Sigue a Xataka Android

Curso de fotografía con Android

Tras haber visto algunos de los aspectos más básicos y esenciales para realizar fotografías con nuestros dispositivos Android, llega el momento de establecer unas bases de trabajo de lo que sería nuestro flujo de trabajo con Android. Para ello, lo primero que haremos es definir un flujo de trabajo con Android.

Por eso, vamos a hacer un alto en el camino, detenernos y mirar cómo organizamos lo que hemos aprendido hasta ahora. El establecer una metodología de trabajo, aunque sencilla, nos hará mejorar el resultado final que es lo que verdaderamente importa.


Flujo de trabajo, a qué nos referimos con ello

Cuando en fotografía nos estamos refiriendo a Flujo de Trabajo. Flujo de trabajo es el proceso global desde que se nos viene una idea la cabeza o nos encargan un trabajo, hasta que la fotografía llega al fin marcado (ya sea copia fisica, expuesta en web, etc…). Podría resumirse en la siguiente imagen.

Flujo trabajo12

Este esquema nos muestra lo que sería el flujo de trabajo óptimo. Es decir, como siempre, la idea o el concepto de lo que queremos hacer es el paso previo a todo lo demás, trabajemos con Android o trabajemos con otro dispositivo. Para poder ejecutar esa idea (opcionalmente) necesitaremos algunas cosas (preproducción). Realizaremos una serie de tomas para plasmar esa idea y (posteriormente) seleccionaremos las más adecuadas para su edición. Finalmente esas tomas editadas irán destinadas a un soporte físico como puede ser el papel o como es más habitual, en el caso de los smartphones con Android, a la web. Sencillo, ¿verdad?

Tal vez el paso que nos olvidamos siempre con nuestros androides es el el de la preproducción. En el mundo de la moda, por ejemplo, ese paso exige gran gran cantidad de esfuerzo, preparación, vestuario, maquillaje, peluquería y otros. En nuestro caso, tal vez, simplemente, sea el saber qué queremos hacer y de qué somos capaces con nuestro dispositivo Android antes de empezar a disparar.

Curso de fotografía con Android (III): cómo exponer y cómo usar el balance de blancos Opciones de ajuste disponibles

Esto exige que, en muchas ocasiones, hagamos algo tan simple como ajustar manualmente los parámetros de nuestro dispositivo antes ponernos a realizar las tomas. Perder esos breves minutos antes de empezar, puede ser la diferencia entre realizar bien las fotografías y hacerlo mal.

Sobre la captura de las fotografías hemos visto los principios básicos en capítulos anteriores por lo que omitiremos ese paso.

Almacenamiento online o en nuestro disco duro

La otra opción que tenemos aprovecha nuestra conexión a internet y podremos tener todas nuestras capturas con Android almacenadas en la nube, donde las podemos organizar y tener disponibles siempre sin necesidad de pasar por ordenador.Sin embargo, hemos de tener cuidado con un par de cosas:

  • Si dispones de una cuenta gratuita y tienes configurado la copia automática de tus fotografías, es fácil que si trabajas en alta calidad, rápidamente llenes la cuenta.
  • Si lo tienes configurado de esa forma ten cuidado con tu tarifa de datos, es fácil que si no estás usando WiFi
  • Si ya los smartphones (del tipo que sean) tienen una duración bastante limitada de las baterías, de esta forma durará menos.

Opciones como Dropbox, Box o Sugarsync, que ofrecen espacio gratuito y también de pago, según nuestras necesidades disponen de aplicaciones para Android donde poder configurar todo esto. Adáptalo a tus necesidades y solo a lo que verdaderamente necesites.

Snappea, una solución para organizarnos

SnapPea es realmente una aplicación de escritorio con la que puedes controlar remotamente un smartphone Android vinculado, pero tiene, además, una extensión para el navegador Chrome que gestiona en exclusiva el contenido fotográfico

Instalas la aplicación en el smartphone, añades la extensión al navegador e inmediatamente tendrás acceso desde el ordenador personal a todas las fotografías del terminal móvil. La extensión es más limitada en funcionalidad que la aplicación de escritorio pero más que suficiente para algunos casos.

Con la extensión puedes ver, borrar y descargar las fotografías que tengas en tu smartphone (desde la aplicación de escritorio puedes compartirlas con terceros también). De esta forma podemos acceder rápidamente a nuestra galería de fotos en nuestro Android y organizarla. Sí: organización. Uno de los puntos más débiles de nuestros androides, reconozcámoslo. ¿Quién no ha tardado en algún momento en encontrar aquella foto que deseaba buscar? Snappea viene a ayudarnos con esa tarea. Bien podemos organizar la galería o bien podemos salvar nuestras fotos a nuestro PC y desde ahí realizar las diferentes fotografías a otros soportes físicos. También, aunque no es el caso, nos servirá para liberar espacio y, por supuesto, para realizar una selección de aquellas fotografías válidas y aquellas que no lo son.

Por último, procederemos a realizar una copia de seguridad de todo lo organizado/seleccionado en un medio diferente al que hemos hecho organización (fuese la tarjeta de memoria de nuestro smartphone o fuese nuestro PC). Para ello podemos usar alguna de las opciones de almacenamiento externo en la nube o bien optar por algún soporte físico más cercano como un disco duro externo, un NAS o copias en CD/DVDs.

Finalmente, ¿editar en Android o no?

Photoshop Touch for Phones o Photoshop Touch for Tablets y Snapseed son, a priori, dos de las soluciones más completas y estables, por el momento, que podemos utilizar ahora mismo para realizar nuestra edición desde Android. Porque sí, editar, desde Android es una opción válida. Podemos discutir varias horas sobre las aplicaciones más eficientes y mejores que podrían ayudarnos en este punto, me he centrado en estas dos porque las considero eficientes y bastante adecuadas para realizar la edición desde un dispositivo Android.

Curso de fotografía con Android (V): el flujo de trabajo con Android Anthony Blake, mentalista

Lo primero: burro grande, ande o no ande. Pues que para editar cuanto mayor sea la pantalla de nuestro dispositivo mejor podremos realizar la edición. Muchos dispositivos trabajan ya con pantallas de más de 4 pulgadas y una gran densidad de resolución lo cual está bien para que podamos realizar una edición general pero seguramente perderíamos de vista algunos detalles de la fotografía por lo pequeño (aún) del dispositivo. Aún así, en la mayoría de los casos puede ser más que suficiente. En mi caso, dispongo también de una tablet Samsung Galaxy Tab 2 10.1” por lo que prefiero realizar en todo caso la edición desde ahí cuando trabajo con Android.

Ojo, a la hora de editar con el color. Bien es sabido que la mayoría de dispositivos (y no tiene que ver con Android) tienen pantallas que suelen presentar bastantes dominancias hacia colores cálidos o saturados. Este hecho, puede provocarnos cierto trastorno a la hora de trabajar el color por lo que deberemos realizar ciertas pruebas subiendo los ficheros a la web (con un perfil sRGB) y viéndolos desde varios dispositivos distintos para ver cómo han quedado.

¿Publicar en web o revelar en papel?

Sea como fuere, la fotografía móvil está principalmente orientada al mundo de internet. Nadie puede negarlo. El 99,5% de las fotografías que haremos en caso de salir de nuestros dispositivos se compartirán a WhatsApp, Facebook, Twitter, Line o a nuestro correo electrónico. Por lo que tamaños de hasta 1024 píxeles por el lado más ancho son suficientes para apreciar una fotografía en la red. Normalmente con un tamaño de unos 640 píxeles por el borde largo es lo habitual.

Sin embargo, si os animáis a revelar vuestras fotografías hechas desde un smartphone os animo a que busquéis un toque creativo en el papel, en el sangrado, algo que lo haga distinto. Existen proyectos muy interesantes de fotografía móvil y el tuyo puede ser uno de ellos.

Paso opcional: Una tablet Android como elemento de marketing y promoción

Disponer de una tablet con Android es un elemento muy importante también como promoción para un fotógrafo. Aunque hemos estado hablando de fotografía realizada con Android, hemos de pensar que existen numerosas tablets cuya pantalla es un recurso más que bueno y notable para mostrar nuestro portfolio fotográfico a otros.

Curso de fotografía con Android (V): el flujo de trabajo con Android Muestra de Portfolio para clientes

Si estamos en una reunión con un cliente y queremos mostrarle parte de nuestro trabajo o sugerirle alguna idea, la cercanía y la sencillez de una tablet Android es una gran solución para promocionar nuestro trabajo. ¿Porqué no hacerlo?

Incluso existen aplicaciones para Android como RawPallee e importa RAWs de Canon, Nikon, Panasonic, sony, Pentax y Olympus así como DNG – que leen nuestros ficheros RAW por lo que durante una sesión que estemo realizando con una cámara réflex, por ejemplo, podemos leer esos fichero y mostrarlos al cliente o a la modelo (si así lo deseamos) casi en tiempo real, incluso realizando tethering.

En resumen

Lo importante de establecer un flujo de trabajo es organizarnos y ser eficaces en el completo proceso de gestión de nuestras fotografías. Esto es, definir el flujo en sí mismo y aplicarlo. Ser metódicos y constantes. Esto no quiere decir ni mucho menos que hayamos de utilizar las propuestas que os hago en este artículo, son una orientación, cada uno deberéis adaptaros a la realidad de vuestro Android.

En Xataka Android | Curso de fotografía con Android

En Xataka Foto | Curso de Fotografía

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios