Compartir
Publicidad

¿Hay algo que envidiar en el Apple Watch desde Android Wear?

¿Hay algo que envidiar en el Apple Watch desde Android Wear?
Guardar
33 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer Apple presentó (por segunda vez, esta vez con todos los detalles) su Apple Watch. Y la pregunta que todos los Androides nos hacemos es si tenemos algo que envidiar del producto de Apple.

La respuesta es compleja. Apple no es el único competidor de Android Wear. Hay otros actores como Tizen o Pebble que tienen productos bastante maduros y son capaces de interaccionar con nuestro móvil Android. Apple Watch en cambio sólo funciona con iPhone. Pero analicemos lo que tiene que ofrecer Android Wear comparado con Apple Watch.

Diseño, más que elegir en Android

Si lo que buscamos es diseño le podemos dar una buena nota a Apple Watch, no hay por qué negarlo. Tiene una caja bonita, bastantes correas y modelos para todos los gustos (a precios para todos los gustos, todos bastante altos, por cierto). Pero al final la caja, por dentro, es igual en todos los modelos, de forma cuadrada y de distintos materiales y dos tamaños.

En Android Wear tenemos bastantes fabricantes que nos ofrecen tanto modelos cuadrados como redondos, correas fijas o intercambiables. Sabores para todos los gustos y precios bastante por debajo de Apple.

Funcionalidades, pocas novedades

Android Wear

En cuanto a funcionalidades, apenas hay novedades por parte de Apple. Tenemos las notificaciones en la muñeca, como casi todos los relojes. Apple Watch permite interaccionar con ellas, cosa que Android Wear hace desde la primera versión. Eso sí, nos permite mandar dibujos a otros relojes cosa que de momento no permite Android Wear.

Apple Watch también pone a su asistente, Siri, en la muñeca del portador del reloj. Justo lo mismo que hace Android Wear con Google Now. Y aquí estamos ante la eterna guerra entre estos dos asistentes, cada cual tiene sus preferencias y preferirá llevar uno u otro en su muñeca. Samsung, por su lado, lleva su asistente S Voice a sus relojes basados en Tizen.

En el control del reloj Apple si presenta novedades. Aparte del control táctil y por voz, que ya hace Android Wear, ofrece la famosa corona que permite controlar ciertas funciones con una rueda física. Pebble ya ofrecía algo parecido, es decir, control por botones físicos (en este caso de forma exclusiva, sin pantalla táctil). Quizá la corona es la mayor innovación de Apple, aunque personalmente tengo dudas de su utilidad.

La cuantificación tampoco presenta novedades. Todos los Android Wear tienen funciones similares a las que presenta Apple Watch, aunque este último ha presentado un programa llamado ResearchKit para que estas funciones se conviertan en el futuro en verdaderos asistentes médicos. Está por ver si llegará a algo concreto.

En cuanto a aplicaciones, Apple es tradicionalmente muy potente en este apartado y algunas empresas llegan en exlusiva. Pero es cierto que Android Wear lleva tiempo en el mercado y tiene buenas aplicaciones disponibles. Aún así lo más relevante sigue siendo tener las notificaciones en la muñeca, de momento toda la experiencia gira entorno a esto.

Resumiendo, Apple no presenta muchas novedades frente a lo que ya tiene Android Wear. Tampoco frente a Tizen, que por ejemplo funciona de forma autónoma, o frente a Pebble, que tiene menos funcionalidades pero la batería dura más. Estamos ante un producto cuya mayor innovación no es la tecnología.

¿Están buscando un producto tecnológico?

En el caso de Apple han enfocado su producto de una forma muy distinta al resto de fabricantes. No están buscando un producto techie, tecnológico, sino de diseño, de lujo. El público objetivo por supuesto se puede solapar, tiene buenas funcionalidades, pero no quieren impresionar por ahí sino por otro lado.

Si hacemos una comparación entre un reloj Casio con calculadora y un Rolex de oro seguramente gane el Casio: tiene mejores funcionalidades (calculadora, seguramente la hora en distintas zonas horarias), es más ligero y cuesta muchísimo menos. Y sin embargo Rolex gana más dinero vendiendo sus relojes.

Apple está buscando ser el Rolex de los relojes inteligentes. Pero hace las cosas muy bien. No todo el mundo se puede permitir un Rolex ni todo el mundo lo quiere, pero Apple va a lograr que cualquiera se lo pueda permitir y que mucha gente que no soñó con llevar un Rolex sueñe con llevar un Apple Watch.

Huawei Watch y LG Watch Urbane

Apple está usando en este caso una herramienta económica llamada la autofijación de precios. Esto lo usan muchas empresas, por ejemplo Starbucks. En Starbucks te puedes tomar el chocolate caliente por 2 euros y un café de 7 euros. ¿Creeis que el coste de producir cada cosa varía mucho? No, el marginal es prácticamente el mismo. Pero permite que cada persona que quiere tomarse algo en Starbucks se pueda gastar la cantidad de dinero que considere oportuna. Apple presenta el mismo producto, el reloj inteligente, con distintos acabados para que la gente se gaste desde 350 dólares hasta 15.000 dólares. Sí, los acabados en oro son más caros, pero no para justificar esta diferencia de precio. La caja por dentro es igual.

En definitiva, si Apple consigue con los relojes lo que ha logrado con el resto de sus productos (que la gente desee tenerlos) los beneficios van a ser colosales. Venderá relojes como churros con unos márgenes brutales y reventará todas las marcas que ha alcanzado. Y Android Wear es competitivo en funcionalidades, pero el público objetivo no es el mismo. Los Android Wear son funcionales y los hay de todos los gustos, con buen estilo incluso, pero no van encaminados al mismo público. Por eso creo Android Wear no tiene nada que envidiar a Apple Watch, pero aún así este último va a arrasar en ventas y márgenes.

En Xataka Android | ¿Está Android Wear perdiendo la batalla de los relojes inteligentes?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos