Compartir
Publicidad

Samsung Galaxy Tab 3 8", análisis

Samsung Galaxy Tab 3 8", análisis
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace no mucho anunciamos que Samsung lanzaba, junto al modelo inicial del Samsung Galaxy Tab 3 de 7 pulgadas, un modelo de 8 pulgadas con unas especificaciones algo superiores. Hace unos días os trajimos los precios oficiales, y hoy os traemos el análisis de este tablet, que es una de las sagas de tablets Android más populares que existen.

Estamos ante un tablet atractivo por un tamaño intermedio, unos acabados buenos, un rendimiento medio y algunas características software que ya veíamos en el Samsung Galaxy S4. En definitiva, un tablet de gama media que apunta hacia la gama alta y que no decepciona.

Samsung Galaxy Tab 3 8, acabado físico

Mi primera impresión al tener el tablet en la mano fue muy buena. Tiene un tamaño muy adecuado (los de 7 pulgadas siempre me parecen pequeños y los de 10 me gustan más pero son menos portables), es muy ligero (316 gramos) y los acabados son bastante agradables. Es cierto, estamos ante un tablet Samsung y esto quiere decir que el plástico destaca por todos los lados, pero también hay que reconocer que la sensación del pástico es buena, como acostumbra esta compañía en sus terminales de gamas medias y altas. Con el Tab 3 estamos más cerca de acabados estilo Galaxy S4 o Galaxy Note II que del Galaxy Ace 2. Aún así no es mi acabado favorito en gadgets Android.

El tablet se asemeja a un móvil grande, y de hecho se podría decir que es un móvil grande. Esto se puede comprobar en la parte frontal. En la parte superior podemos ver un altavoz. ¿La razón? Hablar por teléfono. Sí, el Samsung Galaxy Tab 3 con 3G permite hacer llamadas, primera cosa rara e innecesaria. Al lado del altavoz podemos ver la cámara frontal y el sensor de proximidad, que destacan bastante debido a que el tablet es blanco. En la parte inferior de la parte frontal vemos los tres botones característicos de Samsung (atrás, menú y home) que son un fallo por dos motivos: primero, Android ya no usa el botón de menú, Samsung debería eliminarlo en sus modelos pero se resiste a ello; segundo y más importante: un tablet nunca debería tener botones físicos, ya que su uso en horizontal es bastante frecuente. Pero Samsung ha decidido hacer este tablet como si fuera un teléfono, y los botones son parte de sus teléfonos. A mi parecer, esto es un error, no hay nada más incómodo que buscar el botón de ir para atrás o menú cuando estamos usando el tablet en horizontal.

Los dos altavoces para el sonido multimedia que destacan bastante pero que luego no ofrecen gran calidad

El botón de encendido y de volumen están en la parte lateral derecha. El motivo es que en la parte lateral izquierda están los slots para tarjeta SIM y microSD. Que ambos botones estén tan cerca es confuso, a veces se quiere pulsar uno y se acasba pulsando el otro. Creo que habría que haber movido el botón de encendido a la parte superior, que además está más acesible para los zurdos. Debajo de los botones de volumen podemos encontrar el puerto infrarrojos, para la función de mando de televisión a través de la aplicación WatchON. Curioso, con esta posición del puerto infrarrojos nos obliga a usar el tablet en horizontal (de hecho WatchON nunca se pone en vertical) a pesar de que los botones físicos del tablet están pensados para un uso fundamentalmente en vertical. Un claro fallo de diseño.

En la parte superior tenemos el conector para los auriculares, y en la parte inferior el puerto microUSB para cargar el tablet y para conectarlo a un ordenador, así como dos altavoces para el sonido multimedia que destacan bastante pero que luego no ofrecen gran calidad. En la parte posterior destaca el plástico blanco, que como digo es bastante agradable al tacto, y el logo de Samsung, así como la cámara de fotos. Está algo escorada y sobre todo, sobresale del tablet, con lo que es un posible punto de fallo del tablet.

El borde del tablet, que separa la parte frontal de la trasera, tiene un acabado metálico. Este toque aporta calidad a los acabados, con lo que estamos ante un tablet muy elegante. Como digo, este tablet tiene buenos acabados y los fallos los fallos comentados de replicar el diseño de un teléfono son más de usabilidad que de diseño.

La pantalla tiene unos colores muy vivos, algo saturados, típico en las patallas Samsung y la resolución se queda algo corta para su tamaño, con una densidad de píxeles de 189 ppp que se queda algo corta. Sin nos fijamos bien somos capaces de verlos. Este tamaño de tablet es el adecuado para una pantalla fullHD y Samsung ha tirado por una resolución bastante más baja, debido a la gama en la que se sitúa el tablet.

Hardware y rendimiento

Antes de nada veamos las especificaciones que presenta este tablet de Samsung, resumidas las más importantes, y luego entraremos a hablar del rendimiento percibido en nuestras pruebas:

Samsung Galaxy Tab 3 8": Especificaciones
Pantalla TFT de 8 pulgadas
Resolución WXGA 1280x800, 189 ppp
Procesador Exynos 4212 Dual Core 1.5 GHz
Procesador gráfico Mali-400MP
RAM 1,5 GB
Memoria 16 GB + microSD
Versión Android 4.2.2 Jelly Bean
Conectividad Wireless 802.11b/g/n, Bluetooth, 3G+ (HSPA 21:5,76 Mbps)
Puertos de expansión MicroUSB, MicroUSB host, MicroSD
Cámaras Frontal: 1,3 / Trasera: 5Mpx
Batería Batería Li-ion 4450 mAh
Acceso a Google Play Sí, de serie
Precio 319 euros (modelo Wifi) / 419 euros (modelo 3G)

Estamos ante un tablet con unas especificaciones medias. El rendimiento que hemos visto es bueno, el tablet va bastante fluido excepto cuando estamos actualizando muchas aplicaciones de golpe o cuando usamos juegos muy punteros.

Nuestra batería de benchmarks confirma que estamos ante un tablet con un rendimiento medio. Veamos los resultados en detalle:

Samsung Galaxy Tab 3 8": rendimiento
AnTuTu 10078 puntos
Quadrant 4616
3DMark Ice Storm: 3115 / Ice Storm Extreme: 2353
Epic Citadel High performance: 53.8 FPS @ 1280×800 / High quality: 53.8 FPS @ 1280×800
BenchmarkPI 336 milisegundos, puesto #6183

El test de batería reproduciendo vídeo que hicimos con Battery Test Utility duró 13 horas y 51 minutos con el brillo al mínimo, con un vídeo en fullHD y desde que la batería estaba plenamente cargada (100%) hasta que quedaba un 15% restante.

La cámara de fotos no es ninguna maravilla. Como en todos los tablets estamos ante una cámara para pasar el check list, pero sin grandes florituras. Se agradece que la frontal tenga algo más de resolución que VGA, ya que por el hecho de que sea para video conferencias hay que descuidarla.

En general estamos ante un tablet con un rendimiento hardware medio que puede mover la mayoría de los juegos Android sin muchos problemas (entre las pruebas que hemos pasado hemos disfrutado del Modern Combat 4 sin problemas) y que, salvo algún trompicón, no dará problemas a sus usuarios.

Software

Samsung Galaxy Tab3

El Samsung Galaxy Tab 3 viene con Android 4.2.2, prácticamente la última versión disponible (es cierto que los Nexus tienen 4.3, pero de momento son los únicos). Viene con Google Play de serie, y con el sistema Touchwitz de Samsung que tanto personaliza el sistema.

Además el tablet viene cargado de software de Samsung: WatchOn, ChatOn, S-Voice, Samsung Apps y un largo etcétera que declaran que Samsung ha hecho una apuesta fuerte por el software. Aún así no tendremos todo lo que se ofrece en el Samsung Galaxy S4. Por ejemplo, la cámara de fotos no tiene Dual Shot ni HDR.

Samsung lo apuesta todo al software, cree que es un valor añadido importante que además le puede generar dinero. Por ello reagalan con este tablet dos años de 50 GB a Dropbox, películas en WatchON y un par de juegos en Samsung Apps. También suscripciones durante unas semanas a periódicos a través de la aplicación Kiskoymas. Vamos, que nos incitan a usar sus servicios de pago por contenido y suscripción para luego recoger beneficios de los que se acostumbren a usarlo. No sé si será una estrategia ganadora, pero al usuario siempre le gusta que le regalen cosas.

Samsung Galaxy Tab3

Lo que no acabo de entender es que el tablet venga con el software para realizar llamadas por teléfono, y el hardware esté preparado. Me parece algo absurdo, un tablet no es el sustituto de un teléfono móvil, y menos si hablamos de uno de ocho pulgadas (los phablets se acercan peligrosamente a las siete pulgadas, pero todavía andan lejos). Pero Samsung a veces hace este tipo de cosas un poco absurdas ya que no le supone mucho coste adicional y es una funcionalidad extra para los usuarios.

Samsung Galaxy Tab 3 8, la opinión de Xataka Android

El Samung Galaxy Tab 3 de ocho pulgadas tiene unos acabados adecuados, que no dan sensación de gama baja a pesar de la presencia del plástico, con un peso bastante ligero, una pantalla con buena luminosidad y representación de los colores y que tiene el fallo de ser un móvil grande.

En cuanto a rendimiento hardware anda un poco justo, aunque va fluido. Creo que en este aspecto entra dentro de lo que es un gama media actual, aunque seguramente sea perfecto para la mayoría de la gente. En el software destaca una versión reciente de Android y todos los complementos a los que nos acostumbra Samsung. ¿El precio? Creo que es algo elevado si lo comparamos con el Nexus 7, el tablet de referencia de Android, aunque sea algo más pequeño.

En Xataka Android | Samsung Galaxy Note 10.1 (2014 Edition), toda la información del nuevo tablet Android de Samsung, Nuevo Nexus 7, toda la información del nuevo tablet Android de Google

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio