Compartir
Publicidad

Wiko Cink Five, análisis

Wiko Cink Five, análisis
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mercado está ciertamente saturado de opciones entre las que elegir a la hora de comprar un smartphone. Dentro de cada gama hay una oferta a menudo inabarcable para aquellos que necesitan un teléfono solvente dado un presupuesto fijo.

Las alternativas chinas son una opción real y creciente. Cada vez contamos con más y mejores fabricantes desembarcando en Europa, con apuestas fuertes en calidad a precio contenido. Es el caso de Wiko y su Cink Five, un teléfono de 5 pulgadas digno de tener en cuenta.

Haciendo un repaso rápido por sus especificaciones, nos encontramos con una pantalla HD (720p) de panel IPS, movidas por un procesador de cuatro núcleos a 1.2 GHz acompañados de 1GB de RAM y 4 GB de memoria interna con posibilidad de ampliación. Lleva una cámara de 8 megapíxels, tiene una batería de 2.000 mAh y funciona sobre Android 4.1.2 (Jelly Bean).

Wiko Cink Five, especificaciones
Dimensiones físicas 144 x 74 x 10,7 milímetros, 153 gramos
Pantalla IPS de 5 pulgadas
Resolución HD 1.280 x 720, 294 ppp
Procesador MediaTek MTK6589 Quad Core Cortex-A7 28nm @ 1.2 GHz
Procesador gráfico PowerVR SGX 544
RAM 1 GB
Memoria 4 GB + microSD hasta 32 GB
Versión Android 4.1.2 (Jelly Bean)
Conectividad Wireless 802.11b/g/n, Bluetooth 4.0, 3G (HSPA+, hasta 42 Mbps)
Puertos de expansión MicroUSB, MicroSD
Cámaras Frontal: 2 / Trasera: 8 Mpx, autofocus, flash LED
Batería Batería Li-ion 2.000 mAh (7.40 Wh, extraíble)
Acceso a Google Play Sí, de serie
Precio 199 euros

Wiko Cink Five, diseño y pantalla

Wiko Cink Five

El Wiko Cink Five es, como nos deja ver su nombre, un terminal en las cinco pulgadas de diagonal, que se mueve en el estándar marcado por la gama alta este año, aunque en unas dimensiones menos ajustadas.

Wiko Cink Five Button
El acabado del terminal no es excelente, aunque sí muy cómodo. Sus 10.7 milímetros de grosor de trasera curvada y de tacto gomoso lo hacen caer perfecto en la mano, donde sus esquinas redondeadas ayudan. Sus 153 gramos tampoco son pocos, aunque debido a su tamaño la sensación global es de ligereza.

Nos encontramos un frontal con botones capacitivos, no integrados en la interfaz de sistema, lo cual no es necesariamente algo malo. Unos botones laterales poco sobresalientes son su primera gran pega en el diseño, pues se mantienen planos respecto al marco cromado, lo que hace que sean difíciles de encontrar al tacto, lo que hace que tengamos que mirar el terminal para pulsarlos hasta que nos hacemos completamente a ellos, cosa que puede no llegar a suceder.

El Cink Five cuenta con sus dos únicos puertos (Jack de 3.5mm y microUSB) en su parte superior, con el altavoz centrado en la parte trasera, lo que es también una contra. La tapa trasera se retira, dándonos acceso a su batería extraible de 2.000 mAh, a dos ranuras de tarjeta SIM de formato completo. Otra más para la microSD de hasta 32 GB, que será necesaria (no incluida) si queremos cargar de contenido el teléfono, limitado a 4 GB y con acceso final a unos 2.6 GB.

Wiko Cink Five

La pantalla es afilada, aunque eso no lo es todo
En cuanto a la pantalla, HD 720p en 5 pulgadas da unos 294 ppi que nos hacen ver el contenido muy afilado, especialmente el texto. Los colores son buenos de frente, aunque no tanto cuando inclinamos el terminal, donde hasta el negro más negro se ilumina y los colores pierden fidelidad.

Otro problema lo encontramos en el panel táctil de la pantalla, que parece perder sensibilidad cuando deslizamos el dedo, e interpreta una pulsación en el primer punto de contacto. Esto hace que a veces, por ejemplo, abra notificaciones que queremos desechar o aplicaciones cuando estamos haciendo scroll entre escritorios. Nada grave que se soluciona deslizando con un gesto táctil bien definido, aunque cuando ocurre es bastante molesto.

Hardware y rendimiento

El dispositivo cuenta con un procesador MediaTek MT6589, de cuatro núcleos Cortex-A7 a una frecuencia máxima de 1.2 GHz. Estos núcleos están diseñados para funcionar con bajo consumo, y se utilizan en el procesador Quad Core para conseguir un rendimiento decente a bajo coste, manteniendo el consumo a raya. Es por esto que este procesador es el mismo que podemos encontrar en gran parte de los terminales chinos que llegan a esta zona, como el Bq Aquaris 5.

Wiko Cink Five

A esta CPU la acompaña una unidad gráfica PowerVR SGX 544MP, además de 1GB de RAM que asegura que el sistema funcione correctamente en todo momento, y lo consigue. Los pinzamientos son extraños y los cierres forzados todavía más, aunque nos hayamos topado con alguno en las semanas que hemos estado probando el teléfono. Quizás una personalización muy ligera sobre Android 4.1 ayuden en este sentido.

Wiko Cink Five, rendimiento
AnTuTu 13.294 puntos
Quadrant 3.920 puntos
3DMark Ice Storm (720p): 2.979 / Ice Storm Extreme (1080p): 1.492
Epic Citadel High performance: 44.2 FPS @ 1280×720 / High quality: 42.4 FPS @ 1280×720 / Ultra High quality: 21.0 FPS @ 1280×720
BenchmarkPI 409 milisegundos, puesto #12103

Con 4GB hay tenemos suficiente para instalar las varias decenas de aplicaciones imprescindibles, no para excesos
Otro punto bastante estándar en estas líneas de teléfonos son los 4GB de memoria interna, lo que nos deja fuera de juego si queremos instalar unas cuantas aplicaciones pesadas. Por supuesto, es más que suficiente para instalar varias decenas de aplicaciones imprescindibles, contando con ranura para micro SD de hasta 32GB si necesitamos más.

Con una batería de 2.000 mAh, el teléfono no hace maravillas. Es capaz de llegar al fin del día con un uso ligero e intermedio, aunque no tanto si hacemos un uso intensivo del mismo, estirándose a unas 3 horas de pantalla.

Wiko Cink Five

Al igual que el mencionado Aquaris 5, este teléfono cuenta con posibilidad Dual SIM, proporcionada por el procesador que comparten. Esto quiere decir que podemos incluir dos tarjetas SIM en el terminal, de formato completo (nada de micros y nanas), lo que permite fusionar equipo profesional y de ocio. La cobertura es buena, al igual que la calidad de la llamada, aunque de esta diría más bien decente. La conexión de datos móviles funciona desde las dos ranuras para SIM, con unas velocidades muy altas HSPA+ de hasta 42Mbps y coberturas excelentes.

Wiko Cink Five

El apartado de sonido es otro de esos puntos donde se nota que estamos comprando un terminal de gama media. Su altavoz (trasero) no suena ni tan fuerte ni tan claro como el de otros dispositivos (que también lo llevan detrás, como el Galaxy Note 2) que hemos probado. Los auriculares incluidos dejan también mucho que desear, aunque esto es algo que podemos poner nosotros.

Wiko Cink Five, cámara

Wiko Cink Five

A la vista de las recientes presentaciones de gama alta, vemos que la cámara es uno de los componentes del teléfono que más innovación está recibiendo y que más peso tiene en la decisión de compra de un smartphone.

Por supuesto, en este teléfono también hay margen de mejora para este apartado, aunque la cámara de 8 megapíxels (con flash LED) cumple en su medida con las expectativas.

Wiko Cink Five vs Nexus 4
Wiko Cink Five (arriba) vs Nexus 4

En general, podríamos decir que las fotos son bastante pasables cuando disparamos a plena luz del día, perdiendo esa calidad y velocidad que necesitamos en situaciones menos luminosas, donde todo parece un óleo. Os dejo con una muestra de las imágenes tomadas con este smartphone, en forma de galería.

Wiko Cink Five, software

Wiko Cink Five home

El teléfono funciona sobre Android 4.1.2 (Jelly Bean), versión que sin ser la última es lo suficientemente avanzada para decir que el teléfono tiene acceso a la práctica totalidad de aplicaciones y funciones del ecosistema.

Con una personalización muy, muy superficial, el teléfono va como un tiro donde Android sabe ser ligero
La personalización es muy, muy superficial, dejando palpable la mano de Google, con algunos pequeños ajustes como la posibilidad de elegir el color resaltado entre varios. Esto ayuda a que el teléfono vaya como un tiro donde Android sabe ser ligero.

Durante las varias semanas que hemos tenido el smartphone, también se ha actualizado con correcciones menores, por lo que Wiko no lo deja completamente a la deriva en tema de software.

Wiko Cink Five, la opinión de Xataka Android

Wiko Cink Five

El Wiko Cink Five tiene un precio recomendado de 199 euros, una difusa frontera donde empezamos a pedir ciertas cosas al teléfono, a la par que vamos miramos por algo económico. Se trata de una apuesta equilibrada, claramente por encima de otros teléfonos que podemos encontrar por no mucho menos, aunque bajo la amenaza de otros terminales de mayor gama que cada día valen menos.

Si lo que buscas es un teléfono en esta horquilla y no nos atrevemos con la importación desde el gigante asiático, el Cink Five es claramente una opción a considerar.

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Wiko. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos