Compartir
Publicidad

bq Aquaris E10, análisis

bq Aquaris E10, análisis
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La empresa española bq ha dado un interesante salto de calidad en sus productos durante el último año, y no sólo presentando una amplia gama de dispositivos bastante competitivos como la E, sino también con una notable inversión de tiempo y dinero para conseguir un diseño identificativo que les distinga del resto de alternativas dentro de la gama media.

Con el Aquaris E10 bq pretende competir de verdad en la gama media alta de tabletas, y aunque puede que los procesadores MediaTek lastren su credibilidad, sus ocho núcleos, junto a los 2 GB de RAM y su potente batería 8.680 mAh lo convierten en un producto que no deberíamos dejar de tener en cuenta.

Características técnicas

bq Aquaris E10, especificaciones
Dimensiones físicas 243,5 x 165 x 9 mm
570 gramos
Pantalla IPS de 10,1 pulgadas
Resolución 1920 x 1200 píxeles
Procesador MediaTek® MT6592 Octa Core Cortex A7 @1,7 GHz
Procesador gráfico ARM Mali 450 MP4
RAM 2 GB
Memoria 16 GB + microSD hasta 32 GB
Versión Android 4.4
Conectividad GPS
BT 4.0
Radio FM
WiFi 802.11b/g/n
Cámaras Frontal: 5 MP ƒ/2,4
Trasera: 8 MP con flash dual ƒ/2,4
Batería Batería Li-Ion 8.680 mAh
Precio orientativo 254 euros

A pesar de que es posible que optar por procesadores firmados por MediaTek haga que el Aquaris E10 no tenga ese plus de carisma que hubiera tenido de haber elegido otro firmado por Qualcomm, hay que decir que el MT6592 octa core que lleva es más que suficiente para realizar sin problemas y con bastante fluidez cualquier tarea de nuestro día a día, aunque cojea un poco cuando nos ponemos a hacer unas cuantas cosas a la vez.

Tal y como podemos ver en la ficha de especificaciones, bq también ha apostado por equipar a su tableta con todo lo necesario para poder disfrutar del contrnido multimedia gracias a sus altavoces estéreo, su resolución de 1200p, y una potente batería que conseguirá que podamos disfrutar de nuestras series y películas sin tener que preocuparnos de tener que buscar un cargador para no quedarnos a medias.

Dsc 0558

Quizá uno de sus mayores peros, además de la bajada de rendimiento del procesador a la hora de realizar la multifunción, lo encontramos en su escaso almacenamiento interno. Y es que en los tiempos de los archivos en alta definición sus 16 GB de almacenamiento interno y, sobre todo, el hecho de que la ranura microSD sólo acepte tarjetas de hasta 32 GB se nos antoja totalmente insuficiente.

Como veremos durante esta review otro de sus mayores problemas es el peso, pero pese a este y el resto de sus peros, no podemos pasar por alto que por lo demás nos encontramos ante un dispositivo lo suficientemente resultón como para representar una alternativa viable para quienes quieran una buena tableta sin tener que pagar los precios que nos encontramos en la gama alta.

Diseño

Dsc 0560

A bq le ha costado unos cuantos años conseguir adoptar un diseño que verdaderamente le de personalidad a sus dispositivos, que sea único y que le sirva para ser reconocido a primera vista. Con la gama E por fin lo han conseguido, y lo han estado explotando al máximo utilizándolo en prácticamente todos sus nuevos dispositivos, incluyendo esta tableta.

Por lo tanto, en la Aquaris E10 nos volveremos a encontrar con los sus clásicos bordes rebajados, con una parte trasera de color negra que que sobresale ligeramente del marco de la pantalla. Es un diseño sencillo y sin filigranas, pero que consigue su cometido de convertirse en una marca en sí y de agradar tanto a primera vista como al tacto.

Dsc 0596

Uno de los primeros puntos negativos que nos encontramos en este dispositivo es el de su peso, que sube hasta los 570 gramos y eso se nota cuando tenemos la tableta en las manos. No podemos decir que llegue a resultar verdaderamente incómodo, pero sí que hace que los brazos se nos cansen después de sujetarla durante un rato e incrementa las posibilidades de que se nos resbale de las manos si no no nos andamos con un poco de cuidado.

Y esto último lo decimos porque otra de las pegas que se le podría poner la estética de este dispositivo es la del agarre. Es verdad que el plástico de la parte trasera del E10 es muy agradable a la vista y al tacto, pero en ocasiones puede llegar a ser ligeramente resbaladizo. Quizá si hubieran apostado por un material un poco más gomoso hubieran ganado algún entero contrarrestando un poco el peso con un buen agarre.

En cuanto a la parte frontal, hay que decir que aunque no estamos ante uno de los marcos más finos del mercado, sí que consiguen que sus bordes no sean desproporcionados con apenas centímetro y medio por cada lado. Eso sí, en la parte en la que les ha quedado bastante margen para la mejora es en una pantalla en la que los dedos se quedan marcados a las primeras de cambio.

Todos los demás aspectos del diseño son bastante correctos. Tenemos unos altavoces a cada lado para conseguir un sonido estéreo que sin ser nada del otro mundo cumplen bien con su cometido, unos botones que se integran en la pantalla y una ranura microSD que al no tener una tapa y quedar totalmente expuesta se nos pueda llenar de suciedad con el paso del tiempo.

Pantalla

Dsc 0575

Como hemos visto en la ficha de especificaciones, esta tableta viene equipada con una pantalla IPS de 10,1 pulgadas con formato 16:10 y resolución de 1920x1200 píxeles, que hace un total de 225 puntos por pixel. Es verdad que no es ninguna maravilla pero es más que suficiente para poder disfrutar sin demasiados problemas de la mayoría de vídeos en alta definición.

Porque más que la resolución en sí, lo más importante en estos casos para poder disfrutar de una buena experiencia es el panel que monta el dispositivo, y en este caso el del E10 cumple a la perfección con una excelente interpretación de colores y un brillo que alcanza los 400 nits para ofrecernos unos excelentes resultados tanto en interiores como cuando salimos al exterior.

Dsc 0592

La respuesta de la pantalla a los gestos táctiles ha sido muy buena, y durante los días que la hemos estado probando no hemos tenido demasiados problemas. Además, en la configuración de la pantalla BQ ha incluído la siempre interesante opción de habilitar el doble toque para encender o apagar la pantalla, uno de los pocos pero acertados elementos con los que los españoles han retocado Android KitKat para hacernos la vida un poquito más fácil.

En resumen podemos decir que aunque la pantalla podría haber tenido una mejor resolución, sobre todo teniendo en cuenta que es una tableta, tenemos lo suficiente para poder disfrutar en condiciones de todo el contenido multimedia que se nos ponga por delante.

Rendimiento

Screenshot 2015 02 17 17 35 46

Es verdad que ver en la lista de especificaciones un procesador MediaTek, y que este ni siquiera sea uno de los últimos modelos de la compañía, puede asustar a más de uno. Aun así el E10 ha mantenido bastante el tipo en los tres benchmarks que le hemos realizado, consiguiendo una puntuación de 13.245 en Quadrant y una nota High Quality en Epic Citadel con con 54,5 FPS a 1920x1128 de resolución.

Además, para completar estos resultados la tableta también ha conseguido una nota de 32.274 puntos en AnTuTu, quedándose no demasiado lejos de los 35.595 del LG G3, y aunque queda muy lejos de acercarse a los dispositivos que lideran la lista de la aplicación, no está nada mal para ser un dispositivo de gama media.

Screenshot 2015 02 17 17 28 08

Aunque eso sí, una cosa son los números que nos pueden dar los diferentes bancos de pruebas y otra muy diferente la realidad que palpamos cuando utilizamos nuestro E10 durante unos cuantos días. Y desafortunadamente en este punto es donde más se notan las carencias de un procesador que acaba lastrando bastante nuestra experiencia.

Y es que en cuanto ponemos a la tableta a hacer unas cuantas cosas a la vez, como por ejemplo navegar por el cajón de aplicaciones mientras se descargan otras en segundo plano, notamos unas ralentizaciones bastante considerables, y aunque todos los juegos que hemos probado van como la seda, en cuanto nos llega alguna notificación todo se ralentiza.

Afortunadamente hay otras cosas como la navegación web que no nos da demasiados problemas, y aunque no se puede comparar a la experiencia que nos ofrecen otros dispositivos de alta gama, sí que consigue darnos la fluidez suficiente como para poder leer las noticias o las últimas reviews de Xataka Android sin ninguna dificultad.

Screenshot 2015 02 17 17 32 56

Autonomía

Y si rendimiento es uno de los pies de los que cojea nuestra Aquaris E10, sin duda la autonomía es una de sus mejores bazas. Y todo ello gracias a su apuesta por adoptar una potente batería de 8.680 mAh, que nos da autonomía suficiente como para poder utilizarla sin tener que preocuparnos en ningún momento porque nos vaya a dejar colgados.

En los días que hemos estado probándola, la tableta de bq ha llegado a durarnos 48 horas, dándonos de 6 a 7 horas de pantalla con un uso mixto que no se ha limitado a consultar las cuatro aplicaciones de turno y navegar por la web, sino que también le hemos metido bastante tralla con unos cuantos juegos.

La tableta no cuenta con ningún tipo de carga rápida, por lo que tenemos que tener en cuenta que para cargar su inmensa batería necesitaremos tenerla conectada a la corriente por lo menos entre 3 y 4 horas. Aun así, teniendo en cuenta toda la duración que es capaz de ofrecernos esto no debería ser un problema demasiado grande.

Software

Screenshot 2015 02 18 15 32 38

El software es un tema peliagudo cuando estamos hablando de BQ, porque aunque utiliza una aparentemente obsoleta versión 4.4.2 de Android, la empresa española se ha encargado de optimizar el sistema al máximo arreglando cualquier problema que haya podido ser mejorado en la versión posterior. Aun así es verdad que la empresa española aun tiene mucho que mejorar en cuanto a mantener el software de sus productos actualizado.

Dicho esto, es digno de aplaudir que en vez de sobrecargar Android con una pesada UI en busca de un sello propio, BQ ha preferido ofrecernos un Android casi desnudo y con una experiencia muy cercana a la que nos ofrecen los dispositivos Nexus.

Aun así sí que hay alguna que otra modificación, pequeños detalles como el del doble tap para encender o apagar la pantalla que aunque no sirvan para marcar diferencias son cosas que a los usuarios siempre les gusta poder tener. También tenemos la posibilidad de configurar el led de notificación o de programar las horas de encendido y apagado del terminal.

Cámara

Dsc 0582

Aunque las tabletas pocas veces suelen utilizarse para sacar fotografías, bq no ha querido prescindir de ellas, y ha equipado su E10 con una cámara trasera de ocho megapíxeles y doble flash led, y una frontal de cinco megapíxeles. La cámara principal no es para echar cohetes, eso hay que decirlo, pero eso no quita que consiga sacar fotos considerablemente buenas.

Y es que nos ha sorprendido bastante la calidad que esta cámara es capaz de ofrecernos, incluso con buenos macros, cuando hacemos fotos en exteriores y a plena luz del día. Desafortunadamente la cosa cambia bastante cuando las hacemos en interiores o con poca luz, porque es cuando aparece nuestro viejo amigo el ruido y vemos como las fotos pierden enseguida bastante detalle.

Img 20140102 023835

El Aquaris E10 también viene con una cámara delantera de cinco megapíxeles que bueno, cumple la función de que se nos vea bien durante videoconferencias, pero no nos podemos esperar unos selfies dignos de nuestro Twitter o Instagram.

Dianoche

Tampoco podemos acabar con esta sección si mencionar el tema de la aplicación de la cámara, porque no sabemos si ha sido por pereza o dejadez, pero está redimensionada tal cual se vería con un móvil de 4,5 pulgadas, y nos encontramos con unos botonacos de épicas proporciones que nos dejan sin saber qué pensar.

La opinión de Xataka Android

Como decíamos al principio, BQ se empieza a tomar cada vez más enserio sus propios dispositivos, y la Aquaris E10 es un claro intento de posicionarse en la gama media con una propuesta con posibilidades de establecerse como una opción a tener en cuenta.

Buena tableta de gama media

La culpa la tienen unas especificaciones bastante completas, una gran batería y un precio bastante bien ajustado.

Pero BQ también tiene asignaturas que le quedarán pendientes para futuros dispositivos. El primero de ellos el procesador, porque aunque cuando estamos realizando una sola tarea el MediaTek no nos de ningún problema, es imperdonable que a estas alturas un dispositivo se ralentice tanto cuando estamos haciendo más de una cosa a la vez. A mejorar también queda un software que podría estar un poco más actualizado, aunque sólo sea para guardar las apariencias, y una pantalla en la que no se marquen tanto los dedos cada vez que la utilizamos.

8


Diseño8
Pantalla8,25
Rendimiento7,75
Software8
Autonomía8,2

A favor

  • Precio
  • 2 GB de memoria RAM
  • Gran autonomía

En contra

  • Peso
  • Rendimiento
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio