Compartir
Publicidad
Moto Z3 Play, análisis: la familia Moto Z sube el listón con dos cámaras y vuelve a los orígenes bañándose de cristal
Análisis

Moto Z3 Play, análisis: la familia Moto Z sube el listón con dos cámaras y vuelve a los orígenes bañándose de cristal

Publicidad
Publicidad

Durante este año Motorola nos ha ido presentando a los nuevos representantes de algunas de sus familias más exitosas. La línea Moto G se queda este año al frente de los Moto G6 y Moto G6 Plus, pero a la compañía aún le quedaba por enseñaros al nuevo heredero de su familia modular.

La saga Moto Z se estrena este 2018 con el nuevo Moto Z3 Play que llegará a España el próximo mes de agosto, pero que nosotros hemos podido analizar para contaros todo sobre él antes de su puesta en escena. Cristal, cámara dual y por supuesto Moto Mods, todo ello os lo contamos a continuación en nuestro análisis a fondo.

Moto Z3 Play, características técnicas

Moto Z3 Play

Dimensiones

156.5 x 76.5 x 6.8 mm
156 gramos

Pantalla

Super AMOLED 6 pulgadas
FullHD+ 77.9% relación pantalla-cuerpo

Procesador

Snapdragon 636

RAM

4GB

Almacenamiento interno

64GB

Cámara frontal

8 MP lente gran angular f/2.0

Cámara principal

Dual 12 MP + 5 MP

Software

Android 8.1

Batería

3.000 mAh con carga rápida

Precio

499 euros

Diseño modular bañado en cristal

Lógicamente cuando hablamos de la saga Moto Z en lo primero que pensamos es en módulos. Por este motivo el diseño del Moto Z3 Play es algo diferente a lo de un teléfono al uso y en su trasera nos encontramos los pines magnéticos que permiten que se adhieran los Moto Mods.

Motorola vuelve a los orígenes y recupera el cristal para cubrir la trasera del nuevo Z Play.

Pero en este modelo nos encontramos con una subida hacia el segmento premium. Y es que Lenovo ha cubierto la trasera de cristal como también hizo con el primer modelo y con los nuevos Moto G, un material que le aporta distinción y aire premium. Me gustaría no repetirme con este tema, pero el cristal todo lo que tiene de bonito y suave como acabado lo tiene de sucio y tremendamente peligroso.

La trasera del Moto Z3 Play es un auténtico imán de huellas y por supuesto, multiplica las posibilidades de que el teléfono se nos escurra de las manos por 100. Sin embargo, el Z3 Play no es tan resbaladizo como otros teléfonos de cristal, algo que en parte tiene que ver con sus dimensiones, correctas en mano y que facilitan el agarre.

 Jg23252

El teléfono sin el Moto Mod que le acompaña y que mencionaremos más adelante se siente muy cómodo en mano también por su ligereza, y es que pesar de haber elevado el tamaño de la pantalla hasta las seis pulgadas, no sobrepasa los 156 gramos. Además de ligero y compacto, el Z3 Play es sorprendentemente delgado, lo que también se agradece a la hora de sostenerlo, aunque hace que la cámara sobresalga demasiado cuando no lleva Moto Mod aplicado, dejando a la vista y a placer de los arañazos la característica joroba de la línea Moto Z.

El lector de huellas pasa al lateral para dejar más espacio a una pantalla que, sin estar excesivamente ajustada al borde, destaca con un 77,9% de aprovechamiento del frontal.

En el frontal nos llama la atención cómo el fabricante ha conseguido ajustar la pantalla con unos marcos que sin ser mínimos, son de lo mejor que ha conseguido hasta la fecha. Eso sí, el sensor de huellas se marcha del frontal para dejar más paso a la pantalla y se coloca en el lateral derecho justo sobre los botones de volumen.

Hubiera sido una buena opción que el sensor de huellas hubiera hecho las veces de botón de inicio, pero Motorola ha optado por pasar éste al lateral derecho, una ubicación no muy habitual en los móviles Android (excepto en dispositivos Sony) y a la que nos ha costado un poco habituarnos.

1366 2000

El el marco superior nos encontramos con la bandeja para tarjetas microSD y SIM y en el inferior nada más que con el conector USB tipo C porque (¡sorpresa!) Motorola ha optado por eliminar la entrada de auriculares. Pese a esto, incorpora un adaptador de mini jack a USB tipo C que además podemos utilizar con los auriculares que también llegan con caja.

Pantalla: que el brillo no pare

Lenovo quería seguir dándole más motivos al Z3 Play para ser un teléfono premium y no se quedado corto en términos de pantalla. Apuesta por la tecnología AMOLED para esta pantalla, con una diagonal de 6 pulgadas con un ratio de aspecto 19:9 y resolución FullHD+ (1080 x 2160 píxeles), además de una densidad densidad de 402 ppp.

Como vemos, los datos sobre el papel pintan muy bien, pero veamos qué tal es la experiencia completa. Por un lado la reproducción del color es muy buena, el contraste muy marcado y en general los ajustes que vienen por defecto también nos dejan una experiencia de visualización bastante buena.

 Jg23291

Los parámetros preestablecidos llegan con un nivel equilibrado, algo que es de agradecer, pues no podemos ajustar manualmente ninguno de ellos salvo el brillo por la pureza de Android. Y hablando de brillo, el nivel en esta pantalla es más que suficiente con un rendimiento perfecto tanto en interior como exterior.

La pantalla cumple en nitidez, reproducción del color y brillo. Además, el AMOLED consigue un buen contraste para una experiencia visual destacable.

A este buen rendimiento se une su ajuste automático, que responde rápidamente, incluso en las transiciones más bruscas de interiores a exteriores y viceversa. Por último mencionar que si tenemos que buscarle alguna "pega" a esta pantalla, ésta sería que los ángulos no son inmunes a posturas forzadas. Y es que en algún punto nos encontramos con la pantalla tirando a tonalidades verdosas, aunque esto solo sucede cuando forzamos los ángulos al máximo.

Rendimiento: fluye que fluye

Motorola dota a este teléfono con un SoC de gama media, el Snapdragon 636 al que acompañan 4 GB de RAM para que no se quede corto ni en multitarea ni en alta demanda de recursos. Y según nuestras pruebas, esta combinación de procesador y RAM nos han dejado una experiencia casi impecable.

Como decimos, estos 4 GB de RAM le permiten al Moto Z3 Play es "punch" necesario para llegar no solo en el día a día, sino también en momentos de mayor exigencia. En el uso diario, haciendo llamadas, navegando por internet o utilizando redes sociales, el teléfono respondió problema, con cero lags o cierres súbitos.

 Jg23272

Los mismo podemos decir cuando pasamos a un uso más intensivo. Aquí, incluso con la ejecución de aplicaciones de alta demanda de recursos gráficos, tanto con editores o multitarea extrema, el teléfono respondió sin problema sin caídas de fps ni ningún tipo de comportamiento inusual o errático.

 Jg23289

Y como parte del rendimiento tenemos que hablar de sistemas de desbloqueo. En este teléfono encontramos dos sistemas de reconocimiento biométricos. Uno es el sensor de huellas, que como comentábamos en el apartado del diseño, Motorola sitúa en el lateral para aprovechar mejor el frontal. Esta posición puede gustar más o menos, pero como ya comenté en las primeras impresiones, me reafirmo en que es muy cómoda a la hora de desbloquear con el móvil en mano, pero un poco estorbo cuando el móvil está sobre la mesa.

Aunque el lateral es una ubicación poco común, es cómoda y el rendimiento del lector de huellas es impecable.

Es un sensor de huellas con un rendimiento impecable: reconoce rápidamente la huella y desbloquea el teléfono casi de manera instantánea. Esto mismo podemos lo podemos aplicar al segundo sistema biométrico del Z3 Play: el reconocimiento facial. Llega sin añadidos también por el tema del software puro, es muy fácil de activar y también reconoce de manera rápida y precisa nuestra cara, incluso en ángulos algo más forzados y con las condiciones lumínicas menos propicias, aunque no esperemos que lo haga en total oscuridad.

En cuanto a la navegación por el teléfono en sí, también ha sido fluida, gracias en parte a ese Android puro del que hablaremos más adelante. Tanto la la apertura de aplicaciones como las transiciones por los escritorios, todo se ha ejecutado con soltura y normalidad. Éstas han sido nuestras sensaciones con el Z3 Play y su rendimiento, pero además os dejamos los resultados de los tests sintéticos.

Autonomía: gracias Moto Mod

Como hemos visto el Moto Z3 Play viene fuerte en materia de rendimiento pero ¿de qué nos sirve rendir si no tenemos fuerza para aguantar? Pues de esto se encarga la autonomía que en el caso de este teléfono llega con un extra muy pero que muy interesante. La batería del teléfono cuenta con un amperaje de 3.000 mAh que unido a los 2.000 mAh del Moto Mod que incluye con la caja (y que se pone y quita con mucha facilidad) sumamos 5.000 mAh.

 Jg23276

Motorola nos dice que con esta carga podemos llegar a 40 horas de autonomía y mi experiencia personal es de unas 35 horas con un uso normal, no demasiado excesivo pero tampoco cortándome, y con el brillo de la pantalla a medio fuelle.

Bateria

Es cierto que cuando salí a hacer fotos con el teléfono estas 35 horas se redujeron, pero en ningún caso ni dándole toda la caña que pude, me vi necesitada de buscar un enchufe ni temí por quedarme "tirada" sin batería. Además de esta buena autonomía, el teléfono llega con el sistema de carga rápida Turbo Power e incopora el cargador para llevarla a cabo.

El tiempo de carga también ha sido todo un placer: hablamos de unos 50 minutos para llegar a la carga completa del teléfono y unos 30 para cargar el Moto Mod (para cargarlo tiene que estar acoplado al teléfono).

Android puro, éxito seguro

Como viene siendo costumbre, Motorola vuelve a apostar por un sistema prácticamente sin añadidos. Quizás los amantes de las capas y de la personalización echen de menos algunos ajustes dentro de una versión del sistema tan desnuda, pero sin duda la fluidez que deja a la hora de navegar por el teléfono no tiene comparación.

Moto Z3 Play Sof

El Moto Z3 Play llega con la última versión estable de Android Oreo sin añadidos, lo que da aspecto limpio y plano no solo visualmente sino también a la hoa de ejecutar. Como bloatware tan solo tenemos las aplicaciones de Google y un par de aplicaciones para ejecutar los Moto Mods, algo que agradecen los 64 GB de almacenamiento (ampliables hasta 256 GB mediante microSD) con los que llega el teléfono.

Moto Z3 Play Sof 2

Como decimos, Android puro hace que todo vaya como la seda aunque si nos ponemos tiquismiquis tiene una pega: no podemos personalizar algunos ajustes como los parámetros de la pantalla, pero en términos generales ninguna pega en lo que a software se refiere.

Cámaras: la dualidad luce más si la luz acompaña

Por ahora todo estaba yendo como la seda con el Moto Z3 Play pero ya se sabe "nadie es perfecto". Y es que su cámara sobre el papel tiene papeletas para ser un buen game media en este terreno, sin embargo nos ha dejado sensaciones agridulces. La cámara principal está formada por dos sensores de 12 y 5 megapíxeles, el mayor de ellos con una apertura bastante interesante, f/1.7. En el caso de la cámara frontal el Moto Z3 Play se queda con un sensor típico de 8 megapíxeles.

 Jg23296

Como vemos, hablamos de una configuración normal en la gama media, que debería darnos unos resultados buenos, sin grandes expectativas pero resueltos al fin y al cabo. Pero como no es lo mismo vivirlo que contarlo, y mucho menos en fotografía móvil, vamos a ver cómo se ha portado la cámara del Moto Z3 Play en cuestión de resultados.

Como podemos ver en las imágenes de muestra, la cámara principal ofrece muy buenos resultados en óptimas condiciones lumínicas y disparando en modo automático. A veces la reproducción del color es un tanto artificial y nos encontramos con tonos algo saturados, pero en general con buena luz natural y en exteriores, los resultados son muy buenos, nítidos y brillantes.

0bc15ea1 881d 45a4 9afe D6dc02988721
00c083c4 274c 41fa 89cd Eed89968abb6

Tanto la cámara principal como la frontal nos permiten hacer modo retrato y como ventaja sobre otros teléfonos, podemos ajustar manualmente el nivel de desenfoque (solo en la trasera) que queramos antes de disparar e incluso editarlo a posteriori una vez que hemos tomado la fotografía. Los resultados son bastante buenos si no llevamos el efecto al máximo y en general el recorte es bastante limpio.

84b63425 Befb 4a5f Ac29 2de4110ebc99
Ampliacion
Hdr

El rango dinámico suele acertar incluso con luces más altas, algo que agradecemos ya que si tuviéramos que utilizar el modo HDR para equilibrarlo lo hubiéramos evitado a toda costa por lo poco natural de sus resultados.

Pero donde realmente nos ha dejado sentimientos encontrados la cámara del Z3 Play es en las tomas nocturnas. Como podemos ver a continuación los resultados se llenan de ruido (algo relativamente normal) y tiene problemas con fuentes de luz brillante.

B30302f5 1bcf 4f15 936c 1132265e2569

En cuanto a la cámara frontal tenemos buenos resultados, selfies nítidos y también con la posibilidad de hacer modo retrato que como vemos responde y recorta bastante bien. En interiores los resultados también son buenos, aunque inevitablemente el ruido hace acto de presencia pero nada que no nos esperásemos.

Cdfa6007 Fa49 435d Ad3a 14d7203c2c48
z3play

Moto Z3 Play, la opinión de Xataka Android

En rasgos generales el Moto Z3 Play nos ha parecido un buen heredero de la familia modular de Motorola en el que la compañía ha apostado por mantener la esencia añadiendo elementos actuales como el reconocimiento facial o la cámara dual.

 Jg23274

El hecho de añadir el Moto Mod para la batería ha sido un grandísimo acierto que ha mejorado la experiencia con el teléfono notablemente. Lo mismo el adaptador de mini jack a USB tipo C, una decisión el incluirlo que quizás apague un poco las llamas de aquellos detractores de la desaparición de este tipo de conexión.

Pantalla impecable, rendimiento fluido y software puro. Una combinación ganadora que sin embargo pierde puntos con un precio excesivamente alto.

Pantalla impecable, rendimiento fluido y software puro, una combinación ganadora para un teléfono al que solo tenemos que echarle en cara el bajo rendimiento de la cámara en tomas nocturnas y su precio (499 euros), excesivo para lo que podemos encontrar actualmente en el mercado de la gama media.

8.6

Diseño8
Pantalla9
Rendimiento8.5
Cámara8
Software9
Autonomía9

A favor

  • Pantalla casi de 10
  • Rendimiento fluido
  • Autonomía de sobra gracias al Moto Mod

En contra

  • La cámara no rinde nada bien de noche
  • La joroba que sobresale sin Moto Mod
  • Precio algo elevado

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Motorola. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio