Google tendrá que cambiar Android y pagará 400 millones por rastrearnos sin nuestro consentimiento

Google tendrá que cambiar Android y pagará 400 millones por rastrearnos sin nuestro consentimiento
1 comentario

Google no deja de encontrarse piedras en el zapato en diferentes partes del mundo a raíz de sus diferentes prácticas en todos los sectores en los que está embarcada. Pero es posible que Android sea la peor, quizá porque es en la que más se posan los ojos de los diferentes organismos reguladores. Y con la importancia que se le está dando últimamente a la privacidad (ya era hora), aún más.

Lo último que nos llega de la compañía norteamericana es que se enfrenta a una nueva multa que parece totalmente definitiva a tenor de haber sido parte de un acuerdo. Desde Estados Unidos, hogar de la marca, se pone sobre la mesa el pago de casi 400 millones de dólares de multa a raíz de descubrirse que Android sigue rastreando a sus usuarios incluso con el historial de ubicaciones desactivado.

Google pagará la multa y cambiará Android en 2023

Desde 2018 se sabe, gracias a una investigación llevada a cabo por Associated Press, que Google seguía recopilando datos de ubicación de sus usuarios aunque éstos hubiesen desactivado el historial de su teléfono móvil. La firma norteamericana dijo que el rastreo no era exacto y que sólo se permitía con fines comerciales, pero eso no les libró de que se pusiese el hecho en tela de juicio y que fuese llevado a los tribunales.

Una demanda de privacidad presentada en los Estados Unidos de América por parte de los fiscales generales de 40 estados (de un total de 51) desembocó en un acuerdo que ahora se ha hecho público. Dicho acuerdo ha fijado una multa de 400 millones de dólares por realizarse tácticas engañosas de rastreo de ubicaciones en Android sin consentimiento ni conocimiento de los usuarios.

Según se cuenta a raíz del acuerdo, Google habría llevado a cabo estas prácticas de forma continuada desde el año 2014. Además, también se ha acusado a Google de no facilitar información suficiente acerca de sus prácticas para que los usuarios comprendiesen que sus ubicaciones estaban sendo rastreadas. El acuerdo, además de una multa de 400 millones de dólares, también producirá cambios en el sistema de Google.

Como parte del acuerdo que se sella con una multa, la acusación ha solicitado a Google que lleve a cabo cambios relevantes en su sistema de rastreo. Esto desembocará en la creación de una suerte de sección en los ajustes de Android llamada 'Tecnologías de ubicación' que permitirá controlar qué datos de ubicación se recogen sobre nosotros, y que también permitirá desactivarlos. Este tablero llegará en 2023.

Vía | Slashgear

Temas
Inicio