Compartir
Publicidad

HTC Desire 510, análisis

HTC Desire 510, análisis
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De un tiempo a esta parte estamos viendo a los fabricantes de Android abrazar la tendencia de buscar, dejando a un lado la gama del dispositivo, una buena experiencia de uso. Esta guerra particular, destapada por el Moto G, no podía llegar mejor a aquellos que quieren un buen teléfono sin invertir demasiado.

En esta línea, suponemos, se introduce HTC con su nuevo Desire 510. Un teléfono de 4.7 pulgadas que sin tener grandes especificaciones resulta interesante. Llega, además, como primer smartphone con procesador de 64 bits con el Snapdragon 410. Nosotros lo hemos probado y este es nuestro análisis.

 HTC Desire 510 en especificaciones

htc-desire-510.jpg

Antes de comenzar vamos a echarle un vistazo a las características de este Desire 510, resumidas en formato tabla.

HTC Desire 510, especificaciones
Dimensiones físicas 140 x 70 milímetros
10 milímetros de grosor
158 gramos
Pantalla 4.7 pulgadas
Resolución FWVGA 854 x 480, 208 ppp
Procesador Qualcomm Snadpragon 410, 28nm
Octa Core 4xA15 1.8GHz, 4xA7 1.3GHz
Procesador gráfico Adreno 306
RAM 1 GB
Memoria 8GB
Versión Android 4.4.3 (Kitkat)
Sense 6.0
Conectividad WiFi 802.11a/b/g/n 2.4 GHz
Bluetooth 4.0
DLNA
GPS + GLONASS
Puertos de expansión MicroUSB 2.0, microSD (128GB)
Cámara Trasera 5 Megapixels foco fijo, sin Flash
Grabación vídeo 1080p
Cámara Delantera VGA, 0.3 Megapixels
Batería 2.100 mAh, 7.98Wh
Acceso a Google Play Sí, de serie
Colores Blanco y negro
Otros Radio FM
Precio de referencia 219 euros en Amazon

Diseño

Htc Desire 510 02 2

Por fuera tenemos un dispositivo no tan pequeño como podríamos esperar por su pantalla, teniendo en cuenta además que deja a un lado la apuesta Boomsound de la marca, con su característico sonido en estéreo en la parte superior e inferior del frontal. Los altavoces se van a la parte trasera. Volviendo con los cambios habituales de HTC, los controles de volumen la encontramos a la derecha, y el bloqueo del terminal en su parte superior, donde también está el conector de auriculares.

Algo grande y pesado, pero muy sólido y cómodo en la mano.

Entrando en el apartado más puramente estético, y ya en un terreno ya más inaccesible a través de una nota de prensa, el Desire 510 sienta genial en la mano. No es ligero. Más bien al contrario, pero es muy robusto. El tacto gomoso y mate de la parte trasera le proporciona un buen agarre, mientras que unos marcos laterales más rígidos nos dan seguridad.

La tapa trasera de la batería es retirable. En consecuencia, tenemos acceso a la batería, que podemos intercambiar (si es que alguien lo hace). Si bien ésta podría parecer pequeña para los tiempos que corren, veremos que no lo es tanto. La SIM llega en formato micro, y tenemos acceso a una tarjeta para microSD.

Htc Desire 510 11 3

Lo cierto es que los 158 gramos de este teléfono lo hacen algo pesado, aunque no llega a ser incómodo y le da sensación de consistencia en mano. Lo que sí le resta enteros es el tamaño, HTC continúa insistiendo en los grandes bordes, esta vez sin la excusa del sonido Boomsound.

Esto hace que el teléfono sea demasiado largo, con una pantalla que se vuelve pequeña en un cuerpo tan grande (es igual de ancho que el Nexus 4 - misma diagonal, formato más ancho -, y en torno a medio centímetro más alto). Los bordes son grandes, sí, pero el teléfono es muy cómodo en mano con la trasera en tacto gomoso y esos bordes en plástico endurecido que le dan mucha rigidez: el teléfono parece tan sólido como una roca en mano.

Pantalla

Htc Desire 510

La pantalla es uno de los elementos más flojos de este teléfono, y no sólo en su resolución FWVGA (854 x 480), que no acostumbramos a ver tampoco siquiera en este tipo de teléfonos. Con 208 puntos por pulgada, no resulta difícil ver los puntos o que esta resolución nos pueda parecer insuficiente en tareas habituales como la navegación web.

En 2011 ésta era la resolución de los gamas altas. Hoy, cualquier resolución por debajo del qHD se antoja muy pobre.

La sensación es que la pantalla está en una capa inferior al panel táctil, lo que hace que cueste algo más atinar a la hora de, por ejemplo, escribir texto. La calidad de éste es también reducida, pues tenemos la sensación de que no es el más inmediato en las pulsaciones. También notamos una rápida pérdida en la calidad con los ángulos de visión, en un panel que ilumina los oscuros demasiado y que no se lleva demasiado bien con la luz exterior, con muchos reflejos.

Htc Desire 510 16

208 ppi

A estos píxeles por pulgada, están ahí y no resulta muy difícil verlos.

Si bien es cierto 4.7 pulgadas no son demasiada diagonal, el Desire 510 nos lo pone difícil a la hora de acceder a toda la pantalla. El borde inferior, con la banda que vemos en cada HTC, se hace más grande de lo que debería. Mucho más.

Rendimiento y autonomía

Htc Desire 510 29

No hay mal que por bien no venga. O eso dicen. La pequeña resolución de la pantalla, 0.41 millones de puntos frente a los 0.92 millones en resoluciones HD, hace que el teléfono se mueva realmente fluido en prácticamente todas las situaciones.

La misma baja resolución que resta puntos en materia de pantalla los suma en desempeño y autonomía del teléfono. La nota aquí es muy buena

Aquí tenemos al Snapdragon 410 con su Adreno 306, que supone una ligera mejora sobre la 305 del Snapdragon 400. Si bien se trata de un lavado de cara de un procesador de gama media, de cuatro núcleos y funcionando a una frecuencia máxima de 1.2 GHz; algunas de las cifras que arroja son muy buenas.

La batería, como adelantábamos, no es muy grande. Pero los 2.100 mAh son suficientes para aguantar un día sin ningún tipo de problemas, incluso un segundo si el uso que le damos no es demasiado alto.

Aquí lo ponemos frente al HTC Desire 816, con una de las variantes del Snapdragon 400, 1.5 GB de RAM y pantalla 720p.

HTC Desire 510 HTC Desire 816
AnTuTu Estandar v5.1: 20.717 puntos Estandar: 21.607 puntos
Antutu X: 21.412
Quadrant 12.753 puntos 13.112 puntos
3DMark Ice Storm @720p v1.2: 5.435
IS Extreme @1080 v1.2: 2.633
Unlimited v1.2: 4.646
Ice Storm @720p v1.2: 5.860
IS Extreme @1080 v1.2: 2.914
Unlimited v1.2: 4.836
BenchmarkPI 300 milisegundos 279 milisegundos
Vellamo HTML5: 2.244
Metal: 771
Multicore: 1.263
HTML5: 2.771
Metal: 796
Multicore: 1.354

Dejamos en un segundo plano el hecho de que el procesador en cuestión es el primero de la compañía en llegar al mercado con soporte a los 64 bits por hardware. Basado en la arquitectura ARM Cortex-A53, se trata del equivalente a los Cortex-A7 que veníamos viendo hasta ahora en procesadores de bajo consumo con soporte al set de instrucciones ARMv8. Esto es porque todavía Android no ha llegado a soportar los 64 bits de forma oficial (lo hará en las próximas semanas), y se basa en la versión de 32 bits gracias a la retrocompatibilidad de estos diseños.

Es posible que HTC decida actualizar este teléfono a Android L, en su versión de 64 bits, lo que le añadiría un plus de eficiencia al sistema. Si bien no sería demasiado grande, sumado al hecho de que Android L con su Art como máquina virtual por defecto, podría darle un buen empujón.

La calidad de las conexiones LTE es muy buena, o al menos todo lo que debería en las pruebas que hemos realizado. Comparado con un Galaxy Note 3, las velocidades de descarga, subida y latencia son prácticamente idénticas, de unos 28/7 Mbps en ambos cuando probamos consecutivamente, en el mismo lugar (de no muy buena cobertura 4G, dicho sea) y bajo el mismo operador de red.

Cámara

Htc Desire 510

La cámara de fotos viene con lo justo, demasiado. Si bien su sensor principal es de 5 megapixels, la cámara es de foco fijo (no tiene autofocus) y no lleva flash. La calidad de las fotos no puede ser muy buena bajo estas premisas, y no lo es. Se trata de una cámara para salir del paso, siempre bajo ambientes luminosos.

Os dejamos con una serie de imágenes para que la veáis con vuestros propios ojos.

HTC incorpora los mismo modos de cámara que en dispositivos anteriores, teniendo algún efecto curioso. Qué mejor que dejaros con la misma foto tomada con cada uno de los efectos. Algunos tienen parámetros ajustables, como los de desenfoque, distorsión o reconstrucción en círculos, con los que podemos personalizar la toma.

El Desire 510 llega con grabación en Full HD y un modo de grabación rápida en 60fps, aunque solo sea por capacidades, pues su procesador se lo permite y la resolución nativa de la cámara es superior. Pero esto no quiere decir que nos vaya a aportar nada, para comenzar tenemos que sacar el material del teléfono.

Software

Htc Desire 510 26 2

En la capa de software y en la optimización de sus teléfonos HTC gana muchos enteros. Sense 6.0 es el nombre de esta personalización, que nos gusta. No tiene demasiados elementos, por lo que no resulta confusa. Además, la integración es buena y el rendimiento que da en el teléfono es bastante alto, siendo visualmente muy agradable.

El software nos gusta. Es limpio, útil y rápido. Sin mil opciones que no necesitamos.

Cuenta con los añadidos habituales de Sense 6.0 en otros teléfonos de la marca. Llega con BlinkFeed, que nos permite seleccionar fuentes de información que van desde redes sociales a feeds y mostrarlas a modo de lista con imágenes a la izquierda del primer escritorio.

Screenshot 2014 10 07 02 35 48
Cuando probamos el Desire 816 todavía no estaban listos en el dispositivo, ahora sí lo están en el Desire 510. Se trata de los Zoe, pequeñas piezas de vídeo generadas a partir de una serie de fotografías y vídeos, a las que se les añaden pequeños retoques y una música. Se trata de una pequeña red social al estilo de Vine o los vídeos de Instagram. Si bien todavía no tienen opción para embeber los clips, podéis acceder a la prueba que hemos hecho nosotros.

Como adelantaba, el 510 tiene un plus oculto en el procesador, que puede darle un añadido a posteriori con el lanzamiento de Android L y los 64 bits de los que podría hacer uso su Snapdragon 410, si es que se actualiza.

Pero no podíamos dejar de mencionar los modos de ahorro de energía que incorpora, uno normal, que simplemente reduce el rendimiento del sistema, y nos permite alargar la vida útil sensiblemente. Luego está el Extremo, que podemos fijar para que se active cuando quede un 20, 10 ó 5% de batería, que reduce las funciones de nuestro smartphone a las de un teléfono con SMS, llamadas, la aplicación Contactos y la música. Este modo es perfecto para dormir, pues el teléfono apenas varía su batería en un par de puntos.

Dispone también como accesorio de la funda Dot View, con agujeros en su tapa frontal, y nos permite configurar qué tipo de diseño queremos mostrar con esta. Resulta práctica, pues nos puede mostrar información como las llamadas entrantes o la hora sin tener que destaparla.

Desire 510, la opinión de Xataka

El Desire 510 es sin lugar a dudas un excelente terminal dentro de la gama de entrada a la que pertenece. Es cómodo, muy fluido, con licencia para funcionar durante más de un día alejado de cables, y (al menos en apariencia) muy duradero y resistente.

Sin embargo HTC reincide de nuevo en los errores que comete una y otra vez con sus terminales: que quizás el teléfono es algo grande para el tamaño de pantalla que tiene o que su precio no viene acorde a las líneas generales del teléfono (es probable que por 50 euros menos los vendieran como pan caliente).

Por otra parte la pantalla quizás se queda demasiado corta en características, y más acentuado es en el caso de su cámara de fotos. Si no le das demasiada importancia a tener la mejor cámara, y quieres un teléfono que se porta y es capaz de mover todo tipo de aplicaciones corrientes sin ningún problema durante una larga jornada, podría ser tu teléfono.

7.0

Diseño7.25
Pantalla5.5
Rendimiento8
Cámara5
Software8.5
Autonomía8

A favor

  • Buena autonomía
  • Diseño agradable
  • Sense suma puntos
  • Ampliación de memoria es posible

En contra

  • Marcos superior e inferior demasiado grandes
  • Cámara extremadamente básica
  • La resolución no está a la altura
  • Precio sensiblemente alto

En Xataka Android:

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por HTC. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos