Publicidad

Samsung rebajará el precio de sus Galaxy S6 tras caer los beneficios de su división móvil

Samsung rebajará el precio de sus Galaxy S6 tras caer los beneficios de su división móvil
22 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los flamantes nuevos Galaxy S6 y S6 Edge han acabado no siendo un revulsivo suficiente como para conseguir mejorar las ventas de la división telefónica de la empresa coreana, ya que los beneficios de esta división han caído un 37,5 por ciento interanual en el segundo trimestre del año hasta situarse en 2.160 millones de euros.

Por si esto no fuera suficiente, durante la segunda mitad de este año su máximo competidor móvil lanzará su nuevo dispositivo, por lo que Samsung ha decidido que la mejor medida para intentar mantener en un buen nivel sus ventas va a ser la de rebajar el precio de sus Galaxy S6 y lanzar al mercado nuevos dispositivos de máxima gama.

Los problemas de Samsung

1024 2000

Aun no se sabe de cuánto será la rebaja que sufran los Galaxy S6 y S6 Edge, pero algunos analistas ya han aventurado que aunque con ella van a vender más, este incremento no será suficiente para que los coreanos remonten el vuelo, ya que estas cifras reflejan que no están consiguiendo que los usuarios tengan una lealtad a la marca igual que la de otros competidores.

Los dispositivos chinos también parecen ser parte del problema, y un reflejo de ello es que en aquel país, según Bloomberg, Samsung ha caído hasta posicionarse como la cuarta marca en ventas por debajo de Apple, Xiaomi y Huawei. Habrá que ver hasta qué punto consiguen cambiar las cosas los nuevos productos que sean presentados el próximo 13 de agosto.

En cualquier caso, todas las noticias no han sido malas para Samsung. La caída de ventas de sus teléfonos están siendo compensadas por un incremento en su división de soluciones para dispositivos, que incluye la fabricación de chips y creció un 85,16 por ciento interanual para llegar hasta los 3.030 millones de euros. Esta cifra podría seguir creciendo después de que los coreanos vayan a encargarse de la producción de chips A9 del próximo iPhone.

Por lo tanto sigue habiendo una relación de amor y odio entre Samsung y Apple. Por una parte los coreanos están fracasando a la hora de vender tantos teléfonos como su máximo competidor, lo que acabará beneficiándonos a todos tras la bajada de precios, pero por otra gracias al éxito de los de Cupertino Samsung podrá seguir creciendo en el sector de fabricación de chips y otros componentes.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir