Publicidad

Vivo explica cómo funciona el mecanismo ‘gimbal’ de la cámara trasera del Vivo X50 Pro

Vivo explica cómo funciona el mecanismo ‘gimbal’ de la cámara trasera del Vivo X50 Pro
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Cada vez grabamos más vídeo con el móvil, no sólo porque produzcamos vídeo en masa para publicar en nuestras redes sociales sino porque los teléfonos han avanzado mucho en este aspecto, permitiéndonos dar un look muy profesional a nuestras grabaciones aunque no seamos expertos en el tema. A la hora de grabar video, la estabilización es muy importante para eliminar todo tipo de vibraciones, pero en Vivo van a dar en breve un paso adelante muy importante.

En el mundo móvil tenemos estabilización óptica desde hace ya muchos años, y raro es el dispositivo de gama alta, e incluso media, que no incorpora OIS a alguna de sus cámaras. Pero la estabilización corrige vibraciones, no inclinaciones, y esto es lo que Vivo quiere corregir al llevar un sistema tipo 'gimbal' a su próximo Vivo X50 Pro. Un sistema casi idéntico al que vemos en los 'gimbals' tradicionales, pero llevado directamente a la lente del teléfono.

OIS de cuatro ejes y un 'gimbal' de dos ejes

X50 Pro

Vivo ha detallado cómo funciona el sistema 'gimbal' anclado a la cámara principal de su próximo Vivo X50 Pro incluso antes de presentar el propio teléfono, pues no lo esperamos hasta el 1 de junio en compañía de su hermano pequeño, el Vivo X50. La marca ha publicado un vídeo como parte de su compaña de promoción para el futuro lanzamiento, y este vídeo se centra en el funcionamiento del estabilizador.

Lente estabilizada para eliminar vibraciones y un 'gimbal' para corregir la orientación

Si no nos falla la memoria, el Vivo X50 Pro será el primer teléfono internacional (sin contar el Apex 2020 conceptual) en contar con un sistema de estabilización de este tipo y Vivo nos cuenta cómo funciona. En primer lugar vemos cómo la lente del teléfono cuenta con su propio sistema de estabilización OIS, que realiza correcciones laterales para así eliminar la vibración durante la captura de vídeo y también para fotografías, pero luego el sistema se complica, aunque Vivo nos guía a través del mismo en un vídeo que no llega al minuto de duración.

Este sistema de lente estabilizada encaja a su vez en una carcasa con un sistema adicional de dos ejes, el 'gimbal', que permite que la lente oscile sobre sí misma en dos direcciones, pudiendo así permanecer fija en un punto aunque rotemos ligeramente el teléfono con la mano. Todo ello, ojo, encajado en un sistema con un grosor de 4,5 milímetros, por lo que puede ser encajado sin problemas en el Vivo X50 Pro que se presentará más adelante. El sistema, en cifras ofrecidas por la propia marca, promete ser un 300% más eficiente que los sistemas de estabilización actuales.

Estos sistemas ayudan a mantener la lente del teléfono estable durante la apertura del diafragma para captar luz, es decir, durante la propia fotografía. Si hay poca luz ambiental, el diafragma necesita abrirse durante más tiempo y estos sistemas ayudan a que la fotografía no resulte movida o trepidada. Vivo promete que la sensibilidad lumínica de su sensor, gracias al sistema 'gimbal', se incremente entre un 39% y un 220% en función de las condiciones de luz ambientales, por lo que podríamos tener fotografías espectaculares. Como siempre, hay que poner a prueba el sistema.

Mientras tanto, sólo resta esperar a que llegue el próximo 1 de junio para saberlo todo sobre este Vivo X50 Pro que se convertirá, si nadie hace nada por evitarlo, en el primer teléfono móvil internacional en portar un sistema de estabilización 'gimbal' en una de sus lentes. Veremos cuánto tarda el mercado en clonar este sistema o idear alternativas parecidas, pues los sistemas 'gimbal' no son para nada desconocidos en el terreno de la fotografía y el vídeo. En el móvil sí, claro está, al menos hasta ahora.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios