Compartir
Publicidad
Android Nougat no llegará a terminales con Snapdragon 800/801, ¿es siempre el hardware el culpable de la falta de actualizaciones?
Sistema operativo

Android Nougat no llegará a terminales con Snapdragon 800/801, ¿es siempre el hardware el culpable de la falta de actualizaciones?

Publicidad
Publicidad

El tema de las actualizaciones de Android es siempre algo bastante polémico, y posiblemente la razón por la que más de uno decide hacer decenas de dibujos de Pocoyó y colgarlos por toda la casa. A la hora de actualizar el sistema operativo entran tantas variables que el resultado es la fragmentación (siempre hablando del caso de Android).

Desde que Google decide liberarlo a los terminales Nexus hasta que los diferentes fabricantes y operadoras deciden hacer lo propio con el resto de terminales pueden pasar incluso meses, eso si es que no se quedan sin dicha actualización. ¿Pero es siempre culpa de los fabricantes? La respuesta es no, pero eso lo iremos viendo un poco más adelante.

El problema de los Snapdragon 800/801 según Sony

Xperia Z3

Recientemente hablamos acerca de por qué los terminales con Snapdragon 800/801 no actualizarían a Android Nougat, pero no contábamos entonces con la respuesta de Sony (el fabricante que, de alguna forma, inspiró el artículo), y es que, según el fabricante japonés, no actualizan por motivos técnicos y legales.

Es decir, Sony viene a decir que tiene las manos atadas por Google, y realmente no está mintiendo. Lo de los motivos de hardware los explicaremos un poco más adelante y nos vamos a centrar en esos "motivos legales". ¿Quieren decir que si actualizan a Nougat al Xperia Z3 los denuncian? No exactamente, es una cuestión de obtener un certificado.

Este certificado se conoce como CTS, y para el que no lo conozca, es un sello de aprobación que permite a los fabricantes tener acceso a servicios como Google Play. Para que Google le ponga este sello de "puede usted decir que es un móvil Android", los fabricantes deben cumplir con una serie de requisitos de compatibilidad de hardware y software.

Si Sony (en este caso) no cumple con esos requisitos previos, no podrá pasar el CTS, y si no lo puede pasar, se queda sin acceso a servicios como Google Play y, por decirlo de alguna manera, no podría publicitar que vende un móvil Android. El fabricante japonés, en este caso, ha dicho toda la verdad.

Qualcomm tira piedras sobre los fabricantes

Snapdragon 820

Qualcomm aquí tiene mucho que decir también, pues es quien debe dar cierto soporte a sus chips para que los terminales en los que se incluyen puedan recibir actualizaciones oficiales y totalmente funcionales. En este caso Qualcomm, por así decirlo, echa la culpa a los fabricantes.

Según declaró el fabricante de procesadores, trabajan codo con codo con los fabricantes para dar soporte a las diferentes versiones de Android, con lo que la cantidad de tiempo que un procesador recibe soporte depende del ciclo de vida que un fabricante le da a su terminal. Pero la cosa no es tan sencilla como parece.

Si estás metido en el mundo de las ROMs y conoces una llamada MaximusHD (seguro que más de un poseedor de un HTC la conoce), sabrás que su desarrollador es conocido como LlabTooFeR. Un tuit suyo desveló que el problema es que Qualcomm no había liberado (ni lo va a hacer) los drivers gráficos para los Snapdragon 800 y 801.

Es decir, que cualquier terminal con Snapdragon 800/801, ya sólo por este hecho, se queda sin recibir Nougat de forma oficial por, como ha dicho Sony, motivos técnicos. Pero Qualcomm tampoco es el malo de la película (si es que hay alguno en este caso), porque para profundizar más tendríamos que mirar a Google.

La clave puede estar en Google

Google2

Hemos repasado un poco a dos de los actores protagonistas de esta película, pero falta el que sería el protagonista principal, Google. Sabemos que el Snapdragon 801, en teoría, sería perfectamente viable para Nougat, y ya lo demostró Sony con su Xperia Z3, el que ha llegado a tener la Preview 4, pero algo sucedió para que se quedara sin la última.

A nivel de rendimiento no tendría problemas, pues posiblemente habrá terminales con el Helio P10 que recibirán Nougat (y el Snapdragon 410), tampoco a nivel de GPU o compatibilidad con Vulkan, donde sólo unos pocos de los más potentes procesadores serían compatibles, y, como vemos, algunos gama media también recibirán la actualización a pesar de no ser compatibles con Vulkan.

Y los 64 bits tampoco son el problema, pues, de lo contrario, el Nexus 6 (Snapdragon 805) tampoco recibiría Nougat, y sí que lo hará. Entonces, ¿cuál sería el problema? El problema estaría en que no usa la arquitectura ARMv8, la cual sería la única en ser compatible con el cifrado mediante hardware.

Los chips con la arquitectura ARMv7 o inferior únicamente permiten el cifrado mediante software, con lo que, al no permitirlo mediante hardware, Google decidiría que el Snapdragon 801 no cumple con los requisitos para poder ejecutar Nougat. Sí, los Helio P10, Snapdragon 410 y otros tienen la arquitectura ARMv8, así que son aptos para Nougat.

¿Es siempre culpa del hardware que no haya actualizaciones o hay algo más detrás?

Actualizacion Android

En este caso, y si hablamos de terminales con Snapdragon 800/801, puede alegarse tranquilamente que es cuestión de hardware, pero creo que es una de las poquísimas ocasiones en las que se puede decir esto siendo verdad. En la inmensa mayoría de ocasiones hay mucho del término conocido como obsolescencia programada.

En la mayoría de casos que un terminal no recibe actualizaciones es pura y llanamente porque al fabricante no le apetece y alega razones técnicas (siempre ajenas a ellos, no vaya a ser que alguien les eche la culpa). En muchas ocasiones, especialmente en la gama media y alta, no hay ninguna clase de problema con el hardware ni el software, es sólo pereza.

Incluso en alguna ocasión Google ha puesto un poco de su parte para permitir que más terminales reciban la nueva versión, y un claro ejemplo es el de KitKat, en el que bajaron los requisitos mínimos para que cualquier terminal con 512 MB de RAM (qué lejos queda eso, ¿verdad?) pudiera ejecutar la versión de Android sin problemas.

Y aun así, a pesar de ese esfuerzo de Google, el problema de la fragmentación de Android no estaba ni medio cerca de empezar a solucionarse, los fabricantes seguían en sus trece. Está claro que, en la mayoría de casos, se trata de esa maldición que nosotros llamamos obsolescencia programada, y mientras esa enfermedad no se cure, Android seguirá muy fragmentado.

MediaTek, quizás el mayor cuello de botella para la fragmentación de Android

Mediatek Helio

Para que existan actualizaciones de Android, algo imprescindible es que los fabricantes de los procesadores liberen sus drivers, pues sin ellos el sistema va a fallar más que un francotirador con los ojos vendados. Todos sabemos que Qualcomm, dentro de lo que cabe, se comporta bien en este terreno, pero si hablamos de MediaTek la cosa cambia.

MediaTek es ese fabricante de procesadores que vende sus productos a buen precio, tiene un rendimiento que va mejorando con cada nuevo procesador, pero que tiene una asignatura pendiente a la hora de dar soporte a sus procesadores, y es que, terminal con MediaTek que saquen, terminal que casi nunca ve una nueva versión de Android.

El problema de la fragmentación de nuestro sistema operativo, ya bastante grave de por sí con fabricantes que abandonan a voluntar a sus productos, empeora bastante si una parte importante de los móviles llevan un procesador MediaTek, algo que puede hacer que un fabricante que quiera actualizar sus productos queden atascados en su versión original.

Mientras MediaTek, un fabricante con una enorme presencia en Android, no se ponga las pilas en este aspecto, la fragmentación de Android no tendrá una cura. Y no se trata de una cuestión de incompatibilidad con la nueva versión de Android, sino simple y llanamente de una cantidad épica de pereza y dejadez.

Una última reflexión

Andy Paraguas

Con todo esto de Android Nougat y los Snapdragon, con el misterio hipotéticamente resuelto, queda una cosa en la que debemos pensar, y es que esta acción de Google de implementar una característica que es incompatible con un procesador tan competente como puede ser el Snapdragon 800 o el 801 es, aunque polémica, una decisión acertada de cara al futuro.

¿Esto hará que aumente la fragmentación? Sí, pero muy ligeramente (la mayoría de terminales con estos procesadores ya han cumplido los dos años y no iban a actualizarse de todas formas), pero debemos mirar hacia adelante, y es lo que está haciendo Google con Android. Si con cada nueva versión tiene que estar pendiente de una 'retrocompatibilidad', el sistema no evolucionará nunca.

Hay momentos en los que la compañía tendría que hacer algún sacrificio, y lo que pareció un problema de obsolescencia programada, no es más que un daño colateral del progreso del sistema operativo. ¿Es una pena que poseedores de un ZUK Z1, Un HTC One M8 o un Xperia Z3 se queden sin Nougat oficial? Sí, pero algo tenía que sacrificar Google para seguir evolucionando.

Obviamente, esta es la excepción que confirma la regla, en casi todos los demás casos se trata de la mencionada y odiada obsolescencia programada, lo que "obliga" al usuario a confiar en la comunidad de desarrolladores y sus ROMs, que de seguro mirarán más por nuestros terminales que los fabricantes que nos los han vendido.

Yo diría que el mayor problema es la dejadez de MediaTek junto a la de varios fabricantes, que abandonan a terminales de gama media o de entrada, aunque sean bastante recientes. Nadie espera una eternidad de soporte (por eso de la evolución de Android), pero sí un mínimo de atención de aquellos que los han fabricado.

En Xataka Android | Android Nougat recibirá actualizaciones de mantenimiento durante los próximos trimeses

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos