Compartir
Publicidad

Así es la seguridad del Samsung Galaxy S8: huellas, iris, rostro y más

Así es la seguridad del Samsung Galaxy S8: huellas, iris, rostro y más
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Samsung Galaxy S8 ya es una realidad, lo poco que permanecía en el misterio ya ha sido desvelado en Nueva York. Dado que casi todo se sabía ya gracias al goteo continuo de rumores, pocas cosas nos han sorprendido, pero no todo son especificaciones, asistente virtual y diseño, también debemos atender a las opciones de seguridad que tiene este teléfono.

La seguridad en este Galaxy S8 corre a cargo del sensor de huellas, que se ha mudado a la parte trasera, un sensor de iris y el reconocimiento facial. Estas tres características buscan que el usuario pueda elegir su forma de proteger su dispositivo de gente con malas intenciones.

Sensor de huellas

Galaxy S8 Y S8 Primeras Impresiones

Desde el Galaxy S5, Samsung ha apostado por usar un sensor de huellas en su zona delantera que, a partir del Galaxy S6, se ocultaba en su conocido botón físico 'Home', pero con su desaparición, el sensor de huellas se ha mudado a la parte trasera, a un lado de la cámara principal.

El funcionamiento del mismo, como es de esperar en todo gama alta, es bastante rápido, y te permite no sólo desbloquear el teléfono, sino también a otras opciones de seguridad como algunas apps que te permitan identificarte con la huella o, si tienes aplicaciones protegidas, usarlo.

Quizás el mayor problema es que si estás muy acostumbrado a que el sensor de huellas esté en el frontal, tendrás que adaptarte en este nuevo Galaxy S8, e incluso al principio puede resultar extraño al estar al lado de la cámara en lugar de debajo, como sucede en muchos otros dispositivos.

Escáner de iris

Escaner Iris

El escáner de iris es algo todavía poco frecuente en los smartphones, pero es una buena apuesta por la seguridad si no quieres limitarte al sensor de huellas, aunque no es el primer teléfono de Samsung con este escáner, ya lo veíamos en el Galaxy Note 7 el tiempo que estuvo en el mercado.

Este sensor se sitúa en la parte frontal, aproximadamente a la altura de la cámara para selfies. Si quieres usarlo como método de desbloqueo, deberás encender la pantalla y, en el caso concreto del Galaxy S8, aparecerán dos círculos para que sitúes tus ojos dentro de ellos y desbloquear el teléfono.

En escáner de iris del Samsung galaxy S8 es bastante rápido y, según el fabricante, funciona incluso si llevas las gafas puestas.

Según las primeras experiencias, es bastante rápido y, además, Samsung asegura que funciona incluso si llevas gafas puestas. Usar el escáner de iris como uno de los métodos de desbloqueo es buena idea, sobre todo si vas a hace uso de Samsung DeX, pues al conectarlo a la base, una vez se inicie el programa, deberás desbloquear el móvil.

Hay que aclarar, por último, que el escáner de iris no sustituye al sensor de huellas, sino que lo complementa. Por ejemplo, puedes tener ambos sensores configurados para desbloquear el móvil y usar el que prefieras en cada momento.

Detección facial

Reconocimiento Facial

Quizás se trate del método menos seguro de los tres, e incluso más de uno puede no verle sentido teniendo un sensor de iris que, en las primeras impresiones, funciona bastante bien. Su funcionamiento es sencillo, agarras el teléfono como si fueras a hacerte un selfie y tu cara queda reconocida.

Sí que puede ser una idea buena usarlo como método de seguridad adicional para algún tipo de aplicación instalada en tu dispositivo que sea importante, pero si eres muy celoso de tu privacidad, mejor usar cualquiera de los dos anteriores.

Samsung Pass y Carpeta Segura para aumentar tu privacidad

Samsung Pass Carpeta Segura

Aunque no se traten de sensores, son dos características de seguridad que te ayudarán a conservar tus datos y privacidad a buen recaudo. En cuanto a Samsung Pass, su utilidad principal reside en permitir que puedas identificarte en ciertas páginas web y aplicaciones con tu huella dactilar, escáner de iris o reconocimiento facial.

Carpeta Segura es, como su propio nombre indica, un espacio privado en el que podrás guardar tus archivos, fotos, vídeos, e incluso aplicaciones que quieras que permanezcan ocultos a ojos curiosos. Para acceder a esta carpeta debes tener un método de bloqueo configurado, ya sea patrón, PIN o huella digital. Con el Galaxy S8 puedes aprovechar, además, el reconocimiento facial o el escáner de iris.

Ambas características son mejoras de la capa de personalización de Samsung a partir de Android Nougat y que, por supuesto, están en el nuevo Galaxy S8. Como puede verse en este terminal, uno de los puntos en los que se avanza es en la seguridad del usuario, y tendrá para elegir. Ahora sólo queda esperar para ver si funcionan tan bien como prometen.

En Xataka Android | Samsung Galaxy S8 vs Galaxy S7: esto es todo lo que ha cambiado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio