Publicidad

Black Shark 3, análisis: un móvil pensado para juegos que regala mucho más que máxima potencia
Análisis

Black Shark 3, análisis: un móvil pensado para juegos que regala mucho más que máxima potencia

Los móviles desarrollados para exprimir los juegos tienen un hueco de mercado gracias a su potencia, capacidades y diseño agresivo. Es el caso del Black Shark 3, última serie del fabricante especializado en móviles 'gaming', un teléfono que no deja indiferente en ninguna de sus facetas. Y tiene unas cuantas.

Móviles 'gaming' como el Black Shark 3 están pensados para jugar, pero no solo se aprovechan del rendimiento para los gráficos en 3D ya que la potencia les garantiza acceder a casi cualquier tarea que se propongan. Así que, ¿cómo es convivir con una 'bestia' como el Black Shark 3? Lo vemos en nuestro análisis a fondo.

Ficha técnica del Black Shark 3

Black Shark 3

Pantalla

6,67 pulgadas AMOLED
Resolución de 1.080 x 2.400 píxeles
Tasa de refresco de 90 Hz
HDR10+

Procesador

Qualcomm Snapdragon 865
GPU Adreno 650

Memoria RAM

8 GB LPDDR4X

Almacenamiento

128 GB UFS 3.0

Cámara triple trasera

Principal de 64 megapíxeles, f/1.8
Gran angular de 13 megapíxeles, f/2.25
Captura de profundidad de 5 megapixeles, f/2.2

Cámara frontal

20 megapíxeles, f/2.2

Batería

4.720 mAh
Carga rápida con cable de 65 W
Carga magnética de 18 W

Conectividad

4G y 5G (SA y NSA)
WiFi 6
Bluetooth 5.0

Dimensiones y peso

168,72 x 77,33 x 10,42 mm
222 gramos

Otros

Refrigeración líquida
Botones para juegos
Lector de huellas óptico bajo la pantalla
Logotipo trasero iluminado

Precio

549 euros

Black Shark 3 [5G] 8GB RAM 128GB Dual-Sim, 6.67" Pantalla 90Hz, Qualcomm Snapdragon 865 + X55, Qualcomm® Adreno™ 650 GPU, Batería 4720mAh QC4.0 - (Negro) (Versión Europea) (Negro, 128 GB)

Black Shark 3 [5G] 8GB RAM 128GB Dual-Sim, 6.67" Pantalla 90Hz, Qualcomm Snapdragon 865 + X55, Qualcomm® Adreno™ 650 GPU, Batería 4720mAh QC4.0 - (Negro) (Versión Europea) (Negro, 128 GB)

Diseño: grande, pesado y de diseño característico

Black Shark 3

Estamos acostumbrados a que los dispositivos que se categorizan como 'gamer' posean un diseño agresivo, sean de gran envergadura y hagan gala de LEDs de colores para llamar la atención del público. Y los móviles que siguen la estela mantienen ese aura llamativa, como ocurre con nuestro protagonista, el Black Shark 3.

El teléfono mantiene la línea de diseño de la marca mientras busca diferenciarse de la competencia con una cara trasera particular: una pareja de triángulos enfrentados. Nada más ver dicha cara ya se aprecia distinguida, aunque también crea confusión: al buscar la simetría con el conjunto de objetivos fotográficos, buscar la parte superior con el tacto se antoja muy difícil. Más de una vez he agarrado el Black Shark del revés y no me he dado cuenta hasta que el lector de huellas se iluminó donde yo no esperaba.

Black Shark 3

Confusiones provocadas por el diseño aparte, no hay duda de que su estilo diferencia el Black Shark 3 del resto de teléfonos, al menos de los 'no gamer'. Agresividad, cortes rectos en el cuerpo de aluminio, combinación de distintos materiales para la parte posterior (cristal, aluminio y plástico), logo de la compañía que se ilumina junto con otros detalles de color en las protuberancias, conector magnético de 4 pines para el cable opcional de carga y solidez en el tacto, casi hasta dar la impresión de que el móvil es un robusto bloque rectangular. Con el inconveniente de que se resbala en exceso, la funda incluida viene muy bien para evitar caídas.

Altura (milímetros) Anchura (milímetros) Grosor (milímetros) Peso (gramos) Pantalla (pulgadas) Batería Superficie (cm2) Volumen (cc)
Black Shark 3 168,7 77,3 10,4 222 6,67 4.720 130,40 135,62
Nubia Red Magic 5G 168,6 78 9,8 218 6,65 4.500 131,51 128,88
OnePlus 8 Pro 165,3 74,35 8,5 199 6,78 4.510 122,9 104,47
Huawei P40 Pro 158,2 72,6 8,95 209 6,58 4.200 114,85 102,79
Samsung Galaxy S20 Ultra 166,9 76 8,8 220 6,9 5.000 126,84 111,62
Xiaomi Mi 10 Pro 162,5 74,8 9 208 6,67 4.500 121,55 109,39
iPhone 11 Pro Max 158 77,8 8,1 226 6,5 3.969 122,92 99,57
Black Shark 3

Por delante el Black Shark 3 sorprende por huir de recortes para la pantalla: marcos simétricos arriba y abajo que esconden un altavoz frontal en cada punta, una solución que no penaliza la superficie de aprovechamiento ni tampoco el consumo multimedia. Bajo mi opinión es todo un acierto.

Puede aprovecharse el frontal sin notch ni agujeros mientras se contienen las dimensiones del móvil y se incluye doble altavoz frontal. El Black Shark 3 es la prueba

En el costado derecho se aprecia el botón de encendido arriba (demasiado arriba, cuesta llegar con una mano) y un deslizador en la parte opuesta que activa el modo de juegos (Shark Space). Por su parte, en el borde izquierdo del teléfono se encuentran los botones de volumen (también demasiado arriba para una pulsación cómoda) y la bandeja para doble SIM. El Black Shark 3 no tiene expansión por tarjeta SD.

Black Shark 3

En el borde superior se agradece el siempre bienvenido conector de auriculares. En el borde contrario se sitúa el USB C: centrado con respecto al ancho del teléfono, pero no teniendo en cuenta el grosor. Dicho conector se coloca en el bisel del contorno.

Black Shark 3

La solidez en la construcción es una de las claves del teléfono. Esto otorga la sensación de que el Black Shark 3 es un móvil 'premium', acorde con las prestaciones de hardware. No obstante, las dimensiones y el peso son algo exageradas, dos características que seguramente lo alejen de quienes busquen un teléfono más o menos manejable. Pese a que está pensado para jugar, tenerlo mucho tiempo en la mano cansa; por más que la pantalla, y su excelente sonido, inviten a consumir contenido multimedia durante largo rato.

Pantalla: buena calidad y multitud de ajustes

Black Shark 3

La pantalla del Black Shark 3 asciende a las 6,67 pulgadas sin que se vea entorpecida por ningún recorte, tampoco agujeros para incluir la cámara frontal. Gracias a los marcos superior e inferior el panel se asienta con simetría en el frontal sin que ningún elemento de hardware entorpezca su visión, todo un acierto para quienes huyen de 'notches' y mecanismos motorizados. Además, los bordes de la pantalla son rectos, nada de curvas que distorsionan la imagen en los laterales.

Black Shark 3

La pantalla elegida para el Black Shark 3 es un panel AMOLED con resolución de 1.080 x 2.400 píxeles, tasa de refresco de 90 HZ, dispone de HDR10+, ofrece una baja latencia en la respuesta al toque (270 Hz), incluye sensores de presión (Force Touch) y hace uso de un lector de huellas óptico que se coloca bajo el panel. En términos de tecnología viene bien servida, y no solo por hardware: la capa personalizada del fabricante, Joy UI (MIUI con algunos toques de Black Shark), ofrece distintos ajustes con los que mejorar la experiencia.

La pantalla es una delicia: por calidad de imagen, por personalización y también por la sensación háptica del 'Force Touch'. La vibración del Black Shark 3 es exquisita

El panel es de una gran calidad, por defecto no arroja una exagerada saturación (el modo natural ofrece el mejor calibrado), el equilibrio de color se mantiene muy acertado y dispone de unos niveles de brillo suficientemente mínimos, no tanto los máximos (500 nits según el fabricante). Bajo el sol directo la visibilidad de la pantalla se resiente.

Black Shark 3 Ajustes avanzados con los que calibrar la pantalla del Black Shark 3

El Black Shark 3 incluye un chip DSP independiente para mejorar la calidad de imagen que se puede activar o dejar desconectado (a veces satura en según qué contenido, como los juegos), puede forzar el HDR por software (los tonos obtenidos pueden ser exagerados) y permite subir la frecuencia de fotogramas con el 'Modo súper cine' (no he terminado de apreciar visiblemente la mejora). Todas estas opciones se encuentran disponibles en los ajustes de pantalla.

Black Shark 3 Las esquinas tan curvadas restan un espacio mínimo de pantalla

La pantalla se aprovecha muy bien en el contenido multimedia, no en vano el Black Stark 3 está desarrollado específicamente para esta función. Jugar es una verdadera delicia, sobre todo si el juego está adaptado a la tasa de refresco de 90 Hz. Dicha tasa tiene la lógica pega: activarla supone un mayor consumo de energía. El panel de por sí es un gran devorador de mAh, por lo que no conviene activar los 90 Hz a no ser que la app esté preparada para ello.

Dejar activos los 90 Hz de tasa de refresco arroja mayor fluidez en la interfaz y apps compatibles, siempre a costa de un mayor consumo de batería

El sistema fluye a la perfección en pantalla, especialmente por las animaciones de la capa. Y se mantiene en línea de la enorme potencia que rebosa el Black Shark 3: posee una de las mejores pantallas que pueden probarse en un smartphone, también es de las más personalizables. En consonancia con el Snapdragon 865 los dos conforman una pareja muy dura de batir.

Sonido: buena calidad y doble altavoz estéreo delantero

Black Shark 3

Black Shark busca que la experiencia auditiva sea de nivel en este móvil, tanto da que se escuche música con los altavoces como que se profundice en el ambiente sonoro de los juegos haciendo uso de auriculares Bluetooth. Incluso con cable: no es demasiado habitual que un gama alta de las características del Black Shark 3 disponga de jack de 3,5 mm.

Los altavoces frontales ofrecen suficiente potencia, refuerzan los bajos para una mejor experiencia en películas o juegos tipo 'shooter', el sonido distorsiona a máximo volumen (este es sobradamente alto, resulta comprensible) y no restan excesivo espacio del frontal; lo que colabora en no sobrepasar las dimensiones. Es la mejor posición para disfrutar del contenido multimedia.

Black Shark 3

El Black Shark 3 mantiene el excelente nivel obtenido por los altavoces estéreo también utilizando auriculares, tanto da que sean Bluetooth como con cable. Gran calidad de audio, rico en matices, muy nítido, con cierto dominio de graves y manteniendo el refuerzo de bajos. La lástima es que Black Shark no complementa esta calidad auditiva con mejoras de sonido por software, ni siquiera ofrece un ecualizador o compatibilidad con Dolby Atmos, algo ya habitual en los móviles de gama alta y media. Sí mantiene el 'Sonido Biso' ya presente en Black Shark anteriores, una mejora para el sonido estéreo de los altavoces frontales. Activarlo potencia en gran medida la calidad de audio sin auriculares.

Rendimiento: potencia para todo lo que haga falta

Black Shark 3

Incluir un Snapdragon 865 en el interior de un móvil de 2020 supone imprimirle la máxima potencia para cualquier app o juego que desee ejecutar. En este punto no hay sorpresas: el Black Shark 3 es una máquina ajustada para derrochar rendimiento en cada bit. Se nota en la celeridad con la que fluye la capa, en cómo de rápido arranca las aplicaciones y en la enorme calidad gráfica a la que llega ejecutando cualquier juego exigente. Es una delicia para quien busque las máximas prestaciones, esto no es una sorpresa.

Black Shark 3 El Black Shark 3 permite ajustar el rendimiento en cada juego y otras opciones para mejorar la experiencia

La marca ha desarrollado el teléfono no solo para que suba de vueltas cuando se le demande, también para disipar al máximo el calor producido por el procesamiento. El sistema de refrigeración líquida (Black Shark destaca que se asemeja a un sandwich ya que abraza el procesador) alivia la temperatura sin que el termómetro se eleve en exceso con juegos como Fortnite o Asphalt 9, al menos en sesiones no demasiado intensas. Aunque hay una acción en la que se aprecia una notable elevación de la temperatura: mientras el Black Shark 3 se carga a 65 W. Conviene no jugar durante la carga o, al menos, utilizar el accesorio de ventilador (no incluido en el paquete). Eso sí, el móvil gestiona muy bien la temperatura mientras se usa el teléfono.

Veamos cómo se muestra el Black Shark 3 sometido a la tensión de los benchmarks: a continuación lo tienes enfrentado a su competencia más directa, la de la gama más alta.

Black Shark 3

NUBIA RED MAGIC 5G

ONEPLUS 8 PRO

HUAWEI P40 PRO

SAMSUNG GALAXY S20 ULTRA

XIAOMI MI 10 Pro

IPHONE 11 PRO

PROCESADOR

Snapdragon 865

Snapdragon 865

Snapdragon 865

Kirin 990

Exynos 990

Snapdragon 865

Apple A13 Bionic

RAM

8 GB

8 GB

12 GB

8 GB

12 GB

8 GB

4 GB

ANTUTU

563.290

586.961

570.630

465.493

522.873

585.713

409.070

GEEKBENCH 5 (SINGLE/MULTI)

920 / 3.435

925 / 3.214

885 / 3.136

943 / 2.527

819 / 2.315

892 / 3.224

1.331 / 3.333

3D MARK (SLING SHOT)

7.330

9.448

8.726

4.074

8.184

-

-

PCMARK WORK

9.878

13.414

9.476

10.426

8.948

9.929

-

Además del Snapdragon 865, y de su GPU Adreno 650, almas del Black Shark 3, el móvil monta 8 GB de memoria RAM LPDDR4X (el modelo de 12 GB sube a LPDDR5) y 128 GB de almacenamiento UFS 3.0. Es más que suficiente para un uso habitual por más que esa cantidad de espacio pueda quedarse justa si se instala una cantidad considerable de juegos o se descargan muchas películas. Una pega es que el móvil carece de expansión por tarjeta SD, un hecho que le penaliza.

Black Shark 3

La autenticación segura viene de la mano del ya habitual lector de huellas bajo la pantalla. Situado en una zona accesible para desbloquear el teléfono con una sola mano, el sensor mantiene una fiabilidad y rapidez aceptables. No me he encontrado con problemas usando este componente por más que no sea de los más rápidos que he probado de este tipo. Tampoco he tenido que repetir la lectura demasiadas veces: la fiabilidad se mantiene a buen nivel.

Una pega notoria en este apartado es la ausencia del NFC, inexplicable en un móvil de las características del Black Shark 3. Hay que olvidarse de pagos móviles.

Autonomía: carga rápida demencial y batería sin excesivos alardes

Black Shark 3

El Black Shark 3 es el móvil con la carga más rápida que he probado. Por eso la califico como 'demencial': es conectarle el cargador para que el móvil reviva por completo en poco más de media hora. Y sin que la batería se quede corta de capacidad, que con sus 4.720 mAh no puede decirse precisamente que sea pequeña.

Disponer de una carga superrápida de este nivel tranquiliza mucho ya que nunca vas a salir sin batería de casa: basta con tener el Black Shark 3 unos 10 minutos conectado al cargador para disponer de suficiente carga como para aguantar horas con un uso moderado. Esto, que es una notable ventaja, acarrea dos inconvenientes: por un lado, el teléfono se calienta de manera notable; por el otro, tanto estrés a la batería seguramente limite su vida útil. Black Shark no incluye un limitador de carga rápida en el software como sí ofrecen otras capas, como One UI de Samsung.

Black Shark 3 El Black Shark 3 reduce la temperatura máxima cuando se usa el móvil cargando

En términos de duración, el Black Shark 3 aguanta de sobra un día entero de jornada. Como es lógico, y dado que es un teléfono pensado para exprimir la máxima potencia del hardware, si se utiliza para jugar a máximo rendimiento la autonomía se resiente en gran medida, en especial si también se activan los 90 Hz. Como media, he obtenido más de seis horas de pantalla con una carga incluso haciendo uso de Fortnite y PUBG durante largas sesiones de juego.

Black Shark 3

El día y medio con uso moderado es más que habitual, también resulta posible extender a los dos días evitando exprimir el teléfono y restringiendo funciones de pantalla, como la tasa alta de refresco, el DSP, el forzado de HDR y el modo Súper Cine. En general no ofrece mala autonomía, aunque esperaba algo más de media y bajo circunstancias habituales (sin restringir aplicaciones ni ahorros de batería, con los ajustes por defecto).

A continuación tienes los tiempos de carga (0-100 %) del Black Shark 3 con el cargador que viene en su embalaje, el USB C de 65 W. El móvil también posee carga por pines magnéticos, aunque esta desciende a los 18 W. Dicho cable no está incluido en el paquete, aunque yo sí que lo he probado: en el apartado de accesorios de este análisis reservo un espacio para dicho cable y otros complementos disponibles para el teléfono.

  • 5 minutos: 20 % de batería.
  • 10 minutos: 42 % de batería.
  • 20 minutos: 76 % de batería.
  • 30 minutos: 96 % de batería.
  • Total: 36 minutos.

Accesorios: desde ventilador con luces a un cable magnético

Black Shark 3

El Black Shark 3 viene 'pelado' en la caja: cable y cargador, posee instrucciones mínimas, la habitual púa para extraer la bandeja de doble SIM y una funda transparente. La cosa cambia cuando se accede a la tienda de accesorios pensados para el teléfono.

Black Shark me envió el móvil de prueba con una serie de accesorios 'gaming' diseñados específicamente para exprimir el móvil en juegos. El diseño agresivo se mantiene en línea con la propia del teléfono y con la estética 'gamer'; al tiempo que potencia desde la comodidad a la seguridad del propio teléfono.

Hacerse con todos los accesorios del Black Shark 3 no es barato, pero tampoco son imprescindibles para aprovechar el teléfono

Los accesorios que he podido probar son los siguientes.

Cable de carga magnético

Black Shark 3

Gracias al conector de cuatro pines anclado a la espalda del Black Shark 3, el móvil habilita la carga cómoda mientras se juega. La potencia se reduce de los 65 a los 18 W para que el teléfono no sufra problemas; mientras se mejora la ergonomía (el cable no molesta al agarrar el móvil) y se evitan las caídas al tropezar con dicho cable. Muy cómodo.

Mando físico izquierdo

Black Shark 3

Mejora de manera notable el control de los juegos gracias a la calidad de botones y joystick. Dichos botones son configurables y permiten 'mapear' los ajustes de cualquier juego a base de mover el área táctil a las zonas de la pantalla que se deseen.

Ajustado a la parte izquierda del Black Shark 3 con un sistema propio de anclaje, o usado de manera libre gracias a un adaptador muy parecido al de los 'JoyCons' de la Nintendo Switch, la calidad de mando físico es muy alta. Ahora bien, tiene un inconveniente importante: solo hay disponible un mando izquierdo; por lo que no hay más remedio que usar la pantalla táctil como control derecho. Black Shark no vende un mando derecho.

Ventiladores: normal y 'Pro'

Black Shark 3

Ya he especificado que el Black Shark 3 puede calentarse mucho, así que no es mala idea tener un ventilador como accesorio del teléfono si se va a usar durante largas horas de juego. Y no solo hay un ventilador para elegir, Black Shark ofrece dos:

  • Ventilador normal. Compacto y con potencia suficiente como para bajar varios grados la temperatura máxima, su principal diferencia con el 'Pro' son sus dimensiones y la ausencia de 'espectáculo' de luces.
  • Ventilador Pro. ¿Qué caracteriza a los periféricos para 'gamers? Evidentemente, las luces. Pues el ventilador 'Pro' tiene iluminación en la parte interna del accesorio, bajo las aspas. Además, este modelo viene con cable USB C, el normal no lo trae incluido.
Black Shark 3 Ajustes del ventilador 'Pro' conectado por Bluetooth al teléfono

Los ventiladores disipan muy bien el calor, sobre todo el 'Pro': sorprende mucho encenderlo y tocar lo fría que se pone la cara interna del accesorio, la que se pega contra la espalda del Black Shark 3. El anclaje se realiza sin inconvenientes, queda firme y, como inconveniente, necesita un cable de carga para que funcione. Si se juega cargando el teléfono, y se enchufa el ventilador, el Black Shark 3 tendrá dos cables USB C conectados.

Black Shark 3 Sí, los ventiladores también se actualizan

Un último detalle es que el ventilador 'Pro' se conecta por Bluetooth al teléfono. Esto permite desde controlar los colores a ajustar la velocidad de disipación en dos niveles.

Software: MIUI 11 adaptado a un entorno de juegos

Black Shark 3 JoyUI, la capa personalizada del Black Shark 3, es MIUI 11 con detalles personalizados para la gestión de los juegos

Este apartado es uno de los que sufre más cambios con el salto entre generaciones. Porque, si los Black Shark 2 hacían gala de un software casi Android 'stock', en el Black Shark 3 nos topamos con MIUI 11. Tal cual. Eso sí, el fabricante aplica ciertos pinceladas propias a la capa; que van desde un tema personalizado a las pertinentes mejoras pensadas para potenciar los juegos.

La capa MIUI 11 JoyUI 11 está actualizada a la última versión estable de sistema, Android 10. Y, a fecha de publicar este análisis, mantiene un parche de seguridad algo antiguo: febrero de 2020. En términos generales no hay mucho más que añadir con respecto a la capa que no se haya visto ya en MIUI 11: el Black Shark 3 no esconde que Xiaomi forma parte intrínseca de su ADN.

Black Shark 3 Pese a que Black Shark le ponga otro nombre, JoyUI 11 es MIUI 11

Personalizada al extremo, y con la mayoría de aplicaciones y servicios de MIUI (aparte de todo lo de Google), el estilo estético mantiene la agresividad ' gamer' en el tema y fondos de pantalla. Es compatible con los servicios de la cuenta de Xiaomi (copia de seguridad o Mi Cloud, por ejemplo) y también hace uso del launcher de MIUI. No hay diferencias entre capas más allá de las opciones de juego y ajustes de pantalla, pero sí me he topado con ausencias inexplicables: aparte de que el Black Shark 3 no posee mejoras de audio para la escucha con auriculares, el teléfono carece del ajuste de tiempo de encendido para la pantalla. Más de una vez se me ha olvidado apagarlo confiando en el bloqueo automático y me he topado con la pantalla encendida tras más de media hora de haber dejado el teléfono.

La capa del Black Shark 3 tiene algunas carencias graves, como la ausencia del ajuste para el tiempo de pantalla. No obstante, seguramente se solucione con futuras actualizaciones

Entremos en la clave del teléfono: el software destinado a la ejecución de juegos. Black Shark incluye un espacio dedicado a ese tipo de entretenimiento, el Black Shark Space. Por defecto trae preinstalados algunos títulos de Gameloft (pueden desinstalarse), como Asphalt 9. Estos, y cualquier app que se descargue al teléfono, puede ejecutarse desde el espacio de Black Shark para no solo disponer de un arranque compartido, también resulta posible ajustar el rendimiento del teléfono para cada aplicación.

Black Shark 3 Al activar el deslizador se enciende el espacio de juegos de Black Shark

Todos los juegos añadidos al Black Shark Space se ejecutarán con el menú de ajustes escondido en las esquinas de la pantalla, el denominado Gamer Studio o asistente de juego. Desde ahí se puede configurar multitud de aspectos, como evitar las molestias de las llamadas o los toques involuntarios durante el control de los juegos. También está disponible un medidor de recursos flotantes con los datos de 'FPS', temperatura del teléfono y frecuencia del procesador.

Black Shark 3 El asistente de juegos (Gamer Studio) permite configurar el rendimiento máximo de cada título y la tasa de refresco que usará la frecuencia de pantalla, aparte de más ajustes

El Black Shark Space tiene tanta importancia en el teléfono que hasta tiene un botón dedicado: el deslizador del costado derecho, muy cerca del borde inferior. Al deslizarlo se activa el lanzador de juegos con los ajustes que se hayan establecido. Por ejemplo, resulta posible configurar el Black Shark 3 para que no suenen las notificaciones ni las llamadas durante las sesiones de juego; por lo que, al activar el espacio moviendo el deslizador, todo queda listo para que no haya interrupciones.

Cámaras: buena fotografía para ser un móvil 'gaming'

Black Shark 3

Como suele ocurrir en los smartphones especializados, gran parte del esfuerzo que pone cada fabricante se vuelca en destacar la orientación que tiene el teléfono. Como ya ha quedado claro, el Black Shark 3 es una bestia en procesamiento, permite ejecutar juegos con la máxima calidad gráfica y no deja de lado el resto del entretenimiento, tampoco la carga superrápida. Así que, al llegar al apartado fotográfico, cualquiera podría pensar que es el más flojo del teléfono. No es tanto así.

He analizado varios móviles desarrollados para 'gamers', y los fabricantes siempre cometían el error de dejar que el rendimiento de las cámaras quedase por debajo de la media del resto de apartados. No es que el Black Shark 3 vaya a competir con lo mejor de 2020 en términos de fotografía, pero sí que saca tomas de buena calidad como término medio. Incluso con baja luz: el Black Shark 3 no es mal teléfono para dejar registrados los recuerdos, tanto de manera estática como en movimiento.

Black Shark 3

Entrando en datos técnicos, el Black Shark 3 hace uso de una cámara triple trasera donde destaca su sensor principal de 64 megapíxeles con apertura f/1.8, enfoque por detección de fase, tamaño de los píxeles de 0,8 µm y combinados 4 en 1 (Pixel binning) de 1,6 µm. La segunda cámara es un sensor de 13 megapíxeles con objetivo ultra panorámico y apertura f/2.3. El tercer invitado al conjunto trasero es un sensor de 5 megapíxeles destinado a capturar la profundidad de la escena (desenfoque o bokeh). Su apertura es f/2.2.

Por delante el Black Shark 3 ofrece un sensor de 20 megapíxeles con apertura f/2.2. El tamaño de los píxeles es de 0,9 µm.

Black Shark 3

Como norma general, el detalle es bastante alto en todas las tomas. En la cámara principal trasera es donde más se nota dicho detalle; con un rango de colores que se mantiene suficientemente natural. El enfoque es rápido, las imágenes se procesan casi al instante y la nitidez suele ser la norma en la mayoría de capturas. La cámara principal obtiene un rendimiento todoterreno más que aceptable.

Black Shark 3

La cámara gran angular mantiene los tonos y colores de la principal (si hay suficiente luz) ofreciendo una mayor amplitud con cierta deformidad en el área exterior de la imagen, incluso pese a la corrección por software que puede activarse en las opciones de cámara. Las tomas en gran angular acusan de cierta falta de detalle con algo de zoom, incluso en situaciones de mucha iluminación. Con media y baja luz las acuarelas tienden a tornarse considerables. E incluye una opción destacable: el motor de enfoque se ajusta a los niveles necesarios para la captura macro, por lo que el móvil no necesita una cámara dedicada en exclusiva a esa tarea (las fotos en macro ganan en detalle).

La cámara panorámica no solo realiza tomas en gran angular, también es la encargada de ofrecer la captura en macro

El Black Shark 3 carece de telefoto, por lo que en todo momento se aplica zoom digital (mejorable). La aplicación de fotografía, habitual de MIUI, ofrece HDR con un funcionamiento decente que puede arruinar tomas cuando se ve algo forzado, incluye modo nocturno para sacar fotos con iluminación muy pobre (no se comporta mal), el móvil dispone de modo retrato para ambas cámaras (muy buen recorte con desenfoque ajustable por apertura) y no prescinde de la Inteligencia Artificial para elegir de manera automática los ajustes para cada escena (la detección no es mala, aunque lo mejor es desactivar la IA para evitar saturación y excesivo contraste).

Black Shark 3

La aplicación de fotografía incluida es completa, tanto en prestaciones puramente fotográficas como aquellas destinadas al ámbito más lúdico. Modo profesional (sin RAW), modo 'Ultra HD' con ingentes fotos de 256 megapíxeles (interpolados, mejor usar un trípode) que el Snapdragon procesa en cuestión de segundos, el Black Shark 3 permite capturar con los 64 megapíxeles de la cámara principal y ofrece filtros en tiempo real, modo belleza para los selfies y también un nivel sobreimpreso en pantalla para que las fotos queden niveladas.

Black Shark 3 El gran angular tiene más dificultades cuando la iluminación no es abundante
Black Shark 3 El nivel de detalle con la cámara principal es muy alto, incluso en zonas con menor iluminación
Black Shark 3 El modo macro hace uso de la cámara gran angular. El detalle es bueno, pero solo en un área muy concreta de enfoque
Black Shark 3 El HDR tiene serias dificultades en los contraluces
Black Shark 3 Izquierda, fotografía en modo automático; derecha, modo noche activado
Black Shark 3 Modo retrato con cámara trasera. La aplicación ofrece apertura por software para ajustar el bokeh (en la imagen está ajustado a f/2.0)

La cámara delantera ofrece un rendimiento algo más limitado que el sensor principal, especialmente en autorretratos. Los selfies no son de mala calidad si la escena rebosa luz, pero en seguida se nota cierta falta de detalle con media y baja iluminación. Por defecto la app aplica un nivel medio de belleza que afloja el contraste sobre el rostro; que puede ajustarse según se desee.

Black Shark 3 Con abundante luz natural la cámara delantera aplica buen recorte en modo retrato, obtiene colores naturales y acusa de cierta pérdida de detalle al aplicar algo de zoom

En general los tonos son naturales y, de aplicar el modo retrato, el procesado aplica un recorte muy bien ajustado al contorno. El desenfoque también es ajustable en apertura por software.

Black Shark 3 Cámara delantera en modo retrato con selección de bokeh por apertura

A continuación tienes una completa colección de fotografías tomadas con el Black Shark 3 en todas las condiciones y utilizando las cuatro cámaras incluidas en el teléfono.

En grabación de vídeo el Black Shark 3 mantiene el equilibrio en calidad y prestaciones que también ofrece en el ámbito fotográfico. Con una resolución máxima que alcanza el 4K y 60 fps, el teléfono ofrece buena nitidez y contraste sin acusar excesiva saturación. Las animaciones son fluidas sin saltos apreciables (especialmente a 60 fps). Y peca de un inconveniente notorio: al no disponer de estabilización de imagen, ni mecánica ni electrónica, los vídeos suelen acusar trepidaciones en la grabación.

A continuación tienes distintas muestras de grabación con la cámara principal, tanto en 1080p como en 4K. Ambos a 60 fps.

Turno de la grabación con el gran angular. Esta cámara solo admite 30 fps.

El Black Shark 3 admite grabación a cámara lenta hasta a 1920 fps (720p). El móvil aplica la cámara superlenta al último tramo del vídeo. La duración máxima de este modo es de 9 segundos.

El siguiente vídeo es una muestra en cámara lenta a 240 fps. La resolución obtenida es 720p.

Por último, aquí tienes una muestra de grabación obtenida con la cámara delantera. su máximo de resolución es 1080p a 30 fps.

Black Shark 3, la opinión de Xataka

Black Shark 3

Un teléfono 'gamer' quizá parezca orientado a ese público tan concreto, pero basta tener en las manos el Black Shark 3 para descubrir que, al fin y al cabo, lo que es bueno para jugar termina siendo bueno para el uso cotidiano. El Black Shark 3 tiene la máxima potencia, una pantalla grande y de muy buena calidad, ofrece autonomía más que de sobra para una jornada, el sonido está a muy buen nivel y hasta la fotografía es más que decente para un móvil de sus características. Sí, es cierto que resulta pesado, es algo grande y que puede hacerse molesto durante largos usos. Inconvenientes que comparte con otros teléfonos, incluso sin estar desarrollados para los juegos.

Black Shark 3

El Black Shark es un móvil que atrae la atención, en especial por lo suave que se mueve todo el sistema y el excelente rendimiento del hardware. Las mayores pegas han sido por la carencia del NFC, algunos detalles de software que no terminan de estar pulidos (se pueden solucionar con actualizaciones) y ciertos encontronazos con el HDR en la captura fotográfica. Más allá de aquí no es un teléfono que pueda dejar de recomendarse, incluso a aquellos que no son público objetivo de Black Shark, los 'gamers'.

Pese a su estética 'gamer', el Back Shark 3 es un móvil apto para cualquiera. Siempre y cuando no se busque un teléfono pequeño...

Teniendo en cuenta que el Black Shark 3 parte por menos de 600 euros, que tiene un hardware de altura y que no posee grandes penalizaciones, resulta más que recomendable para aquellos que buscan el mejor procesador y no quieren derrochar el dinero en un gama 'premium'. Por el precio ofrece mucho más de lo que parece.

8,6

Diseño8,5
Pantalla9
Rendimiento9,75
Cámara8
Software8
Autonomía8,25

A favor

  • Es rapidísimo. En todo.
  • La carga rápida es demencial.
  • El doble altavoz frontal estéreo acompaña perfectamente en juegos y películas.

En contra

  • Sin NFC.
  • El HDR no es demasiado consistente.
  • Grande y bastante pesado.

Black Shark 3 [5G] 8GB RAM 128GB Dual-Sim, 6.67" Pantalla 90Hz, Qualcomm Snapdragon 865 + X55, Qualcomm® Adreno™ 650 GPU, Batería 4720mAh QC4.0 - (Negro) (Versión Europea) (Negro, 128 GB)

Black Shark 3 [5G] 8GB RAM 128GB Dual-Sim, 6.67" Pantalla 90Hz, Qualcomm Snapdragon 865 + X55, Qualcomm® Adreno™ 650 GPU, Batería 4720mAh QC4.0 - (Negro) (Versión Europea) (Negro, 128 GB)

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Black Shark. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios