Compartir
Publicidad

El NFC del Nexus S desvelado, o cuando la comunidad no espera

El NFC del Nexus S desvelado, o cuando la comunidad no espera
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las novedosas funcionalidades del nuevo terminal de Google presentado recientemente, y que lo diferenciaban de todos los demás terminales del mercado (por lo menos en el mundo Android), es la posibilidad de leer información almacenada en etiquetas NFC (Near Field Communication).

¿Y qué es el NFC?

Bueno, expongamos los antecedentes. Básicamente es una revisión de las conocidas etiquetas RFID, tan implementadas en los comercios para identificar productos y además como sistema de seguridad antirrobo. El funcionamiento es simple, un chip que almacena información, conectado a una antena y empaquetado en una fina pegatina o tarjeta de papel.

Este chip se pone en funcionamiento cuando recibe energía de un campo magnético, claro que esto sólo ocurre a muy corta distancia. Habremos visto infinidad de veces como a la salida de un comercio hay unos arcos metálicos, que son los que hacen de emisor magnético y cuyo objetivo es detectar la salida de material protegido por RFID no autorizado (que normalmente debe desactivar la cajera del comercio).

Puede tener vulgarmente un uso como dispositivos de seguridad anti robo, pero también como método automático de suministro de información a los usuarios provisto de un equipo receptor. Buscando similitudes, los populares QR codes se podría decir que Un sistema parecido a los RFID y NFC en este terreno son los QR code, que permiten suministrar casi cualquier tipo de información a los usuarios, pero mediante el uso de una cámara fotográfica.

QR code, RFID y NFC

La postura de Gloogle con el NFC

Bueno, expuestos estos antecedentes, es fácil entender la postura de Google. Muchos han sido los intentos por encontrar un método de pago automático seguro, más allá del uso de las tarjetas de crédito o pagos por SMS. Google, con su sistema propietario de pago Google Checkout, tiene parte del terreno ya adelantando. Le faltaba un sistema de reconocimiento automático del producto y de pago electrónico.

Recordemos que todos los terminales Android necesitan de una cuenta de Google para quedar 100% configurados y usables en todas sus funciones, por lo que con cada terminal es fácilmente identificable a su propietario. Igualmente las cuentas de Google Checkout también van asociadas a la misma cuenta principal del terminal, por lo en resumidas cuentas, tu terminal es tu tarjeta de pago.

En fin, Google, con el Nexus S ha dejado implementado en sus terminales este sistema, con objeto de convertirlo básicamente en un método automático de compra y que sirva de referencia al resto de fabricantes, para que lo vayan implementando en sus respectivos terminales, pero, sobre todo, para que los desarrolladores empiecen a sacarle partido.

Hasta ahí va la historia oficial, o sea, la que Google nos ha querido vender. En su vídeo oficial explican que el Nexus S no puede emitir información por NFC a otros dispositivos, solo recibirla. El caso es que ellos ya anunciaron que con el tiempo y, mediante actualización OTA (mediante conexión inalámbrica), se aumentarían las posibilidades de esta tecnología en el terminal, aunque no explicaron nada más.

Era lógico que la curiosidad e impaciencia de la comunidad de desarrolladores indagara en el código y buscara nuevas posibilidades.

Parece ser que el chip NFC del Nexus S nativamente está capacitado para poder enviar y recibir información, pero el caso es que Google, mediante la API que lo controla, solo tiene habilitada la función de lectura.

El grupo de desarrolladores argentinos, Gibraltar Software Factory, ha descubierto esto indagando en el SDK, donde han descubierto tags ocultas que controlarían la función de enviar información.

Descubiertas y descifradas estas funciones ocultas, les ha faltado tiempo para crear su propia aplicación para darle un uso diferente al que originalmente ideó Google. Con ello se puede conseguir programar un chip NFC para cambiar su contenido y, yendo más allá, usar el NFC para comunicar terminales, o lo que antiguamente hacíamos vía infrarrojos y posteriormente con bluetooth. Podemos ver un ejemplo de lo que consiguen hacer en el siguiente vídeo.

Obviamente, con esta aplicación, las posibilidades pueden ser muy variadas. Desde actualizar los tags de una tarjeta directamente con nuestro terminal, hasta comunicar dos terminales intercambiando información de cualquier índole.

No quiero ni pensar en usos menos correctos, como poder alterar los detalles de etiquetas comerciales NFC, motivo por el que deduzco el por qué Google no lo podría haber habilitado de fábrica, si lo que busca precisamente es que se difunda como sistema de identificación y pago siendo aceptado por comercios e industria.

Y yo me pregunto, ¿qué dirán los japoneses y coreanos de todo esto?, años luz por delante en tecnología de dispositivos móviles y hábitos de uso, además de acostumbrados a usar esta tecnología para pagar e intercambiar información.

Vía | Celularis Más información | Gibraltar Software Factory En Applesfera | El chip NFC: repasamos la gran apuesta de Apple para sus próximos dispositivos En Xataka | Eric Schmidt enseña un Nexus S y anuncia que el soporte NFC llegará a Android con Gingerbread

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos