Google escondió los ajustes de ubicación para que los usuarios no pudieran desactivarlos, un juicio lo desvela

Google escondió los ajustes de ubicación para que los usuarios no pudieran desactivarlos, un juicio lo desvela
7 comentarios

Según declaraciones y cadenas de correo electrónico interceptadas, Google escondió los ajustes de ubicación en los dispositivos Android para que a sus usuarios les costara desactivarlos. Así se desprende de un juicio contra la empresa que esta celebrándose en Arizona.

En agosto de 2018 Google sufrió una de las peores revelaciones en torno al tratamiento que hace de los datos personales: pese a desactivarse el historial de ubicaciones, la empresa seguía recolectando la localización de los usuarios. Búsqueda web, consulta de la previsión del tiempo o a través de aplicaciones de terceros: Google almacenaba igualmente la información relativa a dónde se encontrase la persona. Dado el revuelo que se formó, hubo varias denuncias contra la empresa; como la que llevó a cabo el abogado general de Arizona. Ahora, el sumario del juicio se desvela.

'Google admite que los ajustes relacionados con la ubicación son un 'desastre' que despistan y engañan'

Historial Ubicaciones Google
Historial de ubicaciones de Google

Tal y como detalla Business Insider, un juez ordenó la desclasificación del sumario que atañe al juicio planteado por el abogado general de Arizona, Mark Brnovich, contra Google. En dicho sumario pueden leerse todas las intervenciones que se produjeron durante las vistas además del sumario completo del abogado. Y las conclusiones de la acusación son rotundas, así se detallan de manera textual.

Google tenía constancia de que los ajustes de ubicación en las cuentas de Google estaban ocultos, eran liosos y llevaban a confusión, también que resultaban muy complicados de desactivar. Así se especifica en la documentación desclasificada; que se recopiló a través de declaraciones y de correos entre los trabajadores de Google.

"De hecho, durante años, Google ha sabido que la experiencia de usuario que diseñó despista y engaña a los usuarios. La evidencia obtenida dentro de Google, como correos electrónicos internos, presentaciones y memorandos, es abrumadora en este sentido".
Actualmente, la recopilación de datos de diagnóstico y uso del dispositivo se distribuye en 5 configuraciones; resultando en condiciones que son difíciles de entender para los empleados de Google, y mucho menos para los usuarios".

El juicio recoge notable información interna además de las declaraciones de varios empleados de Google. Según quedó volcado en la causa contra la empresa, ni siguiera los altos cargos de Google conocían la mecánica de almacenamiento de la ubicación.

"Incluso los empleados de alto nivel de Google no entienden en qué condiciones Google recopila datos de ubicación".

Tras la publicación del artículo de Associated Press donde se hizo referencia a que Google recopilaba la ubicación incluso aunque los usuarios desactivasen específicamente dicho ajuste, en la empresa se desató la alarma, así deja constancia el sumario. De hecho, el propio Sundar Pichai, CEO de Google, estableció el 'Código amarillo' debido a la polémica surgida en torno a la privacidad.

Google intentó convencer a fabricantes y operadoras de que escondieran los ajustes de ubicación en sus dispositivos Android. El sumario relata una especial presión a LG

Google terminó reuniendo todas las herramientas de localización dentro de los controles de actividad, bajo una rediseñada sección dedicada a administrar la cuenta de Google. Este movimiento, fruto de la polémica tras la publicación del artículo de Associated Press, vino a mejorar el control que tenemos los usuarios de aquello que compartimos con Google; un cambio que se vio potenciado por la entrada en vigor de la GDPR europea.

Más información | Arizona Attorney General, Mark Brnovich
Vía | Business Insider

Temas
Inicio