Compartir
Publicidad
Los teléfonos Android con teclado QWERTY, una especie en peligro de extinción
Móviles Android

Los teléfonos Android con teclado QWERTY, una especie en peligro de extinción

Publicidad
Publicidad

Acostumbrado a chatear en la comodidad del PC en IRC y Messenger, escribir en la pequeña pantalla del móvil nunca fue lo mio. Mientras que mis amigos eran capaces de aporrear el diminuto teclado de su Nokia para escribir SMS pulsando cuatro veces una tecla para escribir la letra Ñ, yo prefería los monosílabos a sufrir tal tortura.

Así, cuando las pantallas táctiles empezaron a ser la última moda, opté por hacerme con un Nokia Xpressmusic 5800: la pantalla era táctil, pero al menos el stylus te permitía escribir más o menos como si fuera un teclado QWERTY. Ya no había vuelta atrás, de ahí di el salto a Android con el Xperia Mini Pro y un desconocido Galaxy S Relay 4G. ¿Qué tienen en común? Ambos tienen teclado QWERTY completo.

Ninguno de estos teléfonos ha envejecido demasiado bien. El Xperia Mini tiene una diminuta pantalla de 3 pulgadas y 400 MB de almacenamiento interno, mientras que el Galaxy S Relay 4G tiene problemas de carga. Me hubiera encantado remplazarlos con un Android moderno y actualizado con teclado físico, pero no pude por un simple motivo: no existe.

BlackBerry al rescate

Cuando me di cuenta de que mi Samsung Galaxy S Relay 4G, importado de Estados Unidos pues es un modelo exclusivo de T-Mobile, no era capaz de cargar la batería correctamente y no parecía que hubiera nada que pudiera hacer, llegó el momento de tratar de encontrar sustitutos.

Ya a la hora de comprar este teléfono me había costado y mucho encontrar un Android con teclado deslizable. Básicamente, solo en Estados Unidos seguían creando móviles "con teclitas", un invento digno de tiempos pasados en Europa. Pues nada, eBay de por medio y alguna que otra pelea para desbloquearlo y poder usarlo en España... y listo.

Sin embargo, la búsqueda de un móvil que hoy en día tenga un teclado deslizable y tenga unas especificaciones más o menos decentes solo arroja dos resultados: BlackBerry Priv y Blackberry KeyOne. Sus especificaciones técnicas no están mal: el Priv tiene 3 GB de RAM, Snapdragon 808 Marshmallow y cámara de 18 megapíxeles. Mejor aun el KeyOne, con Nougat, Snapdragon 625, 3 GB de RAM y batería de 3.505 mAh.

El problema con ambos modelos es cómo es el teclado en cuestión. En el Prv, es un teclado deslizante en vertical, mientras que en el KeyOne el teclado es perenne, como en los viejos feature phone de toda la vida. El resultado es un teclado más pequeño que los deslizantes en vertical y que hace que el teléfono sea "larguísimo" una vez ha sido desplegado.

He de reconocer, no obstante, que el teclado vertical tiene sus ventajas. Salvo para ver vídeos y jugar, así es como solemos sostener el teléfono y la mayoría de aplicaciones de mensajería están pensadas para usarse de este modo. Algunas incluso se niegan a rotar al modo apaisado.

En cualquier caso, volvamos a la lista de alternativas. Desde 2015, solo dos teléfonos Android incluyen teclado QWERTY, ambos de BlackBerry. Puedes elegir entre un Priv por 350 euros en Amazon que por ahora sigue con Marshmallow sin noticias de Nougat o el KeyOne, por 680+ euros y difícil de encontrar. No para todos los bolsillos.

Si tienes menos presupuesto ya te vas a teléfonos muy viejos como el LG Optimus F3Q (1 GB de RAM solo), mi viejo S Relay 4G (solo 233 dpi de resolución) o el Motorola Photon Q 4G, que tiene ya 4 años. Estos móviles además de flojos en las especificaciones hace años que dejaron de fabricarse, así que son muy difíciles de conseguir aunque quisieras uno.

Be together, not the same

Aunque el lema de Android sea "be together, not the same", lo cierto es que últimamente salvo algún que otro intento por salirse de lo convencional, los teléfonos Android son cada vez más the same. Sí, por supuesto, cambian las especificaciones, la potencia, la capa de personalización y el precio, pero por lo demás, nadie se arriesga ya ni siquiera a crear un teléfono con teclado QWERTY deslizable. En su lugar, todo el mundo está decidido a eliminar los marcos.

Se podría argumentar, y con razón, que muchos fabricantes ya han probado el invento en el pasado, y quizá no han quedado muy satisfechos con el resultado, descartando para siempre la idea. De acuerdo, pero teniendo en cuenta que hay más de 1300 fabricantes distintos, ¿por qué a nadie se le ha ocurrido la idea? Es un hecho que muchos fabricantes, especialmente los nuevos, tienen problemas para lograr diferenciarse y captar la atención de los usuarios en un mercado con cada vez más contendientes. ¿Y qué hacen para evitarlo? Sacar los mismos teléfonos de siempre.

Una batalla perdida

Así con todo, parece que los móviles con teclado QWERTY que tanto nos apasionaron en los inicios de Android se han ido apagando poco a poco, hasta llegar a su completa extinción, y no hay nada que puedas hacer para evitarlo. Hay, de hecho, varias peticiones para pedir a los desarrolladores un teléfono Android moderno con teclado, como esta con 1807 firmas, esta con 954 o esta otra con 808. No son muchas, lo sé.

Peticion

Lo único que nos queda es enterrar el cadáver del móvil QWERTY y decirle adiós. ¿Pero quién le mató? Hay varias teorías al respecto, desde la falta de demanda al decantarse los consumidores por modelos más populares y reconocidos hasta las pantallas, cada vez más grandes y que por tanto necesitan que el móvil sea más fino para no tener la sensación de estar sujetando un ladrillo. La realidad probablemente sea una mezcla de ambos.

¿Habrá un redescubrimiento del teclado físico en el futuro? Al fin y al cabo, se dice que la moda es cíclica, así que no se puede descartar. Ahora bien, mientras que en el pasado muchos nos tuvimos que adaptar a escribir del teclado del PC (o las teclas con números) a la pantalla táctil, las nuevas generaciones nacen ya con un teclado virtual debajo del brazo.

Igual que hace años mis amigos aporreaban las diminutas teclas de su teléfono para escribir SMS a la velocidad de la luz, las nuevas generaciones aporrean el teclado virtual con destreza cometiendo una fracción de los errores en los que incurro yo tratando de escribir lo mismo. No necesitan, por tanto ningún cacharro adicional para escribir más cómodo: ya está bien como está.

Si, como yo, compartes el amor por los teclados físicos, parece que lo único que te queda es recordar tiempos pasados... y practicar tu escritura en el teclado virtual. Se dice que hacen falta 10.000 horas de práctica para convertirte en experto de algo, lo cual será cierto o no, pero te sirve para acordarte de practicar y mejorar.

Actualización 18/07/2017: Modificado el texto para añadir el único otro teléfono con QWERTY que ha salido desde entonces: el BlackBerry KeyOne.

En Xataka Android | Filtrado el LG F3Q, un teléfono que recupera para la causa el teclado qwerty deslizante

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio