Publicidad

Samsung dará el salto a la fabricación de procesadores Exynos de gama media en breve

Samsung dará el salto a la fabricación de procesadores Exynos de gama media en breve
3 comentarios

Publicidad

Este año Samsung ha demostrado que es capaz de hacer procesadores móviles tope de gama igual de buenos, en mi opinión mejores, que Qualcomm. Es cierto que este año el Snapdragon 810 no ha cumplicado con las expectativas pero eso no quita mérito a unos coreanos que logran crear su propio SoC de referencia y depender menos de otros proveedores.

Su siguiente paso, según SamMobile, es la fabricación de procesadores para los terminales de gama media. Su nombre será Exynos 7880 y de momento sabemos poco de él salvo que podría ser el procesador de referencia de los próximos teléfonos de la serie A que los coreanos pongan en el mercado, probablemente ya en 2016.

Repetir el éxito del Exynos 7420 un escalón más abajo

Este modelo de Exynos no es el único en el que Samsung está trabajando. La información que se ha publicado apunta también a un 7422 que sería una renovación pequeña del 7420 que ya hemos visto en terminales como el Galaxy S6 o el Note 5. Lo que no sabemos muy bien es en qué terminales llegará si el terminal se mantiene "en casa" ya que para los tope de gama de 2016 hay otro procesador en camino.

Su nombre es Exynos 8890 con núcleos personalizados, lo mismo que ha hecho Qualcomm con Kyros y Apple con sus Typhoon. Un movimiento para depender menos de ARM y tener una arquitectura hecha a medida. Su nombre en clave es Mongoose o Exynos M1. No es la primera ver que sale mencionado por lo que pese a tratarse de rumores, le damos cierta validez.

No obstante, todavía es muy pronto para hablar de terminales que tardarán al menos cuatro o cinco meses en ser anunciados. Hay incluso quienes se han animado a hacer renders imaginando el aspecto de un supuesto Galaxy S7. Es obvio que en Corea ya están trabajando en su nuevo tope de gama pero todavía queda para que las filtraciones que vayan saliendo tengan peso.

Es interesante, en cualquier caso, que Samsung quiera mejorar sus procesadores para la gama media. Este año sus móviles en este rango han tenido una presencia discreta y en vistas al rendimiento irregular del Snapdragon 615, podría ser una buena oportunidad para ellos aunque de momento parece que están centrados en usar su producción para los Galaxy.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir