Publicidad

Samsung Galaxy S10e, primeras impresiones: pequeño pero matón
Análisis

Samsung Galaxy S10e, primeras impresiones: pequeño pero matón

Publicidad

Publicidad

La familia Galaxy S10 ya es oficial y este año es más numerosa que nunca. Además de los ya clásicos Galaxy S10 y Galaxy S10+, esta generación llega con un tercer modelo al que han bautizado Samsung Galaxy S10e, la versión que nos ocupa en estas primeras impresiones.

Una de las particularidades del Galaxy S10e es su tamaño, más compacto que el de los otros dos modelos. Además, es algo más básico en dos apartados: cámara y lector de huellas. En lo demás, el Galaxy S10e no tiene casi nada que envidiar a sus hermanos mayores. Así ha sido nuestra toma de contacto con el pequeñín de la serie Galaxy S10.

Ficha técnica del Samsung Galaxy S10e

Samsung Galaxy S10e
Dimensiones y peso 142,2 x 69,9 x 7,9 mm, 150 gramos
Pantalla 5,8" Dynamic AMOLED FullHD+ 19:9
Procesador Ocho núcleos, 8 nm
RAM 6 / 8 GB
Almacenamiento 128 / 256 GB (hasta 512 GB con microSD)
Sistema operativo Android Pie + One UI
Cámaras traseras Dual Pixel 12 MP OIS (gran angular, 5/1.5, f/2.4)
Cámaras frontales Dual Pixel 10 MP AF f/1.9
Batería 3.100 mAh con carga rápida inalámbrica y carga inversa
Sensores Acelerómetro, barómetro, giroscopio, brújula, proximidad, RGB
Seguridad Lector de huellas capacitivo +
Reconocimiento facial 2D
Conectividad LTE Cat. 20
Precio Desde 759 euros

El tamaño perfecto sin renunciar a la experiencia visual

Samsung Galaxy S10 Familia 02 De izquierda a derecha: Galaxy S10+, Galaxy S10 y S10e

Viendo los tres S10 juntos, el Galaxy S10e destaca por ser el más compacto de todos, sensación que se potencia todavía más cuando lo cogemos. En mano se siente muy cómodo y, sobre todo, ligero. Pesa tan solo 150 gramos, 13 gramos menos que el Galaxy S9, con el que comparte tamaño de pantalla; 5,8 pulgadas en diagonal, que no está nada mal para tener una buena experiencia visual.

El agujero de la pantalla luce mucho mejor de lo esperado al natural. No sobresale nada y al estar en una esquina no es tan intrusivo como el notch.

En la parte frontal, el elemento más destacado es el agujero de la pantalla donde se ha colocado la cámara frontal (sólo una, como en el S10). En los primeros renders filtrados, esta solución parecía bastante tosca, pero he de decir que al natural mejora muchísimo. La cámara queda perfectamente integrada en el panel, sin sobresalir lo más mínimo, y el hecho de que esté en una esquina hace que la solución sea mucho menos intrusiva que el notch.

Samsung Galaxy S10 Familia 10

Gracias a este detalle, el marco superior se elimina, quedando con la misma anchura que los laterales. Lo malo es que seguimos teniendo marco inferior. Muy fino, eso sí, pero habría sido todo un golpe sobre la mesa que hubieran conseguido eliminarlo del todo. Igual al año que viene...

En la parte trasera tenemos otro de los cambios con respecto a los S10 y S10+, y es que la cámara es doble y no triple, aunque de esto hablaremos después. El módulo de las lentes se ha colocado en horizontal y es algo menos tosco que en los otros dos modelos ya que es más pequeño. Además en modelos claros como el amarillo, el fondo se ha pintado de un tono similar que ayuda a que no quede tan 'pegote'. Hablando del modelo amarillo (o Canary yellow, como lo llama Samsung), es exclusivo del Galaxy S10e y le da un toque muy desenfadado que no pasa desapercibido.

Samsung Galaxy S10e 02

En la trasera no tenemos nada más que la cámara y el logo de Samsung, ni rastro del lector de huellas, tampoco en el frontal. Lamentablemente este modelo no lleva el lector bajo la pantalla, sino en el lateral, una solución muy estilo Sony. Durante la prueba pudimos configurar nuestra huella y comprobamos que ofrece un buen rendimiento; el proceso de configuración es rápido y no nos dio ningún problema de reconocimiento. Lo malo es que está colocado demasiado arriba y no donde el pulgar reposa de forma natural. Aquí el desbloqueo facial podría ser un buen aliado.

El lector de huellas bajo la pantalla se reserva para los modelos superiores. El S10e lo integra en el lateral.

Volviendo a la pantalla, decíamos que mide 5,8 pulgadas en diagonal, como el S9 del año pasado. Igual que sus hermanos, cuenta con la nueva tecnología Dynamic AMOLED, pero aquí nos encontramos con el primer recorte y es que la resolución es FullHD+ y no QHD+. Sin embargo, en la prueba no notamos diferencia en términos de nitidez, reproducción del color o brillo. Donde sí hay diferencia es en la curva lateral que desaparece en este modelo, dando paso a una pantalla totalmente plana.

Dos cámaras que apuestan por el angular

Samsung Galaxy S10e

Con los Galaxy S10 y S10+, Samsung integra tres lentes que cubren todo el rango desde gran angular a tele (2x), pero en el S10e sólo tenemos dos cámaras traseras. Sin embargo, a diferencia de la anterior generación donde la segunda lente se encargaba de hacer zoom, en este caso Samsung se ha centrado en el angular.

Sobre el papel tenemos una cámara principal de 12 megapíxeles, con tecnología Dual Pixel, estabilizador óptico y apertura variable f/1.5-2.4. La segunda lente es ultra gran angular, con apertura f/2.2 y enfoque fijo. En la parte delantera cuenta con una cámara de 10 megapíxeles, con apertura f/1.9, tecnología Dual Pixel y enfoque automático.

La cámara principal tiene la misma configuración que la de los S10 y S10+, pero en este caso sólo tenemos una lente secundaria con lente super gran angular.

La cámara principal tiene la misma configuración que la que integran los S10 y S10+, que a su vez es muy similar a lo que estrenaron el año pasado con los S9. Durante la prueba sólo pudimos poner a prueba la cámara del S10+, pero teniendo en cuenta que comparten sensor principal, esperamos que los resultados vayan en la misma línea. Comentar también que incluye el modo de enfoque dinámico, modo profesional, detección automática de escenas y Super Steady Video.

El mismo músculo con algunos recortes

Samsung Galaxy S10e

Ya hemos visto que el S10e rebaja sus características en puntos como la resolución de pantalla o las cámaras, pero no sucede lo mismo con el procesador. El pequeñín de la familia cuenta con el mismo chip, un Exynos 9820 de 8 nanómetros que promete más eficiencia energética.

En el lado de la memoria sí hay cambios. El modelo base cuenta con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento, mientras que el más avanzado sube a 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad. Ambos son ampliables con MicroSD de hasta 512 GB. En la batería siguen los recortes, aunque aquí es más comprensible ya que se trata del más compacto. 3.100 mAh parecen algo justos, aunque con el panel FullHD esperamos que la experiencia sea buena. En el análisis a fondo veremos más en detalle la autonomía y también la potencia.

El Galaxy S10e lleva el mismo procesador y llega hasta los 8 GB de RAM. Donde sí hay recortes es en batería, que se queda en 3.100 mAh.

Pero aunque tenga una batería más reducida, no deja de lado el soporte para carga inalámbrica inversa, un sistema con el que se podrán cargar otros dispositivos reposándolos en la trasera del móvil (aunque con 3.100 mAh mejor usarlo para accesorios como los Galaxy Buds). También cuenta con soporte para WiFi 6 y se conecta a redes LTE Gigabit.

Samsung Galaxy S10e: la opinión de Xataka Android

Samsung Galaxy S10 Familia

El Galaxy S10e es la verdadera novedad de la gama alta de Samsung. Por primera vez, la compañía nos trae un tercer dispositivo en su línea Galaxy S, y lo hacen apostando por un tamaño más compacto y** características algo recortadas en algunos apartados, pero que mantienen un nivel digno de la gama alta.**

El tamaño es lo que más destaca, sobre todo al compararlo con los otros dos modelos. El S10e es un móvil cómodo y muy ligero, tanto que la primera vez que lo coges sorprende lo poco que pesa. Pero a pesar de ser el pequeño de la familia, no renuncia al mismo estilo de diseño con ese frontal tan despejado, el agujero en pantalla y unos acabados excelentes. Además, el hecho de contar con pantalla plana y no curva puede ser una ventaja más que un inconveniente ya que es más difícil pulsar en una esquina sin querer.

A pesar de los recortes, el S10e tiene papeletas para convertirse en el S10 más interesante. No tiene todas las novedades, pero sí las suficientes y un precio más atractivo.

La pantalla también cumple con nota pese a ser FullHD+ y monta el mismo procesador que los S10, sumando incluso la carga inalámbrica inversa o el soporte para WiFi 6. Entonces ¿dónde está la trampa? Como ya hemos visto, hay concesiones en puntos como la resolución de pantalla, la ausencia de cámara triple o el lector de huellas, que pasa al lateral (y no está muy bien colocado). Pese a todo, el S10e tiene muchas papeletas para convertirse en el S10 más interesante. No tiene todas las novedades, pero tiene las suficientes y un precio mucho más atractivo.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir