Compartir
Publicidad
Cómo ahorrar batería y datos en Android One, el sistema operativo más minimalista de Google
Tutoriales

Cómo ahorrar batería y datos en Android One, el sistema operativo más minimalista de Google

Publicidad
Publicidad

Android One es una de las ROMs más minimalistas que podemos encontrar en cualquier terminal Android, bebiendo directamente de las líneas de diseño y funcionamiento de Google, y sin que el fabricante recargue el sistema con sus funciones y aplicaciones propias.

Si bien no es una ROM que cuente con aplicaciones de optimizadores de batería o agresivos killers de RAM, como en todo dispositivo Android hay ciertas pautas que podemos seguir para ahorrar batería y datos, por lo que procede contarte aquellas que pueden ayudarte con dicho propósito.

Mantén activa la batería inteligente de Android 9.0 Pie

Bateria Android Pie

Android siempre ha tenido sus propios métodos para controlar las aplicaciones en segundo plano, desde aquel primitivo Doze de 2015. Con Android 9.0 llegó la batería adaptativa o inteligente, un abrazo de la inteligencia artificial a nuestro sistema operativo, haciéndolo aprender de nuestros patrones de uso para determinar a qué aplicaciones darles prioridad y cuáles se pueden cerrar.

La batería adaptativa de Android se comporta bien, y es la principal responsable de los buenos consumos en reposo de Android One

En nuestra experiencia, la batería adaptativa de Pie se comporta bien, logra que el sistema alcance buenos consumos en reposo, y por lo general, recomendamos mantenerlo activo siempre (viene activo por defecto, así que mejor no tocar).

Podrás encontrar los ajustes de batería adaptativa en "Ajustes" > "Batería" > "Batería inteligente".

Activa el modo de ahorro de batería

Ahorro De Bateria

El modo ahorro de batería de Android One es algo agresivo a la hora de limitar la CPU y los procesos en segundo plano, pero es una buena opción si lo que buscamos es ahorrar batería al máximo. Si no queremos preocuparnos por estar activándolo o desactivándolo, podemos programarlo para que se active de forma automática cuando nuestra batería baje de cierto porcentaje (por defecto al 15%).

El ahorro de energía de Android es bastante agresivo, pero es una buena solución para que el teléfono nos llegue con vida a casa

Este modo de ahorro se encuentra dentro de los ajustes, en el apartado de la batería. Aunque podemos activarlo desde la barra de notificaciones pulsando directamente sobre "ahorro de batería".

Olvida el vicio abrir aplicación - cerrar en la multitarea

Consumo Ram

En antiguas versiones de Android, no cerrar los procesos en segundo plano podía suponer un importante drenaje de batería. Con los propios métodos del sistema operativo para gestionar estos procesos, se hace cada vez más innecesario (e incluso contraproducente) realizar este proceso. Muchas de las aplicaciones que cerramos vuelven a abrirse segundos después, con el consecuente uso de CPU y RAM que esto conlleva, lo que se traduce en un mayor consumo energético.

Andar cerrando aplicaciones de la multitarea puede llegar a gastar más batería de la que pretendes ahorrar

Salvo que sea algún juego pesado o Google Maps dando la lata con las notificaciones, recomendamos dejar la multitarea con los procesos cargados. El sistema sabrá cómo gestionarlos, y tendrás las aplicaciones más accesibles para cuando quieras volver a ellas.

Mantén a raya tu panel

Opciones Pantalla

La pantalla es lo que más gasta de tu dispositivo, por lo que conviene mantener a raya todo aquello que afecte a su consumo. En primer lugar, encontramos el propio brillo del panel: más brillo, más consumo. En mi opinión, en pleno 2019 es buena idea fiarse del brillo automático (máxime cuando Android One aprende de nuestro uso para adaptarlo de la mejor forma posible), aunque siempre puedes controlarlo de forma manual para ahorrar energía.

Controlar el brillo automático y la frecuencia con la que se apaga la pantalla de forma automática son hábitos capitales a la hora de ahorrar energía

Del mismo modo, controlar la frecuencia con la que se apaga la pantalla es una de las soluciones clásicas para ahorrar energía. El ajuste se encuentra dentro del menú de "pantalla", y configurar que el panel se apague a los 15 o 30 segundos puede ayudarte a ahorrar batería.

No instales aplicaciones para ahorrar batería

Ahorrar batería

Basta con una búsqueda por la tienda de aplicaciones de Google para encontrar decenas de aplicaciones que prometen ahorrar batería. Muchas de ellas con cientos de miles de descargas y buenas valoraciones. Desde aquí te recomendamos huír de estas aplicaciones, cuyo funcionamiento se reduce a eliminar aplicaciones de la multitarea (que con alta probabilidad volverán a abrirse), y a llenarnos el sistema de anuncios a cambio.

Salvo casos contados como el de Greenify, las aplicaciones para ahorrar batería son una bomba de publicidad y se restringen a cerrar aplicaciones en segundo plano

Hace unos años, aplicaciones como Greenify podían ser de utilidad para ahorrar algo de batería en segundo plano, pero con las actuales funciones de Android se hace innecesario recurrir a este tipo de aplicaciones.

Mantén a raya las notificaciones

Whatsapp Notificaciones

Empezando a tocar el asunto del consumo de datos (sin dejar de lado el consumo energético), nos encontramos con las notificaciones que nos envía el sistema operativo. Las aplicaciones envían notificaciones mediante push, una conexión que requiere de conexión a red (aunque consuma pocos datos), por lo que restringir las notificaciones puede ayudarnos a ahorrar algo de datos y batería.

Restringir notificaciones ahorra algo de datos y energía, ya que las conexiones push demandan cierta cantidad de recursos

Para restringir las notificaciones de las aplicaciones, hemos de ir a los ajustes del sistema, pulsar sobre "aplicaciones y notificaciones", y empezar a configurar las notificaciones que queremos que nos lleguen y las que no.

Limita el uso de datos

Datos Whatsapp

Dentro de los ajustes de "Redes e Internet" veremos un submenú dedicado al uso de datos. En este, podremos ver los datos que ha consumido cada aplicación, así como poner límites y advertencias sobre dicho consumo.

Si no queremos sustos a finales de mes, conviene establecer un límite prudencial que nos sirva como aviso cuando llevamos gastados más datos de la cuenta.

Del mismo modo, podemos restringir las conexiones de las propias aplicaciones a la red de datos, para que no se conecten a la red cuando están en segundo plano. Para configurar esto, dentro de "Aplicaciones y notificaciones", pulsamos sobre cualquier aplicación y accedemos a su menú "uso de datos". Desde aquí podremos desactivar la opción de "Datos en segundo plano", plano que la aplicación no se conecte a la red en segundo plano.

Activa el ahorro de datos

Ahorrar Datos Android

Dentro de "Uso de datos", encontraremos la opción "Ahorro de datos". Como su propio nombre indica, al activar esta opción se reducirán los datos consumidos por nuestro teléfono, a cambio de dos principales compromisos.

El modo de ahorro de datos es restrictivo con las descargas en segundo plano, algo perfecto para no consumir datos cuando no usamos el teléfono

El primero hace referencia al envío y recibo de datos en segundo plano, que se reducirá en cuanto activemos la opción. La consecuencia de que no recibamos datos en segundo plano se traduce en que, por ejemplo, si nos mandan una fotografía en WhatsApp, esta no se verá hasta que pulsemos sobre ella para descargarla, ya que el modo ahorro impide que gastemos en segundo plano esos datos que ocupa.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio