Publicidad

Samsung apostaría por el cristal flexible para recubrir la pantalla de su futuro Samsung Galaxy Fold 2

Samsung apostaría por el cristal flexible para recubrir la pantalla de su futuro Samsung Galaxy Fold 2
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Afrontar el reto de doblar la pantalla de un teléfono móvil comenzó por donde tenía que empezar, por lograr un sustrato flexible sobre el que construir una pantalla como tal. Pero no tardó en extenderse al recubrimiento de dicha pantalla. Una vez que el panel se doblaba, tocaba protegerlo, y la primera opción de Samsung para su Fold fue la de optar por el plástico. Concretamente, por la poliimida.

No, no la confundais con la poliamida. Aquí hablamos de un polímero compuesto por unidades repetitivas de imida con excelentes propiedades mecánicas y resistencia a la temperatura y a los químicos. Y, en última instancia, flexible como todos los plásticos. Pero el tacto de esta poliimida o PI es el que es y Samsung, tras los problemas de los Galaxy Fold y sus reparaciones, parece haber decidido dar un paso adelante y adentrarse en el mundo del cristal.

Adiós a la poliimida, hola al cristal de 30 micrómetros

Fold

La lámina de plástico que recubre las pantallas de los actuales Samsung Galaxy Fold está suministrada por el fabricante japonés Sumitomo, y aunque este fabricante no es directamente responsable de los errores de las primeras unidades del Fold (éstos se debieron al diseño de la propia lámina y las partes que dejaba al descubierto), parece que Samsung ha decidido dejar el material atrás y adoptar el cristal.

Asociamos la palabra cristal con un material rígido y que se fractura cuando lo doblamos, pero parece que esto ocurre únicamente cuando hablamos de láminas de al menos 100 micrómetros de grosor, que son las habituales que se emplean en los teléfonos móviles. Dolnsys, un fabricante chino, habría desarrollado un cristal de sólo 30 micrómetros y flexible, y Samsung lo elegiría para el recubrimiento de sus futuros Galaxy Fold 2 y sucesivos modelos.

La existencia de este nuevo cristal flexible haría que no sólo Samsung pudiese beneficiarse de él para sus móviles flexibles, sino también el resto de la industria. De ahí que los coreanos estén apoyando la fabricación de estos paneles con inversión y maquinaria para Dolnsys, de forma que pueda garantizarse buena parte de su producción en exclusiva para el futuro cercano, si no el 100% de la misma. Es de esperar, por tanto, que un posible Samsung Galaxy Fold 2 que viésemos llegar en 2020 aterrice con un recubrimiento de cristal para su pantalla flexible.

Vía | PhoneArena

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir