Publicidad

Samsung Galaxy A10, análisis: un móvil barato para quienes buscan gran pantalla y enorme autonomía
Análisis

Samsung Galaxy A10, análisis: un móvil barato para quienes buscan gran pantalla y enorme autonomía

Publicidad

Publicidad

Samsung ha reformulado su catálogo de móviles varias veces a lo largo de la historia, siempre con la idea de ofrecer un dispositivo apto para las necesidades de cualquier usuario, también para su bolsillo. Y la más reciente reunió todas las ganas de precio dentro de una sola línea: la Galaxy A. Desde el Samsung Galaxy A90 5G, el más caro, al móvil más económico, el que nos ocupa: el Samsung Galaxy A10.

Nuestro protagonista ofrece la esencia de Samsung en un móvil que ajusta muy bien su precio, también las características generales. Tras el tiempo que he estado probándolo he tenido sensaciones similares a las que recibí de sus hermanos mayores, como el Galaxy A40 o el Galaxy A70. Eso sí, con una experiencia ajustada a la economía del teléfono.

Ficha técnica del Samsung Galaxy A10

Samsung Galaxy A10

Pantalla

6.2" HD+

Procesador

Exynos 7884

RAM

2 GB

Almacenamiento

32 GB
MicroSD de hasta 512 GB

Cámara frontal

5 MP f/2.0

Cámara trasera

13MP f/1.9

Sistema operativo

Android 9 Pie con Samsung One UI

Batería

3.400 mAh

Conectividad

WiFi 2,4 GHz
Bluetooth 5.0
Micro USB

Otros

Radio FM
Jack de auriculares

Dimensiones y peso

155,6 x 75,6 x 7,9 mm
168 gramos

Precio

Desde 130 euros

Samsung A10 Black 6.2" 2gb/32gb + Micro SD 32gb Dual Sim

Samsung A10 Black 6.2" 2gb/32gb + Micro SD 32gb Dual Sim

No es un móvil pequeño

Samsung Galaxy A10

El Samsung Galaxy A10 no es un móvil pequeño ya que la marca se inclina por ofrecer una gran pantalla, detalle que redunda en las dimensiones finales del dispositivo. Estas son contenidas, se aprovechan del notch con forma de gota de agua para el panel y destilan un tacto agradable pese al acabado completamente plástico. Es un teléfono que no resbala y suficientemente ligero. A ello contribuye el plástico del cuerpo y cara trasera, construidos en una sola pieza.

La pantalla se ve suficientemente bien en todas las condiciones por más que en exteriores necesite un extra de brillo bajo el sol directo. Se nota cierta pérdida de detalle a simple vista: la resolución pesa. Aunque esto ayuda a la fluidez del dispositivo, que le es necesaria: resolución HD, colores suficientemente bien equilibrados y unos ángulos de visión muy buenos.

El tamaño de la pantalla es grande, pero la calidad del panel se resiente: se aprecia falta de detalle, especialmente en juegos.

Uno de los detalles donde Samsung no suele fallar es el sonido. Dada la categoría del teléfono, y lo 'económico' que es, resulta muy ventajoso disponer de la calidad sonora que posee el Samsung Galaxy A10. Con buenos auriculares, tanto por cable como por Bluetooth, el audio es suficientemente rico, posee un balance equilibrado y ofrece un refuerzo de graves que incluso puede personalizarse desde los ajustes de sonido. Ninguna queja en este punto, todo lo contrario que el altavoz externo del dispositivo: situado en una zona poco adecuada para escuchar correctamente el audio de películas, series o juegos (en la cara trasera, Samsung repite con la misma zona de los antiguos Galaxy), dicho altavoz no ofrece demasiada potencia; y posee una calidad de sonido decepcionante.

A la altura de lo esperado en potencia

Samsung Galaxy A10

Mi experiencia con el Samsung Galaxy A10 no ha sido mala ya que, a tenor de la gama a la que se dirige el teléfono, ya imaginaba que no ofrecería grandes alardes. Así ha sido: justo en juegos, con cierta lentitud en el arranque de apps y con lapsos de hasta un par de segundos en abrir la cámara. Eso sí, una vez ejecutadas las apps no hay demasiado problema: el móvil se comporta de manera decente. Incluso arranca PUBG en calidad media, todo un logro; por más que el juego pegue algún que otro salto, detalle que he experimentado con otros títulos menos exigentes, como Mario Kart.

Samsung Galaxy A10

Samsung realiza varios sacrificios para contener el coste del Galaxy A10. El rendimiento del procesador es justo, también su GPU; la memoria RAM y el almacenamiento son muy contenidos (2/32 GB); el teléfono ofrece memoria SD en una bandeja triple, por lo que no hay que sacrificar la doble SIM para expandir el almacenamiento (bien, Samsung); dispone de radio FM, otro acierto; y se lleva un revés ya que el Galaxy A10 carece de escáner de huella dactilar, algo extraño en un segmento de precio donde la mayoría de la competencia sí coloca el lector. Además, hace uso del micro USB en lugar del USB C.

Samsung Galaxy A10

Una vez detallados los puntos fuertes y más débiles, enfrentemos el Samsung Galaxy A10 contra la pesadilla de los procesadores: los benchmarks. Hemos elegido AnTuTu y Geekbench 4.

SAMSUNG GALAXY A10

MOTO E6 PLUS

REDMI 6A

REDMI 7A

LG K40

NOKIA 3.1 PLUS

MOTO G6 PLAY

PROCESADOR

Exynos 7884

Helio P22

Helio A22

Snapdragon 439

Helio P22

Helio P22

Snapdragon 430

RAM

2 GB

2 GB

2 GB

2 GB

2 GB

3 GB

3 GB

ANTUTU

108.287

76.697

63.219

74.187

75.450

68.383

57.547

GEEKBENCH (SINGLE/MULTI)

1.167 / 3.609

830 / 3.587

801 / 2.321

839 / 2.961

753 / 3.350

833 / 3.516

632 / 2.282

Samsung Galaxy A10

Dado que es un Samsung, cualquiera que haya tenido un móvil de la marca ya sabe lo que le espera en términos de software: el Galaxy A10 dispone de la capa personalizada One UI, una capa que resulta pesada y que termina lastrando el desempeño del teléfono. Samsung recorta la capa en bastantes puntos, como en la ausencia de todo lo relacionado con Bixby (no está el asistente, tampoco Bixby Home). Samsung Pay también se cae del abanico de posibilidades (el móvil tiene NFC, por lo que es apto para Google Pay, por ejemplo), precio a pagar por uno de los móviles más baratos de la marca. Y de momento no hay actualización a Android 10: Samsung asegura que la recibirá en mayo de 2020.

Samsung Galaxy A10

Hasta ahora el análisis ha caminado por la línea de la excesiva contención para ajustar el precio, por lo que ahora toca una excelente noticia: la autonomía del Samsung Galaxy A10 es sobresaliente. Cuesta mucho agotarle la batería al teléfono, incluso en circunstancias de uso abusivo. Las ocho horas de pantalla con dos días de utilización han sido la media; aguantando muy bien en con la pantalla apagada ya que el consumo en 'stand by' es mínimo. Cuando sí consume es durante juegos como PUBG: exprimir el rendimiento gráfico quema muchos mAh; algo que tampoco resulta demasiado extraño.

No es un teléfono para fotografiar de noche

Samsung Galaxy A10

Samsung sacó al mercado el Galaxy A10 manteniendo un solo sensor para cada cámara, algo que a estas alturas resulta extraño hasta para la gama más baja de teléfonos. No obstante, el rendimiento fotográfico es más que decente con buena iluminación: las fotos salen con suficiente detalle, el enfoque es bastante rápido, aplica bokeh automático a los fondos, el detalle en escenas bien iluminadas es alto. Pero cuando cae la luz, y esta deja de ser uniforme, el sensor pasa a convertirse en un pintor de acuarela sin que por ello se quede sin salvar el instante.

Samsung Galaxy A10

La aplicación de cámara es la habitual de Samsung: incluye distintos modos de disparo, ofrece filtros en tiempo real, no se escapa el modo profesional (demasiado limitado) y tampoco el panorámico. Más allá de aquí la app queda recortada, tanto en prestaciones de disparo como en opciones lúdicas. Sí incluye un zoom 2x digital al lado del botón de disparar, zoom que se aprovecha del objetivo panorámico de la cámara trasera para recortar la escena acercando lo retratado. Con este zoom se pierde detalle, como es lógico; y llega a los 4x.

Samsung Galaxy A10 Con buena iluminación, y siempre que esta sea uniforme, el sensor logra capturar con mucho nivel de detalle, especialmente en el primer plano
Samsung Galaxy A10 De noche el rendimiento de la cámara baja mucho. Al procesado le cuesta mantener el rango dinámico y la escena puede quedar algo difusa
Samsung Galaxy A10 Muestra El Samsung Galaxy A10 carece de modo retrato por más que el sensor trasero aplique cierto bokeh al fondo. Aquí se aprecian las carencias del HDR: el rango dinámico es pobre
Samsung Galaxy A10 La cámara delantera no hace malos selfies siempre que exista iluminación uniforme (es la tónica general del Galaxy A10). El nivel de detalle no es malo pese a que se aprecian acuarelas en los fondos, también haciendo algo de zoom en el primer plano

A continuación tienes una galería de fotografías tomadas con el Samsung Galaxy A10 en todas las condiciones.

El rango dinámico de la cámara es muy mejorable, también el HDR automático: cuesta que equilibre adecuadamente los contrastes. A menudo tiende a una cierta sobrexposición, por lo que fuerza la ISO cuando las circunstancias lumínicas bajan; obteniendo a cambio una notable cantidad de acuarelas, incluso en los primeros planos. Por lo general los selfies son aceptables, tanto con la cámara trasera como con la trasera; por más que la frontal ofrezca un menor nivel de detalle.

En el campo del vídeo el Samsung Galaxy A10 mantiene un desempeño sin alardes, todo con una resolución máxima de 1080p. Peca de falta de estabilización (ni OIS ni EIS), el balance de blancos es adecuado, mantiene fidelidad con los colores y el autoenfoque se comporta de forma estable. Dada la calidad del teléfono los vídeos son bastante aceptables.

Samsung Galaxy A10, la opinión de Xataka Android

Samsung Galaxy A10

Es un teléfono que ya lleva algo de tiempo en el mercado, esto pesa en la economía del dispositivo. Perfecto para quienes buscan una pantalla grande sin que el precio ascienda en consonancia; por más que se pierda cierta nitidez por el camino, también el uso de un panel AMOLED (el Galaxy A10 apuesta por el IPS LCD). Aun así, no es una pantalla que se vea mal, tampoco el desempeño es malo a pesar de que la economía del procesador, y las exigencias de la capa, le pasen factura.

Samsung Galaxy A10

Lo mejor es la autonomía: en este punto es sobresaliente. Tampoco la cámara es mala por más que tenga sus carencias, igual que el sonido: es un buen teléfono para usarlo con auriculares. Además, ni pierde el jack de 3,5 mm ni la radio FM, tampoco el NFC. Por contra, se echa muy en falta un lector de huellas dactilares, sorprende mucho que Samsung no lo haya querido incluir.

Samsung Galaxy A10

El Samsung Galaxy A10 es un móvil para quien desea un teléfono que aguante el trote diario. Tiene autonomía para horas de WhatsApp, también para redes sociales. Y sus materiales hacen que no haya que preocuparse mucho por sus cuidados: el plástico soporta bien el uso por más que sea fácil de arañar. Y facilita el agarre, algo que no puede decir el cristal.

7.6

Diseño7,75
Pantalla7,5
Rendimiento6,75
Cámara7,25
Software7,75
Autonomía8,75

A favor

  • Autonomía sobresaliente.
  • Pantalla grande y bien aprovechada.
  • Jack de auriculares y radio FM.

En contra

  • Rendimiento algo bajo.
  • Con micro USB.
  • Sin lector de huellas.

Samsung A10 Black 6.2" 2gb/32gb + Micro SD 32gb Dual Sim

Samsung A10 Black 6.2" 2gb/32gb + Micro SD 32gb Dual Sim

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios