Este gesto tan sencillo elimina muchas veces los problemas de carga de tu móvil

Este gesto tan sencillo elimina muchas veces los problemas de carga de tu móvil
2 Comentarios

Cuando nos encontramos con problemas para cargar el móvil, nos encontramos ante la duda de saber cuál es el origen exacto del fallo. El cable, el adaptador de corriente, la propia batería o una rotura del conector pueden ser las más comunes. Sin embargo, hay otra causa común que provoca estos problemas y en los que no solemos pensar tan fácilmente.

Nos referimos a la suciedad en el puerto de carga. Y es que no hay que imaginarse el puerto completamente colapsado de suciedad, ya que muchas veces basta con una pequeña mota de polvo para que la conexión con el cable sea nula. Por tanto, limpiarlo es importante, aunque no de cualquier forma.

Los fallos que puede provocar la suciedad en el puerto

No es un drama tener el puerto de carga sucio. Ni siquiera nos convierte en personas poco higiénicas. A fin de cuentas, es natural que se llene de polvo si tenemos en cuenta que llevamos el móvil a todas partes, lo dejamos en bolsillos en los que puede haber pequeñas pelusas, mesas que quizás tengan polvo, etc.

Sin embargo, no cuidar este apartado con frecuencia puede ser problemático. En lo que a problemas de carga respecta, no solo podríamos encontrarnos con el impedimento de recargar la batería, sino que también podrían producirse microcortes que hagan que esta sea intermitente. Esto es incluso peor si tenemos en cuenta que puede afectar a la salud de la batería.

Otro problema habitual y de idéntico origen es el de la imposibilidad de conectar el móvil a otros dispositivos. Ya sea para conectar el smartphone a un ordenador o para escuchar música con unos auriculares por cable con conector USB-C. A fin de cuentas, el contacto con el puerto es el mismo que el de la carga y los problemas por el polvo aparecen de igual forma.

Cómo y con qué se debe limpiar el puerto del móvil

Puerto Movil

Casi es más importante saber qué no debes hacer para limpiar este puerto, como el saber la forma correcta. Y es que, a diferencia de la limpieza de los altavoces, no es en absoluto recomendable usar para esta acción usar objetos punzantes o recurrir a paños que suelten pelusas y líquidos abrasivos. Es más, deberás** evitar cualquier tipo de líquido** para esta limpieza, ya que esta es la puerta al interior del dispositivo y sabemos ya que la electrónica y el líquido no son buenos compañeros.

Para esto te pueden servir varios objetos comunes que probablemente tengas ya en casa. Por ejemplo un cepillo de cerdas blandas, las cuales puedas introducir por el puerto y mover suavemente para expulsar las motas de polvo. También un bastoncillo aplanado que no suelte pelusas. El método es el mismo, introducirlo en el puerto y moverlo suavamente para ir sacando la suciedad.

Accesorios como estos, disponibles en Amazon, podrían servirte para la tarea:

Kit de 17 Piezas de Limpieza de Móviles, Juego de Limpiador de Puerto de Carga USB y Jack de Auriculares Compatible con iPhone, Samsung Galaxy, iOS y Android, LG, Motorola, Lentes de Móviles

40 bastoncillos de algodón para limpieza de espuma, sin polvo, bastoncillos de algodón para limpieza de cámara, objetivo, impresora de inyección de tinta, 12,8 x 0,14 x 0,075 cm

Una vez hayas limpiado el puerto, deberás comprobar si tu móvil ya carga bien y se conecta a otros accesorios mediante cable. Evidentemente, esta no es una solución universal y si el fallo tiene otro origen, de poco servirá que el puerto esté impoluto. Sin embargo, te sorprendería la cantidad de veces que esta "tontería" acaba siendo la causa del fallo.

Temas
Inicio
Inicio