Compartir
Publicidad
Publicidad

Análisis a fondo, HTC Flyer (I)

Análisis a fondo, HTC Flyer (I)
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el mes de Febrero HTC presentaba en el MWC de Barcelona su apuesta por el mercado de los tablets Android: HTC Flyer. Un dispositivo de siete pulgadas cuya principal seña de distinción era un lápiz que nos permitía tomar notas en una capa virtual por encima de la que controlamos con nuestros dedos, algo especialmente útil para tomar notas.

En Xataka Android hemos hablado en más de una ocasión de este tablet pero ahora os traemos un completo análisis en profundidad. En la primera parte hablaremos del hardware, en la segunda parte del software, su funcionamiento y finalmente en la tercera unas conclusiones generales. Hecha la introducción, empecemos con el análisis.

HTC Flyer, en la misma línea de diseño que sus hermanos smartphones

HTC Flyer

Este año HTC ha querido renovar el diseño de sus dispositivos y darle más calidad al acabado introduciendo el alumino en la carcasa. Algo que ya vimos por ejemplo en el HTC Desire S. En este la caso la compañía taiwanesa ha optado por combinar piezas de plástico blancas con aluminio en la parte trasera y un frontal de cristal para la parte frontal.

En cuanto a las dimensiones el tablet mide 195,4mm de largo, 122mm de ancho y 13,2 mm de grueso. El peso del HTC Flyer es de 420 gramos, algo excesivo ya que al cogerlo con una sola mano se nota que es bastante pesado para el tamaño que tiene. Para que nos hagamos una idea: el Samsung Galaxy Tab pesa 380 gramos y bajo mi punto de vista es un terminal que cumple mejor la relación tamaño peso.

Una de las virtudes del acabado exterior es el diseño ergonómico que hacer que coger y utilizar el tablet sea muy cómodo, algo que ayuda en parte a olvidarnos por un momento de que el HTC Flyer es un tablet un poco pesado. Punto positivo para HTC.

HTC Flyer, sin doble núcleo pero con potencia de sobra

HTC Flyer

Cuando HTC presentó en sociedad muchos se preguntaron por qué la compañía taiwanesa no apostó por un procesador núcleo al igual que la competencia. Discusiones aparte, HTC Flyer tiene potencia más que suficiente con un procesador de 1,5 GHz y 1GB de RAM. Como veremos en la segunda parte su funcionamiento ofrece un rendimiento muy bueno y no se echa en falta más procesador.

La pantalla LCD de 7 pulgadas se ve realmente bien tanto en interiores como en exteriores aunque en este segundo caso un poco peor cuando da la luz de frente pero nada especialmente grave, es un defecto compartido por casi todas las pantallas de dispositivos móviles. La resolución de la pantalla es de 600×1024.

Un detalle curioso del HTC Flyer es la distribución de los botones de Inicio, Menú, atrás y Búsqueda. A diferencia de otros terminales los botones son retroiluminados y aparecerán según la inclinación del tablet. Es decir cuando lo estemos usando en vertical se iluminarán y se activarán en la posición a la que estamos acostumbrados a verlos mientras que en horizontal saldrán en el marco inferior. Un detalle curioso y muy bien pensado de cara a utilizarlo en formato apaisado.

En el apartado anterior comentábamos que el tablet era bastante pesado, en parte porque el HTC Flyer cuenta con una batería de 4000 mAh que nos da una autonomía excelente. Esto justifica en parte el peso del terminal ya que podemos hacer un uso intenso del terminal durante unas 8, 10 horas sin preocuparnos de tener que cargarlo.

En cuanto a conectividad tenemos dos modelos del HTC Flyer. Por un lado el que sólo cuenta con Wi-Fi y por otro el 3G. En el análisis hemos utilizado la modalidad con los dos tipos y la velocidad de conexión es realmente buena. Sin embargo si lo agarramos en horizontal es posible que baje la cobertura de la señal, lo que comúnmente se conoce como antenagate. En las pruebas realizadas no lo hemos notado de forma drástica la baja de velocidad pero se nota cuando ponemos los dedos en una parte determinada del tablet.

HTC Flyer y su lápiz, un accesorio singular

HTC Flyer

Como ya hemos comentado el gran elemento diferenciador del HTC Flyer es un lápiz. Un accesorio que a muchos de vosotros os recuerde a los punteros de las PDAs con Windows Mobile pero en este caso el lápiz no es una como una alternativa a nuestros dedos si no que funciona como una capa aparte.

El lápiz, de cuyo funcionamiento hablaremos en la segunda parte, tiene un tamaño similar a una cera de color y a la hora de cogerlo cumple con una relación óptima de peso y tamaño. El tablet en sí no cuenta con ningún compartimento para llevar el lápiz por lo que siempre tendremos que llevarlo aparte.

Además el lápiz cuenta con un par de botones: uno para borrar y otro para subrayar cuando estemos usando el lector de libros que tiene incluído el HTC Flyer. En la próxima parte del análisis veremos en profundidad todo lo que podemos hacer con el lápiz.

Conclusiones de esta primera parte, qué nos ha gustado

HTC Flyer

El acabado del HTC Flyer es realmente bueno y es muy cómodo de utilizar. La batería de 4000 mAh nos proporciona una autonomía bastante grande que hace que nos olvidemos de cargarlo durante muchas horas. La pantalla por su parte nos ofrece una calidad bastante buena en comparación con otros tablets de siete pulgadas.

Lo que no nos ha gustado del HTC Flyer

El peso del tablet es un poco elevado para sus dimensiones. La conectividad Wi-Fi del HTC Flyer es buena pero cuando lo cogemos se nota que baja un poco la calidad de la señal aunque el salto no es drástico.

En la segunda parte del análisis hablaremos del funcionamiento del HTC Flyer. En esta primera parte, donde hemos hablado del hardware y del acabado físico el tablet de la compañía taiwanesa ha dado la cara ya que, más allá del peso, no hay nada reprochable. Nos vemos en la siguiente parte del análisis.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos