlus ha contestado.

"No sentimos la necesidad" de colocarla

No es la primera vez que OnePlus responde a esta pregunta, pero sí es la primera en la que la característica debía, por construcción, haber llegado en el interior de su nuevo teléfono y no lo ha hecho. El fabricante ya comentó el poco interés de la compañía ante la carga inalámbrica cuando resaltó las bondades de Dash Charge en el OnePlus 5T, pero aquel móvil era de metal. El OnePlus 6 es de cristal.

En la huída hacia delante de los fabricantes móviles en lo que respecta a los materiales de construcción, no han aparecido pocas alternativas al plástico que hasta hace algunos años era hegemónico. En la actualidad predomina el metal pero también vemos móviles de cerámica, y cada vez más de cristal, como algunos de Xiaomi o, por ejemplo, el reciente OnePlus 6. Aunque hay mucho más a lo que mirar si hablamos de cuerpos de vidrio.

La carga inalámbrica o por inducción magnética no funciona en los móviles con cuerpo metálico. La explicación es tan sencilla como que los cuerpos metálicos generan una jaula de Faraday, debilitando o imposibilitando que las ondas electromagnéticas atraviesen los cuerpos. De ahí que las antenas de los móviles metálicos se coloquen en el exterior, y que éstos no puedan tener carga inalámbrica.

Un móvil de cristal sufre más que el resto ante las caídas. En el mejor de los casos, una raja en el cuerpo. En el peor, un móvil inusable recubierto de un cristal hecho añicos.

Como parece que el plástico o policarbonato es un material poco digno para los teléfonos más caros del mercado, los fabricantes han ido adaptando sus teléfonos al cristal, pues la cerámica es costosa y lenta de fabricar. Y para muestra, se le puede preguntar a Xiaomi sobre ello, pues sólo coloca cuerpos cerámicos a sus ediciones especiales, y éstas no cuentan con tiradas demasiado extensas.

El problema del cristal es que hace los móviles más frágiles, por más generaciones de Gorilla Glass que quieran emplear en su construcción. Ante las caídas, los móviles de plástico se ríen, los de metal tal vez sufran algún rasguño o abolladura, pero los de cristal estallan. Así de sencillo, los cuerpos de cristal se hacen añicos con las caídas y ya no sólo es una cuestión estética, en ocasiones pierden trozos y pueden incluso causarnos cortes durante su uso.

La llegada de los cuerpos de cristal produjo que el problema de los frontales rotos se trasladase también al resto del teléfono, lo que los convirtió en gadgets aún más delicados y necesitados de fundas o de toda nuestra atención. Y si uno construye un móvil de metal pero no le coloca carga inalámbrica, uno de los pocos motivos por los que un móvil debería ser de cristal, entonces justificar el material se hace aún más complicado.

La cristalización de OnePlus no trajo consigo la carga por contacto, y eso es un error

Comentaba OnePlus durante la presentación del OnePlus 6 que el cuerpo de cristal hacía que el teléfono recibiese señal inalámbrica con más potencia y claridad. Algo que, como comentábamos antes, también se consigue llevando las antenas al exterior del cuerpo. Pero la cristalización de OnePlus no trajo consigo la carga por contacto, y eso es un error. En OnePlus y también en los fabricantes que hacen lo mismo.

Así que en OnePlus no sintieron la necesidad de colocar carga inalámbrica a su teléfono, pero parece que sí sintieron la necesidad de hacerlo más delicado. De "obligar", siempre entrecomillado, a sus usuarios a buscarse una funda para no tener que mandar el teléfono al taller cuando sufriese una caída. Algo que no ocurriría con un teléfono de plástico, pero el plástico no es premium. O eso nos dicen los fabricantes.

Vía | Android Authority
En Xataka Móvil | ¿Qué es y cómo funciona la carga inalámbrica en los teléfonos móviles?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio