Sigue a

JXD S7300B

De China nos llegan muchas propuestas en cuanto a móviles y tablets con unos precio modestos. También es cuna de propuestas curiosas, como es la tablet JXD S7300B, un terminal Android pensado principalmente para jugar, pues cuenta con botones físicos, gatillos y sticks analógicos para poder ofrecer una experiencia de consola portátil.

A pesar de que no tiene los mejores acabados ni el hardware más puntero, es un terminal muy interesante para quien quiera expresamente una videoconsola con emuladores y controles físicos a un precio asequible, para el resto de público quizás no sea tan buena opción. Sus botones, si se consiguen configurar bien, son el aliado perfecto para quien quiera estar activo durante una larga jornada de juegos, aunque ello pueda suponer unas molestias para otros usos. Otro punto a favor es que viene con acceso root de serie, permitiendo aplicaciones de gestión de archivos y screencast, entre otros.

Pensado principalmente para jugar con emuladores

JXD S7300B

Lo primero que viene a la cabeza de la gente la primera vez que lo ve es que se parece mucho al gamepad de la Wii U de Nintendo por su pantalla y sus botones. Aún así, la JXD S7300B ofrece un diseño bastante genérico pero efectivo que es cómodo de soportar y no da la sensación de pesar mucho, si bien no llega a ser muy ligero con sus 426 gramos de peso.

Posee una pantalla capacitiva de 7 pulgadas con una resolución de 1024×600 y detecta hasta cinco puntos de toque, cantidad suficiente para la mayoría de las funciones. En su parte frontal nos encontramos con dos sticks analógicos, una cruceta digital, cuatro botones y los dos altavoces, que están en la posición exacta para no taparse mientras se sostiene la tablet y se usan los botones.

En los bordes con encontramos con la ranura para tarjetas microSD, los botones de volúmen, cuatro gatillos en las esquinas superiores, la toma de alimentación, un puerto microUSB, un puerto miniHDMI, conexión para auriculares de 3.5mm y los botones de Start y Select que se usarán en los juegos. Son los botones necesarios para cualquier tipo de juego, pero a la hora de la ejecución no está tan depurado como cabe esperar.

JXD S7300B Colocando los botones virtuales

Aunque el propio Android reconozca los botones de los gamepads de serie y funciona en el launcher y algunas aplicaciones que navegan por menús, que llegue a funcionar bien dentro de las aplicaciones ya es una cosa distinta. Se pueden configurar los botones para cualquier juego pulsando en el icono del botón que veremos siempre en la base de la pantalla para acto seguido colocar la cruceta y los botones en los puntos necesarios para poder sacar el máximo provecho del juego. Eso sí, no he conseguido que el stick derecho funcione de manera independiente, algo que lastra bastante la experiencia de usuario. También puede haber juegos que detecten gamepads, cosa que hace muy agradable la experiencia de estos botones

La JXD S7300B cuenta con emuladores de serie para los juegos de NES, Game Boy Advance, MAME, MegaDrive y Nintendo 64. Salvo en el último emulador, los botones funcionan perfectamente, mientras que el de Nintendo 64 es imposible de utilizar al no poder usar ni los botones C ni el botón Z, impidiendo usar muchos juegos a pesar de ser un emulador que viene por defecto. Por fortuna siempre se puede recurrir a emuladores de Google Play, pero sienta un poco mal tener que recurrir a estas alternativas cuando se podrían haber optimizado las aplicaciones de serie. Además, dichos emuladores no muestran todos los juegos en la memoria si se ponen más de los que permiten, que ronda el centenar. Para suplir este fallo, lo mejor es que recurramos a RetroArch si vamos a introducir muchos juegos a la vez, aunque a nivel de control son mejores los emuladores que vienen de serie.

JXD S7300B

Aún con todo ello, en los juegos de acción que no requieren muchos botones, como Samurai II Vengeance o Super Hexagon, es una muy grata experiencia poder recurrir a botones físicos para jugar, sin grandes retardos que entorpezcan el juego. Eso sí, si el juego se controla en posición de retrato, los botones se harán inútiles, un dato que hay que tomar en cuenta.

El procesador Cortex A9 dual core a 1,5GHz, con la GPU Mali 400 y una RAM de 1GB se muestan suficiente para la mayoría de juegos, ejecutando juegos de Nintendo 64 sin notarse ningún retardo. Hay algunas cuestiones viene cuando salimos de los emuladores, que es donde el software empieza a fallar. Los juegos más exigentes sufren algunos pequeños fallos gráficos, aunque el programa sigue funcionando sin más problemas, y juegos como Angry Birds y Jetpack Joyride no se pueden descargar de Google Play, cosa que es extraña puesto que el terminal debería poder hacerlo funcionar sin muchos problemas.

Cuenta con un servicio de juegos llamado Game X, que nos permite descargar juegos y programas. Su gran fallo es que está en chino y la navegación no es intuitiva, haciendo que sea un programa para usar solamente si se puede comprender el idioma. También trae de serie en el propio launcher los instaladores de aplicaciones chinas, como QQ, cosa que se puede eliminar sin problemas.

El multimedia es una opción, pero no es su punto fuerte

JXD S7300B

No solamente con juegos se puede aprovechar este dispositivo. El multimedia puede ser una de las opciones más interesantes para aprovechar la JXD. A pesar de no contar con una pantalla que llegue a ofrecer 720p, la calidad de la imagen es aceptable, suficiente para disfrutar de vídeos en la tablet, salvando las distancias con otras alternativas con mayor calidad.

La mayor pega de la pantalla es que los colores se notan un poco apagados, algo que a muchos no les terminará de gustar, pero si no se exige mucho puede servir para salir del paso. Quizá una de las partes más interesantes que tenga es la presencia de USB OTG, con el cable adaptador incluído, que nos permitirá conectarlo a memorias externas y ampliar el almacenamiento tanto por USB como por tarjetas microSD.

No le falta potencia para reproducir vídeos a 720p a través de memorias externas, sin ralentizarse, ya sea con el reproductor por defecto como con otros reproductores multimedia como VLC. Los vídeos se reproducen sin apenas problemas, y si además aprovechamos para extraer la imagen a través del HDMI conseguiremos un reproductor multimedia bastante interesante y asequible.

Cuenta con un almacenamiento de 8GB, pero particionado de forma que tengamos 1GB para aplicaciones y 4.3GB para datos, al que podemos traspasar parte de las aplicaciones y en el que cargaremos archivos multimedia. Su batería consigue aguantar más de seis horas de reproducción de vídeos con un brillo medio sin muchos problemas, algo que me ha sorprendido gratamente y se hace interesante para viajes largos.

Muchas aplicaciones son incompatibles y un tacto extraño, solamente para amantes de los juegos antiguos

JXD S7300B

Ya hemos mentado que algunas aplicaciones no se pueden descargar, y otras, aunque se instalen, no funcionan como deberían. Es el caso de aplicaciones como Amazon Kindle, los libros no muestran las letras de los libros, que sumado a los emuladores incompletos a los que se unen unos materiales que no dan una completa sensación de seguridad ni de resistencia. La cámara frontal está en una posición que hace un poco incómodas las videoconferencias, pero aún así, no da muchos problemas en su uso durante el día a día. Si se viene buscando una tableta resistente o que se vaya a usar para leer, debería optar por otro terminal con mejor acabado en hardware y software.

Aún con todo ello, su precio tan ajustado hace comprensible el que tenga algunos fallos en el área que no sea de juegos, si bien el que no se pueda usar completamente el emulador de Nintendo 64 es algo que no entiendo muy bien. Por un precio de 130€ es una opción interesante y no muy cara para quien quiera una muy buena máquina para emular videojuegos antiguos y reproducir multimedia sin esperar una máquina todoterreno. Su punto fuerte son los botones físicos que nos permiten jugar de una forma muy cómoda, pero si no estamos buscando eso hay muchas otras tablets más potentes y mucho más fiables como la Nexus 7, siendo la JKX específica para quienes quieran emuladores antiguos y un reproductor multimedia sin muchas pretensiones.

Agradecemos sinceramente a Zococity el que nos haya prestado una unidad para su análisis a fondo. Puedes consultar la política de relaciones con empresas aquí.

Ver galería completa » JXD S7300B (10 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios