Sigue a Xataka Android

Sony Xperia sola

Sabemos que no sólo de gama alta vive una plataforma como Android, y es más, los terminales que tienen más peso en el éxito del sistema operativo de Google son precisamente los más accesibles para todos los públicos. Como no queremos descuidar la mejor información de esa parte del mercado, hoy os traemos en Xataka Android el análisis del Sony Xperia sola, un terminal de gama más bien media o baja, que añade a una interesante lista de especificaciones novedades como Floating Touch.

No contentos los japoneses con estrenar White Magic en el Xperia P, Floating Touch es una funcionalidad que Sony introduce con este terminal, y que añade nuevas posibilidades para todos los terminales con grandes pantallas táctiles, al permitir la interactividad con el teléfono sin necesidad de tocar directamente el cristal de la pantalla.

Diseño, materiales y acabados

Siempre comenzamos nuestros análisis de manera estrictamente superficial, ya que lo primero que entra por los ojos de un dispositivo es precisamente su aspecto, su diseño, su tacto y sus acabados. Más todavía si se trata de un dispositivo de Sony, que ha heredado de Sony Ericsson el gusto por la exquisitez en diseño y acabados.

Sony Xperia sola

Hablamos en este caso de un dispositivo que escapa de los llamativos diseños de la gama Xperia NXT, sin olvidar sin embargo algún detalle que le diferencie, y que Sony ha buscado en este caso destacando el marco de la pantalla, que sobresale del cuerpo del terminal marcando sus milimalistas líneas rectas.

Esto no lo ha cambiado Sony, y es que el elemento principal continúan siendo líneas rectas con esquinas redondeadas, que una vez más buscan el minimalismo como bandera de un terminal bien acabado y muy elegante.

Disponible en tres colores, el teléfono cuenta con unos materiales adecuados, y que mantienen el buen tacto que ya puede disfrutarse en sus hermanos mayores, aunque lejos de la carcasa unibody de aluminio que monta el Xperia P, éste vuelve a utilizar plásticos.

Sony Xperia sola

La tapa trasera viene convenientemente anclada, y gracias a que los laterales son parte de ella, no muestra ningún tipo de holgura. Además, cuenta con un tacto bastante agradable, y que evitará las manchas gracias a su acabado al más puro estilo del metal arenado.

Los botones principales son capacitivos y en disposición habitual de la marca, aunque como siempre en Sony, contará con un apreciable botón físico para la cámara.

En general, estamos ante un dispositivo bien construido para sus aspiraciones y su coste, y que no defraudará en este aspecto a ningún usuario. Nada que no esperásemos de Sony, pero que agrada ver en terminales de gamas más bajas.

Pantalla y hardware

El Sony Xperia sola es un terminal con un tamaño adecuado y cómodo, sus 116 × 59 × 9,9 mm y sus 107 gramos de peso tienen la culpa de ello. Su pantalla se queda en las 3.7 pulgadas, evidentemente, con un panel de tipo Reality Display con Mobile BRAVIA Engine, y esta vez se queda en los 854 × 480 píxeles de resolución.

Sony Xperia sola

Los buenos números no se quedan sólo en la pantalla, y es que su procesador será de doble núcleo, un ST-Ericsson NovaThor U8500 a 1 GHz, el mismo que ya vimos en el Xperia P, ayudado en este caso por 512 MB de memoria RAM para completar una buena plataforma de hardware.

La memoria interna será de 8 GB, aunque esta vez afortunadamente si son ampliables mediante tarjetas de memoria microSD. El hardware lo redondea su conectividad completa HSPA+, WiFi, Bluetooth y un chip NFC que comenzamos a ver en cada vez más terminales.

Sony Xperia sola

La cámara se queda en este caso en los 5 megapíxeles, con tecnología de Sony y una calidad muy digna, con capacidad para capturar vídeo a 720p, flash LED y funcionalidades avanzadas como el disparo rápido o la toma panorámica. No encontraremos sin embargo ninguna cámara frontal que nos permita videollamadas.

Como vemos, se trata de un dispositivo muy compensado para su precio, y es que a pesar de que no está al nivel de otros pesos pesados en ningún aspecto, será de los pocos dispositivos que no supere los 300 euros y cuente con doble núcleo, una buena cámara y una pantalla con buena relación tamaño/resolución.

Floating Touch, software y multimedia

El software vuelve a ser la asignatura, y es que el terminal viene con Andorid 2.3 Gingerbread, una versión preinstalada de Android que ya se ha quedado bastante obsoleta con Android 4.0 Ice Cream Sandwich y Andorid 4.1 Jelly Bean ya en el mercado.

Como siempre, Sony promete una rápida actualización a Android 4.0, pero no es eso un consuelo para un dispositivo que nace muchos meses después de la presentación y lanzamiento de Ice Cream Sandwich, la versión que esperábamos que acompañase a la práctica totalidad de los dispositivos presentados este año.

Sony vuelve a optar por su bien puntuada personalización sobre Gingerbread, que ha pasado con alta nota por todos los análisis, y que en este caso vuelve a añadir funcionalidades extra a un terminal que pretende llegar a un público bastante amplio.

Sony Xperia sola

En cuanto al apartado multimedia, se mantiene la buena calidad de sus hermanos Xperia en reproducción de contenido y en solvencia a la hora de cargar juegos, aunque en este caso no veremos certificación PlayStation.

Sin embargo, el aspecto más comentado del terminal es al que quizás hemos podido sacarle menos partido, y es que a pesar de que Floating Touch funciona, y aunque Sony haya liberado su SDK para conseguir exprimirle lo máximo de jugo posible, lo cierto es que las funcionalidades que utilizan esta tecnología son más bien escasas.

El launcher muestra movimiento al acercar el dedo, y el terminal es completamente utilizable con guantes no muy gruesos, y eso representa ya un gran avance. En el navegador web también está disponible Floating Touch, funcionando a modo de ratón de escritorio, y permitiendo marcar enlaces con sólo acercar y mover el dedo por delante de la pantalla.

Sony Xperia sola

Con futuro y muchas posibilidades, de eso no cabe duda, pero de momento con poco recorrido, Floating Touch representa una buena punta de lanza para una mejora que deberá crecer con el tiempo.

Rendimiento, optimización y aspectos generales

El rendimiento del terminal es en general bueno, no comparable a un Galaxy SIII o un HTC One X, pero ya sin pretensiones de tales cara a cara. Su hardware es muy notable para su precio, y su pantalla está a la altura de terminales muy bien acogidos como los Arc y Arc S.

Como teléfono, el Sony Xperia sola funciona correcto, aunque en llamada nuestro interlocutor se quejaba a veces de ruidos extraños, cosa que puede deberse también a la red utilizada y no tanto al dispositivo. El volumen de todos los altavoces, tanto de llamada como el principal, son adecuados. La velocidad de navegación es muy aceptable, y aunque depende también de la red no hemos advertido problemas ni de conectividad ni de cortes.

Sony Xperia sola

El dispositivo cuenta con los sensores básicos que un smartphone de hoy en día debe llevar, y el funcionamiento del GPS y del NFC es bastante bueno. Sony ha tenido a bien añadir de nuevo dos SmartTags en el paquete de venta, así que podremos sacarle partido directamente a este último.

El dispositivo no cuenta con puerto HDMI, pero si monta un audio Jack estándar de 3.5 milímetros y un puerto microUSB para la carga en un lateral. La certificación DLNA está presente, así que será posible compartir contenido por esta vía.

Con respecto a la batería y el consumo, nada nuevo bajo el Sol, puesto que el terminal, con uso normal, tendrá que cargarse a diario o cada dos días como mucho.

Sony Xperia sola, la opinión de Xataka Android

El Sony Xperia sola es un dispositivo llamativo, su chocante diseño con la pantalla como pegada sobre la carcasa no dejará indiferente a nadie. Sus acabados son buenos, como acostumbra Sony, y los materiales plásticos han sido bien escogidos para solventar un tacto agradable y un costo no elevado.

Quizá la baza más importante del Sony Xperia sola sea su precio, y es que un terminal con un hardware bastante compensado, doble núcleo, y una buena pantalla con un tamaño adecuado a la mayoría, no es fácil de encontrar por menos de 300 euros de precio recomendado en versión libre.

Sony Xperia sola

Además, el Sony Xperia sola es un pionero, y es que tiene la responsabilidad de enseñar al mundo las posibilidades de la tecnología Floating Touch, que aunque de momento esté en pañales, podría dar mucho que hablar en los próximos meses.

Sony ha trabajado bien este año, y aunque comience a saturarnos de modelos diferentes, lo cierto es que cada uno destaca en su parcela, y este Xperia sola tiene muchos argumentos para encontrar su hueco entre los usuarios.

La competencia es seria este año, así que ya veremos la credibilidad que le otorgan los compradores al trabajo de Sony con sus dispositivos de gama asequible. ¿A vosotros os gusta el Xperia sola?

Ver galería completa » Análisis Sony Xperia sola (15 fotos)

El terminal ha sido cedido para las pruebas por Sony Mobile España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios