Compartir
Publicidad
OnePlus 6T, una gran opción pero que ha perdido su 'mojo'
Móviles Android

OnePlus 6T, una gran opción pero que ha perdido su 'mojo'

Publicidad
Publicidad

Ya tenemos con nosotros el esperado OnePlus 6T. Como diría Apple, es el mejor OnePlus presentado hasta la fecha, con algunas novedades muy interesantes. Y que además sigue con su política de presentar dos terminales al año y ambos de gama alta.

En esta ocasión no ha sido para menos. Tenemos un terminal con unas especificaciones tope de gama (chipset Qualcomm Snapdragon 845, 6 u 8 GB de RAM, 128 o 256 GB de almacenamiento, pantalla AMOLED...) y con una evolución clara frente al anterior modelo presentado hace solo seis meses.

Dos novedades que merecen la pena

El OnePlus 6 trajo dos novedades bastantes controvertidas. Que OnePlus se sumara al carro del notch, algo que han hecho, por cierto, todos los fabricantes menos Samsung, no gustó a muchos por esta senda continuista y algo loca de imitar a Apple en justo lo que no hay que imitar.

Por otro lado el sensor de huellas en la parte trasera no acaba de convencer y tener los marcos tan pequeños obligó a la marca llevarlo ahí. En dicho momento no había otra posibilidad técnica, argumentaron.

Sin embargo estos dos problemas han sido solucionados casi en su totalidad en el OnePlus 6T. Por un lado han reducido el notch a la mínima expresión, a una elegante gota. Sería mejor que no estuviera, pero es una de las dos formas de lograr cubrir casi todo el frontal con pantalla (la otra forma es con piezas móviles, como hacen Oppo en su Find X y Xiaomi en el Mi Mix 3).

Op6t 2

El otro es que por fin vemos un sensor de huellas debajo de la pantalla, en la posición más cómoda para este. Tiene una pega, eso sí, y es que la pantalla tiene que estar encendida para funcionar (la tecnología requiere iluminación donde se coloca el dedo) y lo intentan solucionar con un display always on que aprovecha la tecnología AMOLED y dejará satisfechos a la mayoría de usuarios.

Continuidad en el resto de aspectos

Por lo demás, el OnePlus 6T tiene una clara continuidad respecto a lo presentado anteriormente. Viene con un software muy limpio, con una doble cámara que está un escalón por debajo de la gama alta pero a muy buen nivel, y sin protección certificada IP frente a agua y polvo.

Lo cierto es que es un gran terminal, casi redondo, y que cuesta la mitad que lo que pretenden cobrar las grandes marcas por los gamas altas. Estamos ante un supergama media o un gama alta un pelín inferior, categoría que inauguró OnePlus hace ya 4 años.

Y sin embargo...

OnePlus se ha ido transformando con los años, ya no es la marca que vivía de marketing de guerrilla y del boca a boca. Se ha hecho mucho más convencional. Por un lado se puede ver que ha creado una relación con los medios tan fluida como otras marcas, de ahí los análisis nada más presentar su terminal. Por otro nos encontramos publicidad convencional en muchos medios (sobre todo americanos, pues quieren desembarcar con fuerza allí).

La distribución también ha cambiado mucho. Ante la venta era solo online desde su página web (de hecho al principio había un sistema de invitaciones ya que lo ajustado de su precio no les permitía tener un stock abultado). Y ahora se vende en múltiples tiendas, incluso este año en EEUU está disponible con un operador (T-Mobile).

Todos estos cambios (gastar dinero en marketing, tener distribuidores, vender a través de operadores) tienen un impacto en un aspecto fundamental para la popularización de OnePlus como marca: el precio.

Opprecios

El precio del OnePlus ha ido subiendo año a año. Lejos quedan los 269 euros del modelo más básico del OnePlus One. Ahora el modelo más económico del OnePlus 6T está por 549 euros.

Lo cierto es que a OnePlus le ha ayudado mucho que los topes de gama de las marcas más potentes estén ya rondando (o superando en muchos casos) los 1.000 euros, les ha permitido ir aumentando el precio mateniendo la distancia con lo que prometen competir. Pero también es cierto que han aparecido otras opciones económicas que podrían afectar a sus ventas.

OnePlus ha seguido la estela del resto de marcas potentes subiendo sus precios

El ejemplo más claro es el Pocophone F1, que se puede encontrar por menos de 300 euros y proporciona un procesador tope de gama y almacenamiento generoso. Es cierto, no es tan bonito, tiene un notch algo feo y la cámara está todavía por debajo, pero es casi la mitad de precio.

OnePlus ha seguido la estela del resto de marcas potentes subiendo sus precios y es desde luego una estrategia que les ha salido bien, pues las ventas han aumentado. Pero se ha desviado de los precios más bajos. Ha perdido su 'mojo'.

En Xataka Android | OnePlus 6T, comparativa: así queda frente a Pixel 3 XL, Mi Mix 3, Galaxy Note 9 y resto de gama alta de Android

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio