Compartir
Publicidad

Wiko Darkfull, análisis

Wiko Darkfull, análisis
Guardar
27 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llegamos con el análisis del Wiko Darkfull, otro terminal más de la marca francesa que aterriza en el mercado intentando sacar pecho como un terminal de gama media que, a pesar de su precio más o menos comedido, destaca por una característica: su pantalla FullHD.

Algo no muy habitual en terminales de marcas de tercera fila, como al fin y al cabo es Wiko. Su smartphone Darkfull es uno de los más potentes de su catálogo, incluyendo además de esa pantalla de 5 pulgadas FullHD un procesador MediaTek de cuatro núcleos y 2 GB de memoria RAM, sobresalientes para aportar un extra de fiabilidad al rendimiento del sistema. ¿Cómo crees que se ha comportado en nuestras pruebas? ¿Cuáles crees que son sus resultados en los benchmarks? Todo esto y mucho más a continuación, en nuestro análisis del Wiko Darkfull.

Características técnicas

Empezamos hablando de sus características técnicas:

Wiko Darkfull

Wiko Darkfull
Pantalla TFT IPS de 5 pulgadas
1920x1080 píxeles de resolución (441 ppp)
Gorilla Glass 2
Procesador MediaTek MT6589
Cuatro núcleos Cortex-A7 a 1,5 GHz.
Gráficos PowerVR SGX544
Memoria RAM 2 GB
Almacenamiento 16 GB (sin opción a microSD)
Cámara trasera 13 megapíxeles
sensor CMOS OmniVision OmniBSI
Cámara frontal 5,9 megapíxeles
SIM Doble (SIM, microSIM)
Otros Radio FM, Bluetooth 4.0
USB OTG
Batería 2.000 mAh.
no extraíble
Dimensiones 143x71x8,6 milímetros
Peso de 136 gramos
Sistema Operativo Android 4.2.1 de fábrica desarrollado
por Wiko (última versión Wiko Darkfull Version 8)

El rendimiento y la experiencia de uso en 'el día a día'

Sin duda alguna lo que más destaca es su pantalla FullHD que, teniendo en cuenta las cinco pulgadas de diagonal, dan una densidad de 441 ppp. Es sorprendente que un teléfono de coste medio tenga esta densidad típicamente restringida a los smartphones de gama más alta.

La diferencia respecto de otros terminales -- generalmente de menor resolución -- no es muy significativa, pero puede notarse si uno se fija bien. Los buscadores de píxeles lo tendrán difícil para encontrarlos, sí, pero el usuario normal apenas encontrará diferencias respecto de un panel 720p (1280x720 píxeles) en el mismo tamaño. Parece una característica más pensada en darle publicidad al terminal (¡un teléfono FullHD por 280 euros!) que algo verdaderamente útil.

Wiko Darkfull

A priori podríamos pensar que si un teléfono tiene el precio del Darkfull con esa pantalla, hay algún sitio donde aprovechan para recortar en características. En este sentido el procesador puede considerarse como el principal punto débil frente a otras opciones, ya que se trata de un MediaTek MT6589 de cuatro núcleos Cortex-A7. A pesar de ello hay que reconocer que la experiencia y el rendimiento proporcionados por el SoC son muy buenos, aportando una sensación de fluidez absoluta salvo en ciertas transiciones y movimientos de la interfaz, donde se nota renqueante -- debido a la GPU -- pero sin afectar al uso general del smartphone.

Otro aspecto clave -- y desde mi punto de vista una de sus principales virtudes -- es el uso de 2 GB de memoria RAM, una cifra suficiente para mover el Android 4.2.1 que trae de fábrica. El gigabyte suele ser lo habitual hoy en día en smartphones de gama media, pero Wiko ha apostado por ir un poco más allá para no tener problemas con el sistema, y más concretamente con las aplicaciones abiertas en segundo plano (típicamente el uso más habitual para la memoria RAM).

A continuación os dejamos con algunos de los benchmarks que hemos ejecutado sobre el Wiko Darkfull:

Benchmarks Wiko Darkfull
3DMark 3177
3DMark Extreme 1758
AnTuTu X 15659
AnTuTu CPU 3921
AnTuTu RAM 1985
AnTuTu GPU 3741
AnTuTu I/O 1660
Quadrant Standard 5653
Vellamo Mobile HTML5 1601
Vellamo Metal 571
Quick Benchmark Lite 6380
SuperPI 4M 136,825

La cámara: 13 megapíxeles reguleros

No es la primera vez que decimos que los megapíxeles dejaron de importar hace mucho tiempo, y hoy volvemos a esa afirmación: los 13 megapíxeles del Darkfull son reguleros, y estamos ante una de las características en la que Wiko ha decidido no invertir.

Esos 13 megapíxeles dan lugar a fotografías con una enorme resolución (4160x3120 píxeles) que pueden llegar a ocupar un amplio espacio de la memoria interna, entre 6 y 9 MB cada una. Hay que reconocer que con buenas condiciones de luz se comporta bastante bien, pero cuando hay penumbra u oscuridad los resultados son bastante mejorables. Este comportamiento es muy habitual en los actuales smartphones, con ciertas excepciones típicamente pertenecientes a la gama más alta y, dentro de ella, sólo a ciertos modelos concretos.

A continuación mostramos algunas imágenes de ejemplo. Se agrupan de dos en dos, de forma que la primera muestra la imagen completa redimensionada a 650 píxeles y la segunda es un detalle a resolución original, pero recortado a 650 píxeles. También se adjunta una breve explicación de las condiciones en las que se sacó la imagen:

Wiko Darkfull photo examples
Wiko Darkfull photo examples
Catedral. Día soleado, buena luz.
Wiko Darkfull photo examples
Wiko Darkfull photo examples
Pelaco. Centro comercial, luz artificial
Wiko Darkfull photo examples
Wiko Darkfull photo examples
Reflejos. Día soleado, buena luz.
Wiko Darkfull photo examples
Wiko Darkfull photo examples
Tigre. Interiores, poca luz artificial.
Wiko Darkfull photo examples
Wiko Darkfull photo examples
Chispas. Sólo la luz artificial de la linterna.
Wiko Darkfull photo examples
Wiko Darkfull photo examples
Nexus One. Centro comercial, luz artificial habitual.
Wiko Darkfull photo examples
Wiko Darkfull photo examples
Tigres. Día iluminado, buena luz natural

Comodidad de uso y batería

Los smartphones han ido haciéndose cada vez más grandes en lo referente al tamaño de la pantalla, pero también han adelgazado considerablemente en los últimos años. Es muy habitual encontrar teléfonos por debajo del centímetro de grosor, y el Darkfull es uno de ellos: concretamente son 8,6 milímetros. También es notable su peso, 136 gramos, que lo hacen un terminal bastante ligero.

Los materiales no están nada mal para ser un teléfono que tiene como mentalidad ser asequible. Partes de plástico, sí, pero de buen tacto y muy cómodo de agarrar. Aunque por las imágenes pueda parecer que existe una 'tapa' en la zona trasera la realidad es que se trata de un mero detalle de diseño en aluminio, ya que no se puede 'abrir' ni quitar y, por ello, la batería es a priori inaccesible. Las dos SIM se insertan en el lateral contrario al de tres botones físicos existentes (bloqueo y los dos de volumen) mediante sendas bandejas que pueden extraerse insertando un alfiler u objeto puntiagudo en los agujeritos disponibles.

Wiko Darkfull

En la parte frontal es posible que nos recuerde al Nexus 4 por esos bordes redondeados, o al menos seguro que no soy el único en sentir esta sensación. Los márgenes junto a la pantalla no son pequeños, pero tampoco abusivos. Si estuviésemos ante un terminal de 500 euros podíamos pedirle más, pero la realidad es la que es: para un teléfono de menos de 300 euros son correctos. También dispone de un LED de notificaciones en la parte superior, a la izquierda de la cámara frontal. Éste es tan sencillo como un LED de color rojo que parpadea, sin más colores a elegir.

Wiko Darkfull
Nexus 4 y Wiko Darkfull

Para finalizar este apartado hablaremos sobre la batería que tanto debate e interés levanta siempre. Wiko Darkfull utiliza una de 2.000 mAh. que, como hemos mencionado anteriormente, no puede ser reemplazada por el usuario. Según nuestras pruebas, en un uso habitual (brillo intermedio, WiFi, GPS, y 3G activados) utilizando una SIM es fácil alcanzar los dos días de autonomía, lo cual es una cifra extraordinaria. Si cuidamos un poco el sistema (gestionamos correctamente la conectividad, brillo al mínimo, etc.) podemos incluso alcanzar los tres días de duración con una sola carga, algo que muy pocos smartphones son capaces de alcanzar. La verdad es que la batería ha sido uno de los aspectos que más me han encandilado del Darkfull.

Análisis del Wiko Darkfull, conclusiones

Ya hemos comentado el precio que Wiko Darkfull tiene en el mercado: 280 euros, pudiéndose conseguir a través de varios distribuidores online (Amazon, Pixmania, FNAC). Con este coste hay pocos terminales que incorporen una pantalla de tal calibre, y si bien el terminal flojea en algunos aspectos (SoC principalmente, lo cual afecta levemente a ciertas funcionalidades) hay que reconocer que el conjunto se comporta de forma muy positiva.

El tamaño de pantalla y su resolución dan lugar a una densidad de 441 ppp, una de las más altas del mercado y más que suficiente para la práctica totalidad de usuarios. Es, incluso, excesiva, y podría haber sido un aspecto en el que abaratar el coste final del producto. ¿Y si Wiko hubiese reducido esa resolución FullHD a una más comedida, haciendo que el precio fuese menor? Dejamos la duda en el aire.

Wiko Darkfull

Del Wiko Darkfull también destacamos su memoria RAM, los 2 GB que se comportan estupendamente en todos los sentidos. Dejaremos de preocuparnos por cuántas aplicaciones estén abiertas en segundo plano, ya que la fluidez es absoluta, a la altura de los mejores smartphones del panorama actual. Wiko podría hacer un esfuerzo en lo relacionado con el sistema operativo, ya que la Android 4.2.1 que admite oficialmente puede considerarse una versión un tanto antigua para el año 2014.

Precisamente sobre el sistema, éste viene nutrido con un conjunto de funcionalidades que Wiko ha añadido para mejorar la experiencia del usuario. Muchas relacionadas con gestos que podemos hacer para interactuar con el dispositivo, y que aunque puedan pasar desapercibidas conviene echarles un vistazo por si nos pueden interesar.

Wiko Darkfull

La cámara no destaca ni en lo positivo ni en lo negativo. Como muchas otras en condiciones de buena luz se comporta estupendamente, pero flojea en las siempre difíciles situaciones con poca luminosidad. Nada que destacar, pues éste es uno de los apartados en los que muchos teléfonos -- sobre todo aquellos más asequibles -- flojean.

En líneas generales podemos afirmar que Wiko Darkfull es un buen teléfono equilibrado, en el que destaca la gran cantidad de RAM y el funcionamiento del SoC MediaTek. Éste no es el mejor -- se notan ciertas ralentizaciones de la interfaz en algunos momentos muy puntuales -- pero tampoco puede afirmarse que se comporte mal o que llegue a afectar al teléfono.

Rápido, fluído y por un precio final muy interesante para los obsesionados con los píxeles, ya que en ese rango de cifras es difícil encontrar smartphones con resoluciones FullHD. A falta de pulir ciertos aspectos puede ser una opción seductora por debajo de los 300 euros.


7.4



Diseño7

Pantalla9
Rendimiento7.5
Cámara6
Software7
Autonomía8

A favor

  • Pantalla y, sobre todo, su resolución
  • Cuerpo delgado y ligero
  • Memoria RAM
  • Dual-SIM
  • Autonomía

En contra

  • Cámara en condiciones de poca luz

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Wiko. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Wiko Mobile

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos