Compartir
Publicidad
Publicidad

Packard Bell Liberty Tab, análisis a fondo

Packard Bell Liberty Tab, análisis a fondo
Guardar
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de tablets de diez pulgadas con Honeycomb solemos referirnos siempre a marcas como Asus, Motorola, Samsung y Acer. Sin embargo hay otros fabricantes que también se han apuntado a este formato como por ejemplo Packard Bell que, sin hacer mucho ruido, ha lanzado al mercado su tablet: el Liberty Tab.

Sin embargo, aunque su paso hasta ahora ha sido un poco discreto, no obstante no queríamos perder la oportunidad de traeros un análisis a fondo de este dispositivo para que, si os estáis planteando comprar un tablet, toméis buena nota de él. Hecha la introducción comencemos con el análisis del Liberty Tab.

Liberty Tab, un hardware potente con pocas sorpresas

Packard Bell Liberty Tab

Packard Bell ha apostado por un formato de diez pulgadas. Nos encontramos ante un dispositivo con unas dimensiones de 260×13,3×177 mm un tamaño un poco abultado que junto a su peso de 740 gramos se puede antojar un poco grande y aparatoso a simple vista. Sin embargo las apariencias engañan.

Cuando cogemos el tablet pronto nos olvidamos que el Liberty Tab es pesado y lo cierto es que tras unas cuantas horas de uso y cogiéndolo con las dos manos no se nota en exceso los 740 gramos, a pesar de ser uno de los tablets con Honeycomb más pesados del mercado.

En cuanto a los materiales, exceptuando la protección de la pantalla, nos encontramos mayormente con piezas de plástico agradables al tacto y que no dan sensación de ser frágiles. El acabado de los materiales es bastante bueno y vistoso, especialmente la parte trasera de color rojo burdeos. Personalmente los acabados metálicos no terminan de convencerme pero es una cuestión bastante subjetiva.

Packard Bell Liberty Tab

Posiblemente más de uno se haya percatado en las fotos que el Liberty Tab se parece mucho al Acer Iconia A500. Efectivamente: Packard Bell es una empresa subsidiaria de Acer y de ahí que los dos tablets tengan el mismo acabado físico. Sin embargo estamos ante dispositivos diferentes que se comercializan por separado.

Hablemos ahora del hardware. Siguiendo con la línea del resto de tablets de 10,1 el Liberty Tab viene con un procesador de doble núcleo Nvidia Tegra 2, 1GB de RAM, 16 o 32GB de memoria interna ampliable con tarjeta microSD. Lo más destacable son los altavoces dolby mobile, bastante mejores que los de otros tablets como por ejemplo el Asus Eee Pad Transformer.

En la pantalla de Liberty Tab nos encontramos con un talón de Aquiles. Aunque la resolución es la misma que en otros tablets de 10 pulgadas se nota que le falta profundidad. Si la comparamos con la del Asus Eee Pad vemos cómo los píxeles se aprecian con cierta nitidez en el tablet de Packard Bell, la respuesta de la pantalla táctil es buena aunque a veces se nota un ligero retraso en la respuesta.

En cuanto a conectividad el tablet cuenta con Wi-Fi y Bluettooth las cuales funcionan perfectamente. Además cuenta con una salida HDMI y un puerto USB para conectarle pendrives, cámaras de foto, etc.

Liberty Tab, software y rendimiento

Packard Bell Liberty Tab

El Liberty Tab viene con Android Honeycomb 3.0, una compilación que trae pocos cambios respecto a la versión oficial, lo cual es de agradecer. La única pega es que de momento no hay actualizaciones a 3.1 o 3.2 las cuales, presuntamente, llegarán pronto pero de las que todavía no hay fecha de lanzamiento.

La experiencia de usuario es bastante buena, en la línea de lo que podemos esperar de los tablets con Honeycomb. No se notan retrasos en las transiciones entre los menús ni ralentizaciones salvo en aplicaciones que no están optimizadas para estos dispositivos: por ejemplo algunos widgets de escritorio.

Además de las aplicaciones que vienen por defecto en Honeycomb Liberty Tab incluye algunos juegos completos de Gameloft preinstalados y utilidades como un lector de PDFs. Un pequeño detalle que hace que la primera toma de contacto sea un poco más agradable y no tengamos que empezar a buscar aplicaciones en el Android Market.

En cuento a la autonomía la batería del Liberty Tab aguanta bastante bien y su duración dependerá del uso que le demos. En principio es capaz de aguantar perfectamente unas 8 horas con la Wi-Fi activada y haciendo un uso normal y unas pocas menos si lo usamos de forma intensa.

En cuanto a la cámara frontal y trasera sigue adoleciendo del mismo problema que la mayoría de los tablets. Son cámara corrientes con una calidad aceptable pero que no son ninguna maravilla. En cualquier caso la frontal de 1,2 megapíxeles sirve perfectamente para hacer videoconferencias y la trasera de 5 para fotografías esporádicas pero avisados estáis: no esperéis unas fotos espectaculares.

Liberty Tab, conclusiones

Packard Bell Liberty Tab

Liberty Tab está a la altura de lo que podemos esperar de un tablet con Honeycomb. No es un dispositivo perfecto y no tiene ningún elemento que le proporcione un gran valor añadido pero eso no significa que sea malo. Al contrario: es un dispositivo equilibrado, ideal para quien busque un tablet sin más y con una buena relación calidad precio.

Hablando de precios, el Liberty Tab de Packard Bell se venden dos modelos: uno de 16 GB a 400 euros y el de 32 GB por 500 euros. En los manuales del tablet aparecen especificaciones de un modelo con 3G pero de momento parece que no ha llegado al mercado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos