Usar el móvil en gasolineras: qué dice la ley y qué peligros reales puede acarrear

Usar el móvil en gasolineras: qué dice la ley y qué peligros reales puede acarrear
1 comentario Facebook Twitter Flipboard E-mail

De igual forma que sucede con el uso del móvil en aviones, seguimos en cierto modo algo confusos por aquella vieja normativa de no usar estos dispositivos en gasolineras. ¿Qué hay de verdad en esta normativa? ¿Aparece reflejada en algún sitio? ¿Cuáles son los peligros reales que entraña?

A estas y otras preguntas responderemos en este post. Y es que, con los smartphones ya tan estandarizados e incluso siendo necesarios para pagar por contactless es normal que surjan dudas. También veremos en qué casos podrían incluso multarnos por su uso en estos lugares.

Lo que dice el reglamento sobre el uso del móvil en gasolineras

Más allá de normativas propias que pueda tener cada estación de servicio, lo cierto es que el artículo 115.3 del Reglamento General de Circulación contempla la prohibición de uso del móvil en gasolineras. Eso sí, con un importante matiz, y es que se menciona únicamente esta prohibición de uso durante el acto de carga de combustible:

"Para cargar combustible en el depósito de un vehículo, éste debe hallarse con el motor parado.

Los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles."

Esta es la única normativa real que existe a este respecto en nuestra legislación. Y, como ya decíamos, hace referencia al momento en que estamos echando gasolina al vehículo. Por tanto, se entiende que no entra dentro de la prohibición usar el móvil para efectuar pagos en el establecimiento o en las máquinas habilitadas para ello al lado del surtidor.

¿Pueden multarte por usar el móvil mientras echas gasolina?

Guardia Civil Multando

Respecto a las posibles multas por usar el móvil en gasolineras, debemos decir que la DGT no contempla ninguna campaña para sancionar a conductores que lo utilicen. Si bien esto no debería eximir a nadie de cumplir la norma, la DGT también ha explicado a este medio que no tienen constancia de que en el pasado se hayan emitido sanciones por este motivo.

Al hilo de lo que nos cuentan desde la DGT, nos resulta improbable imaginar que en el futuro haya una campaña de este tipo. No obstante, no podemos descartar que pudiese haber sanciones en el futuro. En esos casos, se trataría de una infracción leve con multa de hasta 100 euros. En ningún caso se perderían puntos por esto.

Sí que hay casos en los que se puede multar en una gasolinera por usar el móvil. Situaciones en las que se está circulando para entrar o salir del recinto y que implican idénticas sanciones a usar el móvil al volante en otras circunstancias.

¿Cuál es el origen de esta normativa?

Gasolinera En Llamas

Sabemos que la prohibición de usar el móvil al volante deriva del peligro que puede generar esto para el propio conductor, así como otros conductores y peatones que estén en la vía. Los peligros de usar el móvil en gasolineras tienen relación con la radiación que emiten los smartphones.

Y es que la normativa tiene su origen en el posible riesgo de incendio y/o explosión que se puede provocar cuando la radiación electromagnética de los móviles entra en contacto con los combustibles. Estos últimos emiten una serie de gases que podrían llegar a provocar chispas que, por pequeñas que sea, podrían provocar un caos.

No hay casos conocidos de explosiones o incendios en gasolineras en consecuencia de los teléfonos móviles.

Ahora bien, esa es la teoría. En la práctica, tal y como comentan desde RACC, es prácticamente imposible que se produzcan estas situaciones. Las baterías de los móviles, que son los componentes que podrían ser problemáticos, tienen una potencia tan baja (oscilan entre 0,1 y 2 vatios) que son incapaces de llegar a estar en contacto con los gases de los combustibles.

Al hilo del citado informe de la Real Automóvil Club de Cataluña, la electricidad estática sí podría ser un problema, aunque no de forma alarmante. Esta sí que puede llegar a provocar chispazos si la llevamos en nuestro cuerpo y tocamos algún material sensible. Por suerte no es complicado deshacernos de esta electricidad estática, dado que basta con tocar cualquier elemento metálico.

Entonces, ¿cuándo y cómo debemos usar el móvil en las gasolineras?

Pago Nfc

Ya resumiendo lo visto anteriormente, lo más aconsejable es que utilicemos lo menos posible el móvil en las estaciones de servicio. En el momento en que nos encontramos repostando, el dispositivo deberá estar apagado (o simplemente en el bolsillo o en el vehículo).

Una vez hayamos repostado, y siempre a una distancia prudencial del surtidor, se podrá usar el teléfono móvil. Ya sea para pagar o simplemente para realizar alguna consulta en el dispositivo e incluso realizar alguna llamada.

Por descontado queda que, si estamos ya con el coche en circulación por el recinto, deberemos tenerlo en el bolsillo o a lo sumo en un soporte adecuado para ello.

Inicio