Publicidad

OnePlus: tenemos un problema con el precio
Móviles Android

OnePlus: tenemos un problema con el precio

Ya tenemos el OnePlus 8 y 8 Pro, los primeros flagship de la marca china que intenta situarse en la mente de los consumidores como una gama alta asequible. Y estamos ante unos terminales estupendo, en cada iteración de la marca logra rozar el cielo de los mejores terminales del año.

Sin embargo ese aura de "gama alta a precio asequible" cada vez se está quedando más anticuado. Es cierto que los terminales cada vez están más cerca de ser gama alta que supergama media, como hace unas pocas generaciones, pero también es cierto que el "asequible" cada vez aplica menos.

OnePlus 8 y 8 Pro, unos terminales muy redondos

En esta ocasión OnePlus ha lanzado dos terminales muy redondos. A una buena construcción hay que sumarle una pantalla excelente (AMOLED de 6,78 pulgadas con 120 Hz), un procesador Qualcomm Snapdragon 865, una memoria RAM de 8/12 GB LPDDR5, almacenamiento interno con 128/256 GB UFS 3.0 y tres o cuatro cámaras traseras con bastante buena pinta (y que rinden bien en nuestros análisis en profundidad).

OnePlus

¿Es suficiente esto para considerarlos móviles de gama alta? Ya hace seis meses, cuando OnePlus presentó sus terminales 7T y 7T Pro dijimos que por fin se podía comparar de tú a tú a la gama alta. Y en esta ocasión de nuevo podemos afirmar lo mismo.

Sin embargo a medida que OnePlus, que siempre ha presumido de lanzar móviles de gama alta, ha ido eliminando sus carencias frente a la verdadera gama alta del mercado, ha ido incrementando un aspecto fundamental de cualquier móvil: el precio.

OnePlus y los precios

Efectivamente, estamos ante los mejores OnePlus que jamás hayamos tenido entre manos, con muy pocos compromisos. Lo tiene prácticamente todo: buena construcción, buen hardware, buen software... pero el precio también escala hasta niveles que no habíamos visto antes.

Los terminales vienen en cuatro sabores:

  • OnePlus 8 8/128 GB: 709 euros
  • OnePlus 8 12/256 GB: 809 euros
  • OnePlus 8 Pro 8/128 GB: 909 euros
  • OnePlus 8 Pro 12/256 GB: 1009 euros

Pero esto no es una novedad. OnePlus lleva subiendo los precios desde su primer terminal, el OnePlus One. La subida fue bastante fuerte al principio (se decía que el margen por terminal vendido era muy bajo o inexistente) y luego fue progresivo, hasta el OnePlus 7.

Al igual que Xiaomi, OnePlus se ha animado con un modelo de 1000 euros

En el OnePlus 7T el escalado fue bastante brusco, el precio de entrada del modelo más básico subió de 559 euros a 599 euros. Pero de nuevo con el OnePlus 8 ha habido una subida brutal, hasta los 709 euros.

Precios OnePlus

Y estamos hablando únicamente de los precios de salida. Los precios máximos de los terminales han sobrepasado, por primera vez, los 1000 euros. Estamos ante el mismo caso que Xiaomi con su Mi 10 Pro, que llegó a los 999 euros en una carrera hacia precios "top" inparable.

El mismo problema de todas las marcas, el margen

En la telefonía móvil estamos ante un mercado cada vez más saturado. Por un lado casi todo el mundo tiene teléfono y por otro estos duran cada vez más: la potencia que han adquirido es tal que ya no estamos en la época de hace diez años cuando al año se quedaban antiguos porque las nuevas aplicaciones requerían cada vez más. Esto puede ser cierto para cierto segmento de la población, que quiere jugar con lo último, pero para la inmensa mayoría no.

OnePlus

Por tanto para que los fabricantes sigan obteniendo los mismos beneficios con menores ventas necesitan más margen. Este es el motivo por el que hemos visto subidas de precio tan abultadas en los gama alta de los últimos años.

Y OnePlus no es una excepción, como hemos visto. De ser una marca que vendía un móvil muy bueno a 300 euros ha pasado a tener su terminal más barato por encima de los 700 euros.

Hasta ahora a OnePlus le ha ido bien con su estrategia de precios

El problema de esta estrategia es que si OnePlus se acerca mucho a las marcas premium puede perder el mercado: en las gamas bajas 10 euros pueden suponer un mundo para los clientes, pero en las altas 100 no es mucho. Esto tiene dos consecuencias: por un lado es el motivo por el que OnePlus no hace más que incrementar precio (ya que a un cliente convencido lo mejor es sacarle el mayor dinero posible); pero por otro lado el cliente puede saltar a otra marca más prestigiosa aunque sea algo más cara.

Por eso OnePlus lleva tiempo haciendo una marca fuerte, cuidándola mucho. Primero con marketing de guerrilla pero luego ya con un marketing más convencional destacando sobre todo su marca, su producto redondo y un enfoque del mercado novedoso.

¿Funcionará esta estrategia de hacer piña y seguir subiendo precio? Quizá sí, desde luego a OnePlus hasta ahora le ha ido bien. Y por esto cada seis meses saca un terminal nuevo con un salto de precio. Hasta que los clientes potenciales se lancen a otras marcas. ¿Habrá llegado ese momento? Más tarde o más temprano lo descubriremos.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios