Compartir
Publicidad

Samsung Galaxy Tab Active, análisis

Samsung Galaxy Tab Active, análisis
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Samsung acostumbra a sorprendernos de vez en cuando. Tiene tal gama de dispositivos que muchas veces son algo raros. Todavía recuerdo el móvil con pico proyector hace un par de MWC. Y en esta ocasión os traemos algo también sorprendente, el Samsung Galaxy Tab Active.

No estamos ante un tablet convencional, sino muy enfocado a la empresa y a entornos duros. Destacan sus protecciones contra golpes y agua, así como algunas aplicaciones que trae para el trabajo. Vamos a hacer un completo análisis de este tablet que seguro os resulta interesante.

Samsung Galaxy Tab Active, diseño

Lo más reseñable de este tablet es claramente su acabado físico y su resistencia. No acostumbramos a ver este tipo de acabados tan robustos. Para ello lleva una funda que recubre completamente el dispositivo para que soporte caidas desde 1,2 metros según la norma MIL STD 810G. Además tiene protección contra agua y polvo IP67. Hemos probado concienzudamente la resistencia a caídas y a agua y podemos asegurar que este tablet aguanta lo que promete.

Hemos probado a dejar caer el tablet varias veces desde 1 metro de altura en distintas posiciones y no ha tenido el menor problema. También hemos probado a mojarlo bastante (básicamente a ponerlo debajo del grifo, como se ve en las fotos) y no ha sufrido para nada, aparte de que después hay que secarlo quitando la funda ya que suele entrar líquido dentro. Eso sí, no esperéis que la respuesta de la pantalla táctil sea buena con agua, pues no responde bien.

Agua
Agua

Ahora, la gran pregunta que surge es si es necesario este aspecto en un tablet para que sea resistente. Es decir, con la funda el aspecto del tablet es algo tosco, con algunas protuberancias en las esquinas que no le dan un aspecto muy bonito. Estamos acostumbrados a ver móviles con protección a agua y polvo bonitos (los Sony Xperia o incluso algunos móviles Samsung de última generación), aunque en su defensa diremos que éste además aguanta las caídas y de ahí quizá su aspecto.

Otra pega es que el tablet es como un teléfono grande, de 8 pulgadas, y es algo que no acabo de entender. Tiene los botones de multitarea, inicio y atrás en la parte inferior (botones por cierto bastante robustos) con lo que su uso preferencial es el vertical. Es como si cogiéramos un móvil de Samsung y le aumentáramos el tamaño. Por tener tiene hasta la aplicación de teléfono, pero de eso hablaremos más adelante.

Estamos ante un tablet que gustará a los usuarios profesionales que quieren herramientras prácticas y que no llamen la atención

Otra cosa que destaca del Samsung Galaxy Tab Active es el aspecto rugoso en la parte posterior, tanto con funda como sin funda. Personalmente es un aspecto que me gusta, a pesar de que claramente es plástico. La idea detrás de esta rugosidad es evitar resbalones accidentales.

La funda deja un hueco para la cámara y el LED que queda bastante bien, no dando una sensación muy extraña. Más extraña es la sensación que da la transición de la parte posterior de la funda a la lateral, pereciendo un bumper más que una funda completa.

Si quitamos la funda nos encontramos con un borde metalizado como acostumbramos en los Samung, unos laterales claramente de plástico y la parte posterior también rugosa. El aspecto sigue siendo de un producto robusto más que buscando líneas bonitas.

Junto con la funda viene un lápiz llamado C-Pen, algo más robusto que el típico S-Pen en otros modelos de Samsung, y bastante útil para el uso profesional.

En definitiva, no estamos ante el tablet más bonito del mercado (ni por supuesto de los de Samsung) pero estamos ante un tablet de 8 pulgadas bastante robusto y que seguro no destaca nada entre los usuarios profesionales que quieren herramientras prácticas y que no llamen la atención.

Rendimiento hardware

Antes de nada vamos a ver las especificaciones hardware el Samsung Galaxy Tab Active, para hacernos una idea de lo que nos vamos a encontrar dentro de este tablet.

Samsung Galaxy Tab Active, especificaciones
Dimensiones físicas 213.1 x 126.2 x 9.75 milímetros
393 gramos
Pantalla TFT de 8 pulgadas
Resolución WXGA 1.280 x 800 píxeles, 188 ppp
Procesador Qualcomm Snapdragon 400 Quad Core @ 1.2 GHz
Procesador gráfico Adreno 305
RAM 1.5 GB
Memoria 16 GB + microSD hasta 64 GB
Versión Android 4.4.2 KitKat
Conectividad GPS, GLonass
WiFi 802.11 a/b/g/n 2.4+5GHz, HT40
Bluetooth 4.0
NFC
Ant+
GSM, UMTS, LTE microSIM
Cámaras Frontal: 1.2 MP
Trasera: 3.1 MP
Batería Batería Li-ion extraíble, 4.450 mAh
Precio orientativo 399 euros WiFi
499 euros WiFi + LTE
Otros datos Carcasa protectora

Como vemos las especificaciones son típicas de un gama media. Destacan dos cosas: la batería extraíble, cosa no muy habitual en un tablet; la conectividad, que es de LTE, muy útil para un uso profesional. Veamos cuál es su rendimiento con los test sintéticos.

Samsung Galaxy Tab Active, rendimiento
AnTuTu X Estandar: 18.033 puntos
Quadrant 8.680 puntos
3DMark Ice Storm : 5.612
Ice Storm Extreme : 2.863
Ice Storm Unlimited : 4.606
Epic Citadel High Performance: 57.3 FPS
High Quality: 55.6 FPS
Ultra High Quality: 30.2 FPS
BenchmarkPI 373 milisegundos
Vellamo HTML5: 1692
Metal: 811
Multicore: 1004

El rendimiento no está mal pero no es espectacular, estaríamos en una zona de gama media. Claro que no es de extrañar, estamos ante un dispositivo cuya intención es profesional, necesita aplicaciones de gestión remota, tomar notas, email, acceso a CRM, etc. y no un gran rendimiento para juegos, por poner un ejemplo.

Aún así el terminal va muy fluido, y la experiencia en general es buena. Para un uso normal de navegación, email, etc. es perfecto e incluso para usar la mayoría de juegos disponibles en Google Play.

La cámara de fotos es normalita, como suele ser habitual en los tablets. A continuación os dejamos unas cuantas fotos tomadas en distintas condiciones para que lo podáis evaluar vosotros mismos. Las tomas de interior son bastante malas.

El tablet viene acompañado, como ya hemos explicado, con un stylus llamado C-Pen que funciona bastante bien pero que carece de las funciones especiales que el S-Pen de otros tablets de Samsung. Es simplemente un stylus pequeño, que no funcionará en terminales que no soporten esta tecnología. Es bastante útil para el uso profesional, por ejemplo para firmar albaranes.

El rendimiento de la batería es bastante adecuado. No hemos contemplado ningún drenaje importante y podremos usarlo varios días sin problemas. En las pruebas más fuertes que le sometimos, los benchmarks, fue capaz de acabarlos consumiendo únicamente un 15% de batería cuando estuvimos haciendo una serie bastante larga (cada benchmark lo repetimos tres veces para ver que hay repetibilidad). Además el modo de ahorro de batería (del que hablaremos más adelante) es interesante.

La pantalla rinde bastante bien, a pesar de la baja resolución que tiene (eso sí, un tablet no es comparable con un móvil, se aleja más de los ojos) y que es un panel TFT. La reproducción del color es adecuada y el brillo bastante potente incluso en exteriores. Los ángulos de visión son buenos tanto lateralmente como de arriba a abajo.

Samsung Galaxy Tab Active, software

Launcher

El terminal viene de serie con Android 4.4. El aspecto es el típico de los Samsung, con Touchwiz: el launcher y aplicaciones del sistema personalizadas (como por ejemplo Ajustes) y con alguna cosa interesante como la barra de ajustes rápidos. Aún así las personalización es poco intrusiva, no abusa como sí se ha visto en terminales más antiguos del fabricante coreano.

Es curioso que hay pocas aplicaciones instaladas de fábrica, Samsung está cambiando en este aspecto. Están las aplicaciones de Google, la tienda de aplicaciones de Samsung y poco más. El espacio que ocupa el sistema son 4 GB, dejando 12 para lo que queramos. No hay mucho bloatware para lo que acostumbra la marca coreana.

Los cambios de la aplicación de ajustes frente a Android puro son bastante profundos, divididos por secciones y con una organización que no está mal. Los inconos son los clásicos, no como en las últimas versiones de Samsung.

El tablet también tiene opciones de ahorro de energía para cuando se nos está quedando sin batería

La barra de ajustes rápidos está en la parte superior del panel de notificaciones y es muy configurable. Creo que esta forma de manejar los ajustes rápidos, que vemos en muchos terminales, es mucho más cómoda que la que ofrece Android puro así que seguro gustará a los usuarios.

Como siempre que tenemos un Samsung, tenemos botones hardware, a pesar de las directrices de diseño de Google. En esta ocasión tenemos los tres botones físicos (normalmente solo el central es físico, los otros son táctiles) lo que añade robustez al tablet. Ahora bien, como ya hicieron en los últimos móviles de Samsung aquí también han eliminado (por fin) el botón de menú y lo han sustituido por el de multitarea.

El tablet viene con la aplicación de llamar, ya que tiene capacidad para SIM e incluso LTE. Es decir, podemos usar este tablet de 8 pulgadas como un teléfono, por muy ridículo que parezca. No nos sorprende, no es el primer tablet de Samsung que permite hacer llamadas de voz y enviar SMS.

Una posibilidad que permite este Galaxy Tab Active es multiwindow, con lo que si las aplicaciones están preparadas podemos tener dos a la vez en la pantalla, como por ejemplo Gmail y Youtube. En general creo que esto tiene una utilidad limitada y quizá en tablets más grandes sí que sea importante, en 8 pulgadas se me hace algo pequeño pero seguro que tiene sus fans.

El tablet también tiene opciones de ahorro de energía para cuando se nos está quedando sin batería, algo bastante útil. Tiene dos modos, el de ahorro de energía normal, que restringe el uso de datos y el rendimiento, y el modo de ultrahorro de energía, que solo permite funcionar a ciertas aplicaciones y promete una extensión de vida importante.

El Samsung Galaxy Tab Active también tiene otras opciones interesantes, como el screen mirroring mediante Allcast, sincronización con Dropbox, navegador de archivos integrado, y una aplicación de ayuda bastante exhaustiva.

En principio debería traer Knox, según la publicidad y de hecho se puede ver que tiene la versión 2.1 en "Acerca del dispositivo" pero no está en ningún otro sitio.

La opinión de Xataka Android

El Samung Galaxy Tab Active es claramente un producto de nicho. Está muy enfocado al sector profesional: muy robusto, resistente, diseño industrial, C-Pen... Aunque puede que le guste a algún particular que quiere un nivel alto de protección en su tablet.

Es un tablet muy compensado, con características de gama media, no muy lleno de aplicaciones y servicios especiales de Samsung y que tiene un tamaño muy interesante, dejando de lado las 7 pulgadas que se han comido los phablets.

Para poder calificarlo de forma completa deberíamos saber su precio, pero todavía no ha sido anunciado por Samsung.

7.5


Diseño7.5
Pantalla7.5
Rendimiento7
Software8.5
Autonomía7

A favor

  • Robusto
  • Rendimiento
  • C-Pen

En contra

  • Diseño demasiado industrial
  • Parece un teléfono grande
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio