Compartir
Publicidad

Razer quiere convertir su móvil en portátil con touchpad gracias a Project Linda

Razer quiere convertir su móvil en portátil con touchpad gracias a Project Linda
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sueño de poder utilizar el móvil como un ordenador convencional no es nuevo. Si echamos la vista atrás, los más veteranos recordarán iniciativas como la del Motorola Atrix: un móvil que se encajaba en un portátil "vacío" donde hacía de cerebro para moverlo. En casos más recientes, y con una aproximación algo diferente, tenemos también a Samsung con su Dex o el Huawei Mate 10 y el cable para enchufarlo a un monitor.

Razer ha anunciado en el CES que también están trabajando en una idea parecida bajo el nombre Project Linda. Su propósito es que podamos conectar, como el Motorola, un móvil como el Razer Phone a una carcasa de portátil con pantalla para que podamos utilizarlo como un ordenador. Eso sí, hay que fijarse bien en los detalles: incluirá un disco duro interno y el smartphone además de como cerebro se empleará como touchpad.

Un paso más para hacer real la convergencia entre ordenador y smartphone

El portátil, como podéis ver en la imagen que encabeza el artículo, tiene el mismo aspecto que cualquier modelo convencional con una ligera diferencia: hay un hueco justo donde iría el trackpad para conectar el móvil y hacer también las veces de superficie táctil para usarlo como si fuera un ratón o emplearlo como segunda pantalla, al estilo de Nintendo Wii U por ejemplo.

Decir que Project Linda se trata de un ordenador "vacío" sería injusto. Sí, no tiene procesador pero cuenta con su propia batería (que carga al teléfono mientras esté conectado) y cuenta con un disco duro de 200GB. Lo que no sabemos es si actuará como una mera unidad de almacenamiento USB o tendrá una partición propia para arrancar una imagen de sistema diferentes con el móvil ejecutando todos los procesos.

Como portátil que es, cuenta con todos los conectores necesarios: desde USB tipo C a jack de 3,5mm y USB tipo A para conectar periféricos como ratones o teclados. ¿Es este el momento para que Project Linda triunfe? Quizás no justo ahora pero desde luego es una oportunidad mejor que la del Motorola Atrix, que en su día fue innovador pero tuvo que remar contra muchas limitaciones.

A favor tenemos que a día de hoy utilizar pantallas táctiles en ordenadores no es algo nuevo. Apple lleva ya casi dos años apostando por ellas en sus MacBook y aunque las opiniones están muy divididas sobre su utilidad real, no me cuesta imaginar a Razer utilizando el móvil como segunda pantalla en muchas apps y juegos cuando esté conectado.

El hardware ha mejorado mucho desde que saliera el Atrix y gracias a Google hay muchas apps de Android optimizadas para pantallas de portátil. Ahora, ¿hay interés por parte del usuario para esa convergencia?

Otro punto importante es la gran cantidad de aplicaciones que hay optimizadas para pantallas tipo portátil. Google lleva mucho tiempo haciendo esfuerzos para impulsar sus Chromebook y uno de los pasos que dio fue hacer compatibles las millones de apps que hay en Google Play en sus ordenadores. Con ésto, podemos olvidarnos de experiencias tortuosas como las de hace siete años con Motorola.

Con todo ésto, no es suficiente para garantizar su éxito y de momento Razer sigue avanzando con su proyecto, mostrándonos qué podamos hacer con él y esperar su momento. Veremos si hay mercado, o no, de usuarios que quieran tener un móvil y poder conectarlo a otro dispositivo para convertirlo en el PC. De momento ninguno se ha llevado el gato al agua.

Vía | Time (enlazamos a la caché ya que el artículo no estaba activo cuando publicamos la noticia)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio