Publicidad

¿Por qué existen móviles tan absurdamente caros? ¿Alguien los compra?
Móviles Android

¿Por qué existen móviles tan absurdamente caros? ¿Alguien los compra?

Publicidad

Publicidad

Tengo una ligera obsesión por el precio de los móviles, y estoy seguro de que no soy el único, pues la situación actual nos obliga a cuidar nuestros bolsillos. Muchos de nosotros nos indignamos en ciertas ocasiones cuando anuncian el precio de un terminal y rebasa con mucho lo que teníamos pensado que costaría.

De igual forma, cuando aparecen esos raros smartphones que resultan ser más baratos que otros con un hardware similar (miremos el ejemplo del Xiaomi Mi5 comparado con, por ejemplo, el LG G5), nos ponemos felices, e incluso hay gente que se plantea comprarlo debido a esa relación calidad-precio que tanto valoramos.

Agrupemos a los diferentes tipos de comprador

El primer grupo de compradores sería el que buscaría algo que se ajuste a lo que necesite al menor precio posible. Este es, en principio, el grupo más numeroso. Estas personas analizan cuidadosamente lo que quieren de un terminal, buscan aquellos móviles que se ajustan y eligen uno de ellos buscando, además, que sea lo más barato posible.

El segundo grupo es el que busca lo mejor, que tenga de todo y, incluido un diseño realmente elegante. Estas personas buscan siempre un gama alta reciente, que tengan una pantalla de gran calidad, una cámara a la última y, como no, potencia a raudales. Puede ser que necesite sus características avanzadas o, simplemente, se hayan enamorado de ese teléfono.

Si no me equivoco, creo que todo, o casi todo, el que lea este artículo está en uno de los dos perfiles. Son un tanto genéricos, pues no son de los que quiero hablar en este post, los considero bastante cabales aunque no todo el mundo comparta las ideas del otro grupo. Esto es un preámbulo del tercer grupo que voy a presentar a continuación.

Este tercer grupo es muy raro de ver en el mundo, es un grupo de personas al que cualquier smartphone de los vistos hasta ahora les parece barato, vulgar. Esta clase de personas considera que, para ser diferente, debe apostar por un tipo de smartphone que está en un rango de precio nada habitual.

Si a una de esas personas le dices que te has gastado 1.500€ en un LG G5 con todos sus módulos y "amigos", te dirá algo como "buah, qué vulgaridad, el mío es mucho mejor". ¿Crees que me estoy refiriendo a los que usan iPhone? Error, ellos serían parte del primer grupo, me refiero a un nuevo grupo.

Estas personas tienen en común que el dinero se les sale del colchón, tiene tantos ceros en su cuenta bancaria que se podrían comprar Júpiter. Algunas de estas personas apuestan por móviles que son absurdamente caros, feos en su mayoría y "un poco" obsoletos. Habrás adivinado a qué me refiero, así que voy a seguir adelante.

Savelli-Gemfield Emerald Night, con montones de esmeraldas para que te limes las uñas

Este es uno de los pocos que voy a mostrar, porque cada vez que miro el precio me muero de la risa y necesito respirar un poco. Este móvil está repleto de esmeraldas (400, concretamente, que las he contado), y ahí acaba lo lujoso, porque esta cosa lo tiene todo: es feo, está obsoleto y es caro de narices.

En la foto de más arriba verás por qué digo lo de feo (aunque puede que a alguien le guste), por lo que voy a saltar a su hardware, del que sólo se sabe que lleva un procesador mononúcleo, y ni siquiera se sabe la versión de Android que corre, porque a saber también que clase de capa de personalización le han puesto.

Es el móvil perfecto para limarte las uñas con sus 400 esmeraldas, por lo que encima es multiuso. Si es que lo tiene todo, y al módico precio de 57.000€. Existe una versión "Insane" ligeramente diferente y que cuesta la friolera de 195.000€. Al salir se pusieron 27 ejemplares de cada uno a la venta, y me da que más de la mitad siguen allí esperando.

Vertu Signature Touch, feo con ganas, pero con un hardware algo decente

Vertu Signature Touch 2 W782

Aquí tenemos a otro de esos cacharros que poca gente en el mundo querría y menos aún podría comprarse. En este caso, el hardware al menos es algo decente al llevar una pantalla FullHD de 4,7 pulgadas, una batería de 2.275 mAh, Android 4.4 y un Snapdragon 801 a 2,5 GHz. Cuenta, además, con sonido Dolby Digital Plus, carga inalámbrica Qi y 64 GB de almacenamiento.

En cuanto a su diseño, pues eso, es cuestión de gustos, aunque a mí me parece realmente feo. Pero no nos quedemos sólo con su horrenda estética, veamos su etiqueta de precio: 7.900€, ahí es nada. No es la cosa absurda del predecesor, pero no es lo que consideraríamos caro teniendo en cuenta que tendrá el mismo soporte que un chino de marca blanca.

¿Realmente alguien se compraría un smartphone de este tipo?

La verdad, podría nombrar otros 3 o 4 móviles Android de este estilo: feos, caros y obsoletos, pero quiero conservar algo de cordura mientras pueda. Hay casos aún más absurdos, como el de una versión del iPhone 6 que cuesta (agárrate a algo) 29 millones de dólares. Esa clase de móvil se lo compra Donald Trump y dos personas más.

La historia es que si aparecen fabricantes (aunque normalmente estén conectados al mundo de la joyería o la moda) que hagan estos tipos de móviles, es porque creen que habrá alguien que quiera quemar su dinero en uno de estos dispositivos. Pero me cuesta comprender cómo alguien puede apostar por un smartphone que en un mes le va a ir a pedales y que vale varios miles de euros.

Ya no hablamos sólo de fabricantes exclusivos, como Vertu u otros que quieren hacer que su teléfono se parezca a un Lamborghini (sólo que será más lento que el caballo del malo), pero mal hecho, sino de versiones extremadamente lujosas de su gama más alta, como el mencionado iPhone 6, pero hay alguna versión de lujo de un móvil de Samsung.

Obviamente, con estos terminales no buscan hacer competencia a los actuales (y si lo intentan, están fracasando a lo grande), pero están ofreciendo productos de un precio astronómico que no va a tener un funcionamiento a la altura de su precio.

Dicho esto, es la hora de debatir, echarse a llorar, morirse de risa o buscar en Google todos los móviles más caros del mundo y quedarte con los ojos tan abiertos que se te queden secos para siempre.

En Xataka Android | Moto G4, ¿un giro estratégico para seguir reinando en la gama media?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir